Fritillaria delavay: la planta que se escondía de los humanos

La evolución ha llevado a esta codiciada planta por la medicina tradicional china a volverse invisible a los ojos de sus recolectores

Compártelo

Coloración de Fritillaria delavay sin presión de recolección

Coloración de Fritillaria delavay sin presión de recolección

Foto: Yang Niu

Tras compartir el mundo durante millones de años, animales y plantas han evolucionado de manera conjunta cambiando y adaptándose en base a las interacciones que se establecían entre ellos. Encontramos numerosos ejemplos en la gran especialización desarrollada por animales polinizadores para adaptarse perfectamente al tipo de planta del que obtienen sus recursos. Esta otra fascinante historia, por ejemplo, narra como algunas especies de hormigas dependen muy estrechamente de ciertas especies de plantas para sobrevivir y como a veces esta relación no es algo casual.

Ginkgo biloba, el árbol que quería ser inmortal

Más información

Ginkgo biloba, el árbol que quería ser inmortal

Hasta el momento, un área muy poco explorada en este sentido, más allá de la modificación de especies de plantas mediante la selección artificial para el cultivo, atiende a como los seres humanos han ejercido una presión selectiva capaz de inducir la evolución de algunas especies de plantas. Ahora no obstante un equipo de científicos del Instituto Botánico de Kunming y la Universidad de Exeter, acaban de presentar un trabajo en la revista Current Biology que bajo el título Commercial Harvesting Has Driven the Evolution of Camouflage in an Alpine Plant sugiere que los humanos están influyendo en la evolución de una planta llamada Fritillaria delavayi.

Fritillaria delavayi es una hierba perenne cuyas hojas varían entre el gris, el marrón y el verde; y que produce una sola flor anual después de su quinto año de vida. El bulbo de esta planta se lleva utilizado en la medicina tradicional china desde hace más de 2.000 años, y los hasta 400 euros por kilogramo que pueden llegar a pagarse en los últimos años por ella han motivado su intensa recolección.

Coloración de Fritillaria delavay con presión de recolección

Coloración de Fritillaria delavay con presión de recolección

Foto: Yang Niu

Es por ello que, según sostienen los investigadores, la evolución ha llevado a esta codiciada planta a volverse menos visible para los humanos. "Esto sugiere que los humanos están "impulsando" la evolución de esta especie hacia nuevas formas de color porque las plantas mejor camufladas tienen una mayor probabilidad de supervivencia", explica el profesor Hang Sun, del Instituto Botánico de Kunming.

Los humanos están "impulsando" la evolución de esta especie hacia nuevas formas de color porque las plantas mejor camufladas tienen una mayor probabilidad de supervivencia

"Es fascinante comprobar cómo los seres humanos pueden tener un impacto tan directo sobre biodiversidad, ya no solo en su supervivencia, si no también en su evolución" continúa el profesor del Centro de Ecología y Conservación en el campus Penryn de Exeter, Martins Stevens. "Muchas plantas parecen usar el camuflaje para esconderse y evitar que los herbívoros puedan comérselas, pero aquí vemos que su camuflaje evolucionado en respuesta a las presiones de los recolectores humanos" añade.

En su estudio, los investigadores midieron cuan cerca se hallaban las plantas las diferentes poblaciones, como variaban de color en base a su ubicación, así como cuan fáciles eran de recolectar, descubriendo que el nivel de camuflaje de las plantas con su entorno estaba correlacionado con la intensidad con las que eran recolectadas en cada zona. "Al principio pensamos, tal y como sucede con otras plantas miméticas que hemos estudiado, que la evolución del camuflaje de esta fritillaria había sido impulsada por los herbívoros, sin embargo no encontramos animales que se alimentaran de ella", explica el doctor Yang Niu, del Instituto de Botánica de Kunming. "Es entonces que nos dimos cuenta de que los humanos podrían ser la razón; estas plantas son más crípticas en poblaciones donde son muy recolectadas".

Gradación en la coloración de Fritillaria delavay

Gradación en la coloración de Fritillaria delavay

Foto: Sun et al.

El profesor Hang Sun añade: "la recolección comercial puede llegar a ser una presión selectiva mucho más potente que la propia naturaleza. Los seres humanos estamos modelando el planeta de las maneras más diversas, sin embargo esta ha sido una forma bastante inesperada de descubrir el modo en que lo estamos haciendo", sentencia.

Compártelo