Distintos ojos de animales, un mismo diseño

No todos los ojos son iguales, ni siquiera en el mismo animal

1 / 16

1 / 16

Conversión de la luz

Las células fotorreceptoras de la retina convierten los fotones en señales eléctricas que son enviadas al cerebro a través del nervio óptico.

Jason Treat, NGM. Fuente: Dan-Eric Nilsson, Universidad de Lund, Suecia.

2 / 16

Cálao terrestre sureño (Bucorvus leadbeateri)

3 / 16

Humano (Homo sapiens)

4 / 16

Gecko cola de hoja (Uroplatus sikorae)

5 / 16

Lince rojo (Lynx rufus)

6 / 16

Camaleón pantera (Furcifer pardalis)

7 / 16

Loro yaco (Psittacus erithacus)

8 / 16

Boa común (Boa constrictor imperator)

9 / 16

Guacamayo macao (Ara macao)

10 / 16

Lori de cocotero de las Molucas (Trichoglossus haematodus haematodus)

11 / 16

Gecko gárgola (Rhacodactylus auriculatus)

12 / 16

Rinoceronte blanco (Ceratotherium simum)

13 / 16

Rana arborícola de ojos rojos (Agalychnis callidryas)

14 / 16

Avestruz común (Struthio camelus)

15 / 16

Rana arborícola verde de Australia (Litoria caerulea)

16 / 16

Pitón verde arborícola (Morelia viridis)

ojos copia 4

Distintos ojos de animales, un mismo diseño

Los ojos de los vertebrados que aquí se muestran son siempre variaciones de un mismo diseño básico que funciona de manera muy similar a una cámara fotográfica. La córnea y la lente enfocan la luz entrante sobre las células fotorreceptoras de la retina. Estas células convierten los fotones en señales eléctricas, que son enviadas al cerebro a través del nervio óptico. Y sin embargo son todos completamente distintos en forma y tamaño. Geniales adaptaciones al medio natural en el que vive cada especie.

El propio Darwin, en El origen de las especies, parecía confuso sobre este órgano. "Parece absurdo de todo punto suponer que el ojo, con todas sus inimitables disposiciones pudo haberse formado por selección natural" escribió . Sin embargo posteriormente solventaría el dilema con la siguiente frase: "la razón me dice que si puede demostrarse que existen numerosas gradaciones desde un ojo sencillo e imperfecto a un ojo complejo y perfecto, siendo útil cada grado al animal que lo posea, entonces la dificultad de creer que un ojo complejo y perfecto pudo formarse por selección natural, aunque insuperable para nuestra imaginación, no sería considerada como destructora de nuestra teoría".

En definitiva, un órgano único y fantástico diferente en cada animal. ¡No te pierdas las fotos de ojos muy de cerca!

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?