América del Norte ha perdido casi 3.000 millones de aves en los últimos 50 años

Según los últimos datos, ha desaparecido hasta el 29% de la avifauna en el último medio siglo. Las especies más comunes son las más perjudicadas: la población de gorriones, alondras y estorninos se ha reducido hasta un 75%.

Alondra común (Alauda arvensis)

Alondra común (Alauda arvensis)

Foto: Bernard Bialorucki/ Istock Photos

STOCK MM8705 NationalGeographic 2364029

Uno de los mayores estudios ornitológicos realizados hasta la fecha ha constatado un desastre medioambiental que los expertos en ornitología de Estados Unidos hacía años que sospechaban: el espectacular declive de la avifauna en esta región del mundo. El análisis, publicado esta semana en la revista Science, ha concluido que la población de aves en Estados Unidos y Canadá se ha reducido hasta un 29% en tan solo 50 años, lo que equivale a 2.900 millones de ejemplares.

Un equipo de científicos de distintas universidades, agencias gubernamentales y ONG colaboraron en el conteo más completo y ambicioso realizado hasta la fecha, en el que se ha hecho un seguimiento de la evolución de las poblaciones de 529 especies durante los últimos 50 años.

Las aves comunes, como gorriones, alondras o estorninos, se han reducido en un 75%

Su conclusión apunta a una reducción casi generalizada de las poblaciones del 60% de todas ellas, aunque de una forma más pronunciada entre las aves más comunes, como los gorriones, las alondras o los estorninos, que han visto reducido su número en un 75%.

Declive generalizado

El estudio apunta a múltiples causas, entre ellas la pérdida y el deterioro del hábitat, el uso de pesticidas o el desarrollo urbanístico, así como el imparable avance de la agricultura intensiva. “Pensábamos que nos íbamos a encontrar con un declive generalizado de las especies más amenazadas –sostiene Ken Rosenberg, investigador del laboratorio de ornitología de la Universidad Cornell, principal autor de este estudio–. Lo que no nos podíamos imaginar era una pérdida tan masiva de las poblaciones más comunes de todos los hábitats”, apostilla.

Lo que más preocupa a la comunidad científica es el agravado descenso de las aves comunes, una especies vitales para los ecosistemas, pues controlan las plagas, polinizan las flores, propagan las semillas y son vitales par los bosques.

Esa tendencia también se manifiesta en España, donde, según apunta la organización conservacionista SEO/Birdlife, durante el período 1998-2018 las poblaciones de aves agrícolas ha caído hasta un 20% en prácticamente todo el territorio nacional, mientras que las poblaciones de aves comunes de medios urbanos han descendido un 12%. Especies como la golondrina común, el gorrión común, el serín verdecillo, la urraca común y el vencejo común han sufrido un declive moderado en todo este período.ç

Recuperación de especies amenazadas

Sin embargo no todas las conclusiones son negativas. Se produce la paradoja de que, pese a que las aves más comunes desaparecen por millones, las más amenazadas están recuperándose. La investigación apunta a que en los últimos 50 años el número de rapaces y aves acuáticas en América del Norte se ha incrementado en unos 250 millones de ejemplares. Para prueba, la espectacular recuperación del pigargo americano, una de las aves más emblemáticas de Estados Unidos, o el aumento de las poblaciones de halcones en un 33%.

La fabulosa diversidad de las aves

Más información

Miles de aves distintas

22

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?