Una bacteria, responsable de la muerte masiva de elefantes en Botswana

En junio más de 350 elefantes aparecieron muertos en el delta del Okavango, en Botswana, de forma inexplicable. Ahora, según fuentes gubernamentales, estos animales habrían sido intoxicados por cianobacterias al beber agua de charcas contaminadas.

Cadáver de elefante en descomposición

Cadáver de elefante en descomposición

Fuente: National Park Rescue

Elefante hallado muerto junto a una charca

Después de más de tres meses de pruebas científicas, el Gobierno de Botswana ha informado que la causa más probable de la muerte de más de tres centenares de elefantes ocurrida el pasado mes de junio es una cinaobacteria. El anuncio, dado a conocer por el subdirector del Departamento de Fauna Salvaje y Parques Nacionales del país en una rueda de prensa, zanjaría las especulaciones sobre el posible envenenamiento de origen humano, una de las hipótesis que en principio era barajada por las organizaciones conservacionistas.

Bacterias que realizan la fotosíntesis

Las cianobacterias (Cyanobacteria), conocidas antiguamente con el nombre de ‘algas verdeazuladas’, son bacterias capaces de realizar la fotosíntesis, lo que les confiere su característico color verdoso, por lo que fueron conocidas durante mucho tiempo como algas. Además de desarrollar ese color, pueden producir toxinas que envenenan a la fauna salvaje, por lo que esta hipótesis ha sido la barajada por las autoridades conservacionistas del país como la responsable de esta catástrofe ecológica.

Elefantes afectados

Sea como fuere, la causa exacta de la muerte de los elefantes continúa escondiendo algunos misterios. "Todavía tenemos muchas preguntas que resolver, por ejemplo por qué estas bacterias han afectado únicamente a los elefantes -sentenciaba en una rueda de prensa Mmadi Reuben, veterinario jefe del Departamento de Vida Salvaje de Botswana, quien advirtió que el supuesto envenenamiento coincidió en el tiempo con la época en la que se secaron las charcas de agua de la región afectada.

"Esta hipótesis [de la muerte por cianobacterias] la estuvimos barajando durante semanas -afirma a National Geographic España Niall McCann, perteneciente a la ONG National Park Rescue, la organización que obtuvo las fotografías y denunció el caso hace unos meses -Sin embargo, el anuncio del Gobierno apunta una pista, más que una causa definitiva. La única forma de demostrar que esto es lo que mató a los elefantes es aislar las toxinas en los cadáveres de los animales, algo que todavía no se ha hecho", apunta el conservacionista.

"Todavía no sabemos por qué afecta únicamente a los elefantes -explica McCAnn-. Las neurotoxinas pueden afectar a una única especie, incluso a un único individuo, por lo que es posible que esta toxina afecte a los elefantes debido a algún rasgo fisiológico o anatómico concreto que tengan estos animales. Eso sí, para entender mejor la situación necesitamos identificar qué tipo de cianobacterias existen y qué toxinas producen".

Los elefantes fueron encontrados muertos el pasado mes de junio en el delta del Okavango,una región de entre 15.000 y 22.000 km2 situada en el norte de Botswana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por su extraordinaria biodiversidad, y que constituye un refugio para estos animales. Se calcula que cerca del 10% de todos los elefantes del país habitan en esta región, que a su vez se cree que atesora una sexta parte de la población mundial durante la estación seca.

Encuentran cientos de elefantes muertos en el norte de Botswana

Más información

Más de 300 elefantes muertos en Botswana

5

Fotografías

Compártelo