El caqui y el sexo

Las plantas llamadas 'dioicas' son aquella que cuentan con individuos macho e individuos hembra

Hembras, machos... y hermafroditas

Hembras, machos... y hermafroditas

La cuestión del sexo en el caso de los caquis es un asunto complejo: los árboles femeninos dan fruto, los masculinos no, y en algunos casos (concretamente las especies que producen la fruta que nos comemos) son hermafroditas. 

Foto: Tal Shochat, Andrea Meislin Gallery

el-sexo-del-caqui

El sexo de los caquis es asunto complejo: los árboles femeninos dan fruto, los masculinos no, y en algunos casos (concretamente las especies que producen la fruta que nos comemos) son hermafroditas. Hasta hace poco se ignoraba qué es lo que determina el sexo en las plantas dioicas –las que tienen individuos machos e individuos hembras–, como la mayoría de los caquis, cuyos ejemplares macho producen el polen que la hembra necesita para dar frutos. Tras investigar con 150 ejemplares de una especie llamada árbol de San Andrés cultivados en Japón, un equipo científico ha aislado un gen crucial del cromosoma Y. Llamado OGI –término japonés para indicar un "árbol macho"–, este gen restringe la expresión del "gen feminizante" –MeGi, para "árbol hembra"– que limita la producción de polen. "El OGI es la bala mágica con la que el cromosoma Y abate el gen MeGI", explica el genetista Luca Comai.

¿Cuánto sabes sobre plantas?

Más información

El fascinante mundo de las plantas

En torno al 5% de las especies botánicas son dioicas, entre ellas cultivos como la espinaca, el pistacho e incluso la marihuana. Las plantas dioicas evolucionaron de forma independiente y es posible que posean sistemas de determinación sexual distintos al de los caquis. "Como científico –dice Comai–, me entusiasma descubrir cómo cada planta ha creado su propia solución al problema de la reproducción."

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?