Curiosidades sobre la abubilla

El característico reclamo, su llamativo penacho de plumas y su vuelo errático y ondulante convierten a la abubilla en un ave fácilmente reconocible. He aquí alguna de sus peculiaridades:

Actualizado a

Sergi Alcalde National Geographic
Sergi Alcalde

Redactor de National Geographic España. Periodista de ciencia y medio ambiente.

 

 

Penacho llamativo

Foto: Istock

1 / 7

Su penacho, su seña de identidad

Uno de los rasgos más característicos de estas aves es el llamativo penacho de color ocre con puntas negras que lucen los ejemplares de ambos sexos. Pero no siempre los muestran. Suelen desplegarlo únicamente cuando se posan, cuando se disponen a levantar el vuelo, cuando se muestran inquietas por algún motivo o cuando se preparan para el cortejo.

Más de medio millón de parejas reproductoras en España

Foto: Istock

2 / 7

Más de medio millón de parejas reproductoras en España

España cuenta con una población de entre 500.000 y 700.000 parejas reproductoras, la más importante de Europa, según datos del Atlas de las aves reproductoras de España.

Especie migratoria

Foto: Istock

3 / 7

Especie migratoria

Se trata de una especie migratoria transahariana, aunque las poblaciones más meridionales (Extremadura, Andalucía, Levante, Baleares y Canarias) pueden convertirse en residentes. Las zonas de invernada se distribuyen por todo el sur del Sáhara; sin embargo, algunos individuos más norteños no llegan a cruzar el Mediterráneo, se quedan en el sur de Europa.

El característico mal olor de la abubilla

Foto: Istock

4 / 7

El característico mal olor de la abubilla

La abubilla ha cosechado una fama de ave maloliente a la que se relaciona con la putrefacción. Existen dos teorías que lo explican: la primera está relacionada con los nidos, donde estas aves suelen almacenar importantes cantidades de heces con el fin de protegerse contra posibles depredadores. La segunda tiene que ver con unas secreciones oleosas que desprenden de una glándula situada en la base de la cola, cuyas bacterias simbiontes podrían desprender un olor putrefacto. Las hembras impregnan su cuerpo con esta secreción con frecuencia para protegerse de posibles depredadores, especialmente cuando se encuentran en época de cría.

Un pico largo y curvado

Foto: Istock

5 / 7

Un pico largo y curvado

Tienen un pico largo y ligeramente curvado, diseñado específicamente para perforar el terreno en busca de gusanos y larvas de insectos que encuentran enterrados o entre la hojarasca. Buscan alimento sondeando el suelo con el pico, como haría un ave limícola.

 

Ocupan una gran diversidad de ambientes

Foto: Istock

6 / 7

Ocupan una gran diversidad de ambientes

En España pueden encontrarse en prácticamente cualquier lugar, y es que ocupan una gran diversidad de ambientes, pero muestra preferencia por las formaciones boscosas abiertas, siempre y cuando no superen los 1.000 metros de altitud, como dehesas de encinas, alcornoques, robles, fresnos, etc.

Un pico largo y curvado. Residente en el sur de España

Foto: Istock

7 / 7

Residente en el sur de España

En España, las poblaciones de abubillas están localizadas en casi toda la Península, salvo en el Cantábrico. No obstante, son más escasas en zonas de montaña y de climas húmedos. También aparecen como residente en las islas Canarias y Baleares, e incluso se ha confirmado su presencia en Melilla.

Más Sobre...
Aves Especies