Los árboles de Australia están muriendo a causa del cambio climático

Un nuevo estudio informa que la esperanza de vida de los árboles en el norte del estado australiano de Queensland podría haber disminuido hasta la mitad en los últimos 35 años.

Selva tropical del noreste de Australia

Selva tropical del noreste de Australia

Foto: Alexander Schenkin

Los bosques tropicales resultan una pieza crítica en el ciclo global del carbono y es sabido que a nivel global influyen en el modo en que el cambio climático afecta a diversas regiones de nuestro planeta. Un ejemplo de ello a pequeña escala podemos encontrarlo en el papel que juegan los árboles en las ciudades ayudando, entre otros beneficios, a controlar la temperatura.

Así, la salud de los árboles se establece como un parámetro indispensable para el buen funcionamiento de los ecosistemas, por lo que los científicos llevan años estudiando como diversos factores afectan a sus ciclos de vida. Uno de estos estudios es el que se publica esta semana en la revista Nature bajo el título Tropical tree mortality has increased with rising atmospheric water stress, el cual, no obstante, no trae buenas noticias para los árboles australianos.

Confirmado, los árboles ayudan a controlar la temperatura en las ciudades

Más información

Confirmado: los árboles mantienen las ciudades más frescas

Y es que según se extrae del trabajo liderado por el ecólogo de la Escuela de Geografía y Medio Ambiente de la Universidad de Oxford, David Bauman, la mortalidad de los árboles podría haberse duplicado en el norte de Queensland, en Australia, entre los años 1984 y 2019.

En este sentido, investigaciones anteriores ya habían sugerido que la muerte de los árboles se está acelerando en algunas regiones de los trópicos, con graves consecuencias para este importante sumidero tropical de carbono. No obstante, los mecanismos que podrían estar provocando la muerte de los árboles, así como que especies en particular podrían resultar especialmente vulnerables, sigue siendo una de las grandes incógnitas a día de hoy.

Las selvas tropicales  del noreste de Australia, son algunas de las selvas más antiguas y aisladas del mundo

Las selvas tropicales del noreste de Australia, son algunas de las selvas más antiguas y aisladas del mundo

Alexander Schenkin

Para tratar de arrojar luz sobre esta cuestión, Bauman y sus colegas analizaron los patrones de muerte de más de 74.000 árboles de 81 especies diferentes y procedentes de 24 parcelas forestales distintas de los bosques del norte del estado de Queensland. Sus hallazgos son demoledores, pues indican que la esperanza de vida de los árboles se está reduciendo potencialmente a la mitad en esta región, un efecto que los investigadores asocian con el recrudecimiento del cambio climático y la perturbación en los regímenes del viento debido a los ciclones.

Los autores también descubrieron que el riesgo de mortalidad también era más elevado en los ambientes locales más secos, por lo que concluyen que el estrés hídrico atmosférico, impulsado por el calentamiento global, podría ser la causa principal del aumento de la muerte de árboles en los bosques tropicales húmedos.

Las vidas que dependen de los bosques

Más información

Las vidas que dependen de los bosques