Cuando morir por la naturaleza adquiere un significado literal

Según un estudio de la Universidad de Queensland, los defensores ambientales en la primera línea del conflicto por los recursos naturales están siendo asesinados a un ritmo alarmante

Terrenos deforestados para la práctica agricola

Terrenos deforestados para la práctica agricola

Foto: iStock

Terrenos deforestados para la práctica agricola

"El número de muertes de defensores ambientales ha aumentado, así como el número de países donde ocurren", son las palabras de la doctora Nathalie Butt, investigadora de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Queensland, en Australia. Las razones de esta fatal violencia están directamente relacionadas con los conflictos relativos a recursos naturales como el agua, la madera, la tierra para la agricultura o el desarrollo; o los minerales.

"Los defensores del medio ambiente ayudan a proteger la tierra, los bosques, el agua y otros recursos naturales. Pueden ser activistas comunitarios, abogados, periodistas, miembros de movimientos sociales, personal de organizaciones no gubernamentales o pueblos indígenas; cualquiera se que resista a la violencia", explica Butt. "Y lo que es más importante, los integrantes de pueblos indígenas están muriendo en mayor número que cualquier otro grupo", añade.

El número de muertes de defensores ambientales ha aumentado, así como el número de países donde ocurren

Un tercio de todas las muertes producidas entre 2014 y 2017, más de 230, se relacionaron con los sectores de minería y los negocios agrícolas según el estudio de la Universidad de Queensland. También según un informe de la organización Global Witness, solo en 2018 fueron asesinadas 164 personas, la mayoría en Filipinas, seguida de países latinoamericanos como Colombia, Brasil, Guatemala y México. "Aunque el conflicto sobre los recursos naturales es la causa subyacente de la violencia, los análisis espaciales mostraron que en la corrupción se encuentra la clave de la causa de los asesinatos", afirma la investigadora, que añade que "a nivel mundial, el 43% de todos los asesinatos resultan en una condena, mientras que en el caso de los defensores del medio ambiente esta cifra es solo del 10%.

"En muchos casos, un estado de derecho débil significa que en muchos países no se investigan adecuadamente este tipo de delitos, y a veces son la policía o las propias autoridades del país, los principales responsables de la violencia. Por ejemplo, en Pau D'Arco, Brasil, 10 defensores de la tierra, fueron asesinados a manos de la policía" en el último año.

Las razones de esta fatal violencia están directamente relacionadas con los conflictos relativos a recursos naturales

Desde su posición como investigadora, Butt pide más transparencia y responsabilidad, tanto a las compañías multinacionales como a los gobiernos ,en relación con las muertes producidas en el ejercicio de la defensa de la naturaleza. "Es fundamental un equilibrio ecológico para la producción de alimentos y la obtención de recursos de los que todos dependemos. Estamos obligados a velar por este equilibrio, y parte de este trabajo radica en proteger a las personas que se encuentran en la primera linea del conflicto por los recursos" concluye.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?