Los fotógrafos españoles del concurso Wildlife Photographer of the Year 2018

Te mostramos las mejores fotos de naturaleza "Made in Spain" galardonadas en el último certamen organizado por el Museo de Historia Natural de Londres

1 / 17
Cama de focas

1 / 17

Cama de focas

Fotografía ganadora en la categoría: Animals in their Environment

El mar estaba relativamente tranquilo cuando Cristóbal lanzó su dron desde un pequeño bote en el Canal Errera de la Península Antártica. Elevándose sobre el mar, el dron reveló un pequeño témpano de hielo que se derramaba sobre las focas cangrejeras. Parte del hielo estaba salpicado de rojo por sus excrementos: los restos digeridos de su comida favorita, el krill. Las focas cangrejeras son gregarias y, si el espacio lo permite, se agruparán en cientos de témpanos de hielo. Las focas dependen del hielo: descansan y se reproducen sobre él, pero también se alimentan del krill que se refugia debajo. 

DJI Phantom 4 Pro Plus; 8.8–24mm (35mm-format equiv); f2.8–11 lens; 1/200 sec at f5.6; ISO 100

Foto: Cristobal Serrano / Wildlife Photographer of the Year 2018

Capa de seda

2 / 17

Capa de seda

Fotografía ganadora de una mención de honor en la categoría: Behaviours Invertebrates

Envuelta como una cortina en una casa encantada, la amplia tela de seda cubría un gran arbusto de escoba. Espolvoreado con polen amarillo de alcornoques estaba lleno de las diminutas formas que lo crearon: las arañas rojas. "Nunca había visto tantas en un solo lugar, posiblemente millones", comenta el autor de la imagen.

Canon EOS 5D Mark III + 100mm f2.8 lens; 1/250 sec at f16; ISO 1250; Tripod

Foto: Andrés Miguel Domínguez / Wildlife Photographer of the Year 2018

Kuhirwa llora a su bebé

3 / 17

Kuhirwa llora a su bebé

Fotografía ganadora en la categoría: Behaviours Mammals

Kuhirwa, una joven gorila de montaña, no renunciaría a su bebé muerto. Inicialmente acurrucó y arregló el pequeño cadáver, llevándolo a cuestas como las otras madres. Semanas más tarde, comenzó a comer lo que quedaba de él. Forzado por la poca luz a trabajar con una amplia apertura del objetivo y una estrecha profundidad de campo, Ricardo Núñez se concentró en el cuerpo de la cría en lugar de en la cara de Kuhirwa.

Desde elefantes que acarician los huesos de miembros de la familia fallecidos hasta delfines que tratan de mantener a flote a sus compañeros muertos, hay grandes evidencias que demuestra que los animales expresan el dolor de manera visible. Así, las acciones iniciales de Kuhirwa pueden interpretarse como luto, su comportamiento muestra el dolor de una madre que ha perdido a su hijo.

Nikon D610 + 70–300mm f4.5–5.6 lens at185mm; 1/750 sec at f5; ISO 2200

 

Foto: Ricardo Núñez Montero / Wildlife Photographer of the Year 2018

Mundo pequeño

4 / 17

Mundo pequeño

Fotografía ganadora de una mención de honor en la categoría: 11–14 Years Old

Al crecer en el bajo muro de piedra de una casa, este mineral de pirolusita lucía "como dibujos orientales sobre papel de arroz", dice Carlos. Algunos parecían árboles, otros montañas. Agachándose para capturar la escena, esperó media hora a que esta mariquita se acercara. Para Carlos, la imagen "muestra la belleza de lugares pequeños y comunes cuando te paras a mirar de cerca".

El dióxido de manganeso, también conocido como pirolusita, es un mineral que se forma comúnmente cuando el agua se filtra a través de las grietas de las rocas sedimentarias. Una mirada más cercana revela las diminutas fisuras de las que emana el mineral, extendiéndose en un patrón que se repite múltiples veces. 

Nikon D700 + 105mm f2.8 lens; 1/60 sec at f20; ISO 1600

Foto: Carlos Perez Naval / Wildlife Photographer of the Year 2018

Pato de los sueños

5 / 17

Pato de los sueños

Fotografía ganadora de una mención de honor en la categoría: 11–14 Years Old

Una mañana temprano, durante sus vacaciones de Semana Santa, Carlos se bajó de un costado del bote y se instaló en una escondite flotante; era el lugar perfecto para observar especies de aves del Ártico. Cuando amanecía, docenas de patos havelda emergieron, y cuando la luz se reflejó en el agua, Carlos capturó este retrato de uno dormitando. El mar de Barents alberga una de las mayores concentraciones de aves marinas del mundo, incluido el pato havelda. Este macho aún tiene su plumaje de invierno, una versión menos vibrante de sus colores veraniegos. Se piensa que su apariencia principalmente blanca podría ayudar a reducir la agresión entre los machos, que tienden a vivir juntos en grandes bandadas durante el invierno.

Nikon D7100 + 200–400mm f4 lens at 400mm; 1/320 sec at f4; ISO 1000

Foto: Carlos Perez Naval / Wildlife Photographer of the Year 2018

Un bosque en el árbol

6 / 17

Un bosque en el árbol

Fotografía ganadora de una mención de honor en la categoría: Plants & Fungi

Enormes ramas colgaban inquietantemente en la niebla del bosque, y de entre ellas había una que colgaba de un árbol de tilo. "Con helechos creciendo", dice Antonio, "era como un bosque dentro de un bosque". La brisa agitó la niebla, frustrando el deseo de Antonio por un fondo uniformemente intenso. Pero luego cayó, y su composición, simple, destacó contra el blanco puro. El poderoso tilo puede alcanzar más de 40 metros de altura, y solo crece en Madeira y las Islas Canarias. La mayor parte del bosque en miniatura en esta rama corresponde con un helecho que al igual que otras plantas epífitas, toma agua y nutrientes del aire, la lluvia o restos de plantas, y depende de la rama como apoyo. 

Nikon D810 + Nikon 70–200mm f2.8 lens at 185mm; 1/20 sec at f10; ISO 250; Benro tripod + Arca-Swiss head

Foto: Antonio-Fernandez / Wildlife Photographer of the Year 2018

La piscina helada

7 / 17

La piscina helada

Fotografía ganadora en la categoría: Creative Visions

"Los seres humanos han tratado de dominar el arte de la escultura, pero los icebergs nos muestran que no podemos competir con el gran diseño de la naturaleza", explica Cristóbal. Para revelar la belleza de esta espectacular talla de hielo, usó un dron silencioso el cual voló en alto para no molestar a las focas cangrejeras. El mirador aéreo mostraba una piscina en forma de corazón en el centro del iceberg. Las focas cangrejeras se alimentan principalmente desde el atardecer hasta el amanecer, arrastrándose hacia el hielo alrededor de la mitad del día para descansar. El área azul clara en esta imagen es donde el iceberg se ha derretido debajo de la línea de agua, creando una piscina pequeña y poco profunda, que contrasta con el océano profundo y oscuro.

DJI Phantom 4 Pro Plus + 8.8–24mm (35mm-format equiv) f2.8–11 lens; 1/120 sec at f4.5; ISO 100

Foto: Cristobal Serrano / Wildlife Photographer of the Year 2018

Madre defensora

8 / 17

Madre defensora

Wildlife Photographer Portfolio Award

Javier encontró a este membrácido en la cocina del albergue forestal donde se alojaba. Intentó capturar la escena durante varios días, pero la lluvia constante fue un desafío. Finalmente, logró crear este retrato conmovedor de una madre que custodiaba a sus crías en la parte inferior de un tallo realzado por el brillo azul del cielo de fondo. La proyección espinosa en la espalda del membrácido se llama casco, y se utiliza para disuadir a los depredadores. Esta pequeña hembra, de alrededor de un centímetro de largo, torcerá su cuerpo para orientar su espina dorsal hacia cualquier atacante. Una vez que sus huevos eclosionen, se desarrollaran a lo largo de 5 etapas de ninfa antes de convertirse en adultos, durante las cuales la devota madre cuidará de su descendencia en todo momento.

Nikon D810 + 60mm f2.8 lens; 1/5 sec at f32; ISO 500; Quadralite Reporter flash; Sirui tripod + Uniqball head

Foto: Javier Aznar González de Rueda / Wildlife Photographer of the Year 2018

Pequeña gran cabeza

9 / 17

Pequeña gran cabeza

Wildlife Photographer Portfolio Award

Javier encontró a tan solo dos ejemplares de esta especie de membrácido durante los tres meses que pasó buscándolos. El primero voló antes de que pudiera fotografiarlo. Teniendo mucho cuidado de no asustar a este pequeño insecto, capturó su retrato de frente. 

Casi todos los membrácidos tienen estructuras ampliadas conocidas como cascos, que se desarrollan de forma similar a alas en la parte frontal del tórax y luego se fusionan sobre el cuerpo. Estos a menudo los camuflan como espinas u hojas para que coincidan con sus plantas huésped. Esta quizá imita a una hormiga para disuadir a los depredadores; o quizá simplemente transmite el mensaje de que será difícil de tragar.

Canon EOS 70D + 65mm f2.8 lens; 1/200 sec at f7.1; ISO 100; Yongnuo + Quadralite Reporter flashes; Sirui tripod + Uniqball head

 

Foto: Javier Aznar González de Rueda / Wildlife Photographer of the Year 2018

Abeja en guardia

10 / 17

Abeja en guardia

Wildlife Photographer Portfolio Award

Javier sabía que las hormigas que protegían a las ninfas de los membrácidos, pero nunca había visto a una abeja haciéndolo. Le tomó varios días regresar al mismo lugar para encontrar esta imagen, una abeja sin aguijón batiendo sus alas y las ninfas alineadas de manera segura debajo. Además de batir sus alas, las abejas sin aguijón vuelan sobre los juveniles membrácidos:  a cambio beben las gotas nutritivas gotas de miel producidas por las ninfas.

Canon EOS 5D Mark II + 65mm f2.8 lens; 1/160 sec at f13; ISO 800; Yongnuo + Nikon flashes; Sirui tripod + Uniqball head

Foto: Javier Aznar González de Rueda / Wildlife Photographer of the Year 2018

Una extraña pareja

11 / 17

Una extraña pareja

Wildlife Photographer Portfolio Award

Mientras observaba la relación entre los membráceos y las hormigas, Javier notó que "una hormiga individual cuidaría de un membráceo en particular". "Me tomó días capturar la cabeza de la hormiga y el 'treehopper' alineados en el mismo plano", dice.

El membráceo está a la derecha de esta imagen, y la hormiga a la izquierda. Con solo tres milímetros de largo, con un casco distintivo a lo largo de su tórax, el membráceo recluta la ayuda de la hormiga y sus mandíbulas para descartar cualquier amenaza. Para mayor protección, el membráceo pone una fuerte secreción sobre su preciosa nidada de huevos.

Canon EOS 5D Mark II + 65mm f2.8 lens; 1/100 sec at f10; ISO 640; Yongnuo + Nikon flashes; Sirui tripod + Uniqball head

 

Foto: Javier Aznar González de Rueda / Wildlife Photographer of the Year 2018

Visión nocturna

12 / 17

Visión nocturna

Fotografía ganadora de una mención de honor en la categoría: Behaviours Invertebrates

A pesar de una noche larga y agotadora en el bosque, Javier no pudo resistirse a detenerse para fotografiar "un comportamiento que nunca había visto antes", explica. Utilizando una pequeña apertura y un flash para maximizar la cantidad de luz enfocada, y difusores para suavizar la luz, capturó a este atento opilión que vigilaba su preciada puesta. Protegiendo sus huevos, este opilión forma parte de un grupo amplio y diverso estrechamente relacionado con las arañas, que cuenta con más de 6. 500 especies en todo el mundo. Algunas especies como esta invierten en el cuidado parental, protegiendo sus huevos y crías contra los depredadores. Un ácaro rojo que hace autostop se aferra a una de las piernas de este padre.

 

Foto: Javier Aznar González de Rueda / Wildlife Photographer of the Year 2018

Relaciones en el bosque

13 / 17

Relaciones en el bosque

Wildlife Photographer Portfolio Award

Javier estaba fascinado por el comportamiento de los insectos que vio aquí. Las hembras de los membrácidos cuidaban sus huevos, mientras que a su vez estaban protegidas por hormigas. Fue un desafío capturar la acción de estos pequeños animales en medio de un bosque denso, por lo que Javier eligió un ángulo amplio para revelar a estos seres en miniatura absortos en los deberes de su pequeño mundo.Las hembras de los membrácidos escudan físicamente sus huevos, mientras que las hormigas las protegen desde la distancia. Las hormigas protegen a los jóvenes a cambio de poder beber la savia dulce que excretan. No es inusual encontrar hembras que cuidan los huevos cerca unas de otras, quizás porque las ninfas más jóvenes producen más savia, lo que atrae a más hormigas guardianas.

Nikon D810 + Tokina 10–17mm f3.5–4.5 lens at 16mm; 1/15 sec at f32; ISO 800; Yongnuo flash; Sirui tripod + Uniqball head

Foto: Javier Aznar González de Rueda / Wildlife Photographer of the Year 2018

Azúcar en el grifo

14 / 17

Azúcar en el grifo

Wildlife Photographer Portfolio Award

Javier tardó varios días en capturar este preciso momento. "Cuando la abeja tocó a una ninfa en la parte posterior del abdomen con sus antenas", explica, "la ninfa  liberó una gota de miel, que la abeja rápidamente absorbió". El comportamiento rara vez se ha observado con tanto detalle". 

Los membrácidos juveniles, se alimentan de la savia azucarada de las plantas y expulsan cualquier exceso por los extremos de su abdomen en forma de un líquido dulce. Esta secreción rica en carbohidratos atrae a las abejas sin aguijón, quienes a cambio de su sustento los protegen de los depredadores. También reducen el riesgo de ataque de hongos al limpiar el exceso de miel. 

Canon EOS 5D Mark II + 65mm f2.8 lens; 1/160 sec at f14; ISO 640; Yongnuo + Nikon flashes; Sirui tripod + Uniqball head

Foto: Javier Aznar González de Rueda / Wildlife Photographer of the Year 2018

El payaso triste

15 / 17

El payaso triste

Fotografía ganadora en la categoría: Wildlife Photojournalism

Timbul, un macaco de cola larga, se lleva la mano a la cara para tratar de aliviar la incomodidad de su máscara mientras se entrena para ponerse de pie para un espectáculo callejero. Lugares como este son comunes en Indonesia, y Joan pasó mucho tiempo ganándose la confianza de los dueños de los monos. "No son malas personas", dice. La mayoría está ganando dinero para enviar a sus hijos a la escuela. Los macacos como Timbul viven en condiciones terribles, privados de las relaciones sociales que necesitan para prosperar. Trabajan muchas horas, bailando y montando bicicletas, movimientos que son antinaturales e incómodos para ellos. Diversas organizaciones para la protección de los animales están trabajando para hacer cumplir la legislación que hace que sea ilegal sacar a los monos jóvenes de la naturaleza o comerciar con ellos sin permiso.

Nikon D810 + 24–70mm f2.8 lens; 1/250 sec at f2.8; ISO 100; Speedlight SB-800 flash

Foto: Joan de la Malla / Wildlife Photographer of the Year 2018

Efímeras desorientadas

16 / 17

Efímeras desorientadas

Fotografía ganadora de una mención de honor en la categoría: Urban Wildlife

A medida que caía el atardecer sobre el río Ebro, una espesa nube de efímeras caía sobre el puente. Desorientados por las luces deslumbrantes, los insectos lo habían confundido con agua, poniendo sus huevos en el asfalto oscuro. José solo tuvo unos minutos para documentar este fenómeno antes de que se aclarara el aire: una alfombra de huevos condenados y cuerpos desperdiciados habían quedado atrás.

Después de salir de sus cascos, las efímeras hembra solo disponen de unas horas para poner sus huevos antes de morir. Las luces del puente probablemente alteraron su navegación y, si bien el fenómeno puede ser un espectáculo para los turistas, para ellas el efecto de la luz artificial tiene consecuencias devastadoras.

Nikon D4 + 24–70mm f2.8 lens; 1/125 sec at f4; ISO 1600; Nikon SB-800 flash

Foto: Jose Manuel Grandío / Wildlife Photographer of the Year 2018

Barrido de viento

17 / 17

Barrido de viento

Fotografía ganadora en la categoría: Earth´s Environment

En la cima de la duna, el autor de la fotografía se enfrentó a un trío de elementos climáticos: un fuerte viento del noreste, un cálido sol de tarde y una densa niebla marina. Utilizando la cresta de arena afilada frente a él como punto focal, mantuvo el barrido de dunas a su derecha en el  foco, dejando el lejano paisaje costero escondido detrás de una cortina de niebla: un misterio. Una mezcla de niebla y sol no es inusual en la Costa de los Esqueletos. Los vientos frescos de la corriente de Benguela, una corriente oceánica que fluye hacia el norte, se mezclan con el clima árido del desierto de Namib para crear una espesa niebla. La humedad de esta niebla se derrama tierra adentro y es vital para la supervivencia de muchas plantas e insectos.

Canon EOS 5D Mark III + 70–200mm f2.8 lens at 110mm; 1/500 sec at f11; ISO 100

Foto: Orlando Fernandez Miranda / Wildlife Photographer of the Year 2018

Cama de focas

Los fotógrafos españoles del concurso Wildlife Photographer of the Year 2018

La labor de nueve fotógrafos españoles ha sido reconocida por sus excelentes imágenes en varias de las categorías de uno de los concursos de fotografía de naturaleza más prestigiosos de la actualidad.

Si quieres ver todas las fotografías ganadoras entra aquí.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?