Confirmado, los árboles ayudan a controlar la temperatura en las ciudades

Un nuevo estudio sobre la capacidad termorreguladora de los árboles y su importancia para el microclima urbano concluye que las zonas arboladas de las ciudades europeas se mantienen entre 2 y 4 veces más frescas que los espacios verdes urbanos sin árboles.

Ficus macrophylla, en la Alameda Apodaca y del Marqués de Comillas, Cádiz

Ficus macrophylla, en la Alameda Apodaca y del Marqués de Comillas, Cádiz

Foto: iStock

24 de noviembre de 2021, 10:00 | Actualizado a

Con frecuencia es posible observar — a veces ante la compresible indignación de quien ve en ello más que una acción destinada a sanear la inversión municipal — como diversas intervenciones urbanas en diferentes puntos de la geografía española han consistido en erradicar los árboles de parques, paseos o calles de las ciudades. Lamentablemente, además de la patente arbitrariedad con la que en ocasiones se han llevado a cabo estas intervenciones, se trata de una práctica tan habitual como contraproducente.

Los árboles producen oxígeno, secuestran CO2, albergan una buena parte de la biodiversidad urbana o proporcionan beneficios psicológicos tal y como lo hacen las zonas verdes, entre otros servicios. Además, en ciertas áreas de un país como España, caracterizado por sus altas temperaturas estivales, los árboles sobre todo nos protegen de los rayos del sol y las altas temperaturas a través de la sombra y la transpiración. Y en este sentido, pese a que investigaciones anteriores ya habían destacado el papel de los árboles a la hora de mitigar el calor urbano y sus impactos asociados a la salud de las personas, el modo en que estos afectan a la temperatura de diferentes ciudades y a su vez, en los distintos espacios dentro de estas, había sido una cuestión relativamente poco estudiada.

Demasiado calor para vivir

Más información

Las olas de calor, un efecto mortal del cambio climático

Ahora, no obstante, un nuevo estudio titulado The role of urban trees in reducing land surface temperatures in European cities, se publica esta semana en la revista Nature para arrojar luz sobre esta cuestión. En él, su autor principal, el investigador del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y el Clima de Escuela Politécnica Federal de Zúrich,Jonas Schwaab, y sus colegas, basándose en los datos satelitales de temperatura de la superficie terrestre y de cobertura del suelo, compararon las diferencias de temperatura entre las áreas urbanas con árboles, los espacios verdes urbanos sin árboles y las áreas edificadas de 293 ciudades europeas.

Así, los autores encontraron que las áreas urbanas con árboles mostraron temperaturas de entre 2 a 4 veces más bajas que los espacios verdes urbanos sin árboles. También que, en comparación con el tejido urbano continuo, las temperaturas (en superficie terrestre) observadas en las áreas urbanas con árboles fueron entre 1ºC y 4ºC más bajas de media en las regiones del sur de Europa, y de entre 8ºC y 12ºC en Europa Central.

Las temperaturas en las áreas urbanas con árboles fueron entre 1ºC y 4ºC más bajas de media en las regiones del sur de Europa y entre 8ºC y 12ºC en Europa Central

Los investigadores destacan del mismo modo que, si bien los árboles urbanos tienen un gran potencial para refrescar las áreas urbanas en todas las regiones europeas, sobre todo en verano, los pastos y algunos espacios verdes urbanos sin árboles presentan en algunos casos un pequeño efecto de calentamiento en algunas áreas urbanas de las regiones del sur de Europa, "lo que refuerza aún más la idea de la importancia de los árboles en las ciudades", concluyen los autores.

La sombra que divide

Más información

Importancia de la sombra en las ciudades

  • ¿Te gusta la historia? ¿Eres un amante de la fotografía? ¿Quieres estar al día de los últimos avances científicos? ¿Te encanta viajar? ¡Apúntate gratis a nuestras newsletter National Geographic!