La caza furtiva y el comercio ilegal de rinocerontes disminuye en todo el mundo

Según un nuevo informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la caza furtiva de elefantes ha disminuido en todo el mundo, así como las incautaciones de sus cuernos destinadas al comercio ilegal, sin embargo, siguen siendo amenazadas críticas.

Rinoceronte blanco - Ceratotherium simum

Rinoceronte blanco - Ceratotherium simum

Foto: iStock

El nuevo informe de la comisión para la supervivencia de las especies -SSC- de la IUCN llevado a cabo con la colaboración de varios grupos de especialistas en rinocerontes asiáticos y africanos parece ser portador de varias buenas noticias para la especie en todo el mundo. Y es que, según el mismo, la tasa de caza furtiva de estos emblemáticos animales ha disminuido desde el año 2018; así como el comercio ilegal, ya que la estimación de los cuernos de rinoceronte que este año han ingresado a los mercados es la más baja registrada desde el año 2013.

"Esta disminución general de la caza furtiva de rinocerontes es alentadora, sin embargo, sigue siendo una grave amenaza para la supervivencia de estos animales icónicos", afirma no obstante Sam Ferreira. "Para que las poblaciones de rinocerontes sigan creciendo en todo el mundo es esencial continuar con las actividades de manejo activo de las poblaciones y con las medidas destinadas a luchar contra la caza furtiva de todas las subespecies de este animal en sus diferentes áreas de distribución”, añade el que es uno de los científicos integrantes del Grupo de Especialistas en Rinocerontes Africanos de la SSC.

Un rayo de esperanza para los rinocerontes africanos

Según se desprende del informe, la tasa de caza furtiva de rinocerontes en África ha seguido disminuyendo desde que alcanzara su punto álgido del 5,3% de la población total en 2015, situándose en 2021 en un 2,3%.

Rinoceronte negro - Diceros bicornis

Rinoceronte negro - Diceros bicornis

Foto: iStock

Entre 2018 y 2021, al menos 2.707 rinocerontes fueron cazados furtivamente en África. De entre ellos, la mayoría, es decir el 90%, fueron abatidos en el Parque Nacional Kruger de Sudáfrica. Como resultado, el número total de rinocerontes blancos -Ceratotherium simum- en el continente, especie catalogada como vulnerable, disminuyó casi un 12 %. Mientras, las poblaciones de rinocerontes negros -Diceros bicornis-, en Peligro Crítico, aumentaron un poco más del 12 %.

Según el informe, los bloqueos y restricciones derivadas de la pandemia de COVID-19 hicieron que varios países africanos experimentaran tasas de caza furtiva drásticamente reducidas en 2020 en comparación con años anteriores. Por ejemplo, Sudáfrica perdió 394 rinocerontes en 2020, mientras que Kenia no registró ninguna incidencia. A medida que se levantaron las restricciones de viaje por la COVID-19, algunos estados informaron nuevos aumentos en las actividades de caza furtiva: 451 rinocerontes cazados en Sudáfrica y 6 en Kenia en 2021. Sin embargo, según los expertos, estas cifras siguen siendo significativamente más bajas que durante el pico de 2015, cuando solo Sudáfrica perdió 1.175 rinocerontes a causa de la caza furtiva.

El rinoceronte negro se recupera ligeramente gracias a los esfuerzos de protección

Más información

El rinoceronte negro se recupera

Junto con la disminución de la caza furtiva, los datos analizados sugieren que, en promedio, entre 575 y 923 cuernos de rinoceronte ingresaron a los mercados de comercio ilegal cada año entre 2018 y 2020, en comparación con aproximadamente con los 2.378 por año de entre 2016 y 2017. En 2019, no obstante, antes del brote de COVID-19, el peso incautado de cuernos de rinocerontes ilegales alcanzó su punto más alto de la década, quizás debido al aumento de las regulaciones y los esfuerzos de aplicación de la ley. "Aunque no podemos decir con certeza qué impacto han tenido las restricciones en el comercio de cuernos de rinoceronte, 2020 representó un año anormal con bajos niveles de actividad ilegal. Y en este sentido, el monitoreo continuo del comercio ilegal sigue siendo vital ”, cuenta Sabri Zain, Director de Políticas de TRAFFIC, quien por ejemplo destaca la necesidad de un mayor intercambio de información crítica, como muestras de ADN, entre los países afectados por el comercio ilegal.

Buenas noticias para las 2 de las 3 especies de rinocerontes asiáticos

El informe también examinó las poblaciones de rinocerontes asiáticos. Encontró que las poblaciones de rinocerontes como el rinoceronte indio -Rhinoceros unicornis-, en estado vulnerable, y el rinoceronte de Java -Rhinoceros sondaicus- en peligro crítico, han aumentado desde 2017. El rinoceronte de Sumatra -Dicerorhinus sumatrensis-, en peligro crítico, no obstante, ha sufrido descensos de población del 13% anual.

Rinoceronte Indio - Rhinoceros unicornis

Rinoceronte Indio - Rhinoceros unicornis

Foto: iStock

Gracias a los esfuerzos de conservación, incluido el fortalecimiento de la aplicación de la ley, la cantidad de rinocerontes de un cuerno en India y Nepal aumentó de un estimado de 3.588 ejemplares en 2018, a 4.014 a finales de 2021; mientras que la población total de rinocerontes de Java aumentó de entre 65 y 68 individuos en 2018, a 76 a finales del año pasado. Para la mala suerte del rinoceronte de Sumatra, la más amenazada de las 3 especies, sus poblaciones sufrieron un descenso ya que en 2018 se contabilizaban entre 40 y 78 individuos y en 2021 solo de 34 a 47, Esto, unido al pequeño tamaño y el aislamiento de sus poblaciones, lo que limita la reproducción de la especie en la naturaleza, la convierte en la especie más amenazada de las 3.

Rinoceronte de Java - Rhinoceros sondaicus

Rinoceronte de Java - Rhinoceros sondaicus

Foto: iStock

En total, en Asia, el documento expone que se registraron 11 incidentes de caza furtiva de rinocerontes (10 en India y 1 en Nepal) desde principios de 2018. Por otro lado, en la actualidad la detección de cadáveres en las densas selvas tropicales sigue siendo un desafío, por lo que no hubo informes de asesinatos ilegales de rinocerontes de Sumatra a pesar de la disminución sustancial de la población registrada.

Rinoceronte de Sumatra - Dicerorhinus sumatrensis

Rinoceronte de Sumatra - Dicerorhinus sumatrensis

Foto: iStock

Con todo ello, el informe concluye en última instancia que entre 2018 y 2022 la caza furtiva de rinocerontes asiáticos disminuyó, continuando la tendencia establecida desde el año 2013 y coincidiendo con la disminución de las tasas de caza furtiva de rinocerontes africanos, sin embargo los científicos destacan que para salvar a la especie seguirá siendo necesaria una intensa vigilancia y control de sus poblaciones, así como un endurecimiento de la leyes que proteja a las especies de su caza y el comercio ilegal.

6 datos espeluzantes sobre el tráfico de especies

Más información

6 datos sobre el tráfico de especies