Adalatherium: la "bestia loca" de Madagascar

El esqueleto más completo de un mamífero del mesozoico jamás hallado en el hemisferio sur revela a un animal extravagante con un sorprendente mosaico de características primitivas y modernas

En términos evolutivos, las islas son microcosmos a los que hay que acercarse con una mirada particular. Es en ellas donde animales y plantas encuentran diferentes fuentes de alimentos, competidores, depredadores o parásitos y evolucionan de forma aislada, a menudo durante millones de años. De hecho, en las islas todo es diferente en comparación con los continentes. Como resultado, las especies que medran en las islas evolucionan hacia nuevas especies que con el tiempo suficiente devienen en otras especies nuevas.

¿Cuánto sabes sobre islas?

Más información

¿Cuánto sabes sobre islas?

Tal es el caso del descubrimiento realizado por el equipo dirigido por el Doctor David Krause, director del departamento de Paleontología de Vertebrados en el Museo de Naturaleza y Ciencias de Denver, en colaboración con los doctores James B. Rossiey el fallecido Yaoming Hu, ambos dela Universidad Stony Brook. Los resultados del estudio se publican esta semana en la revista Nature en el artículo titulado Skeleton of a Cretaceous mammal from Madagascar reflects long-term insularity.

Se trata de un nuevo y extraño mamífero de 66 millones de años y del tamaño de la zarigüeya que habitó en Madagascar entre dinosaurios y cocodrilos gigantes. Los científicos bautizaron a la criatura como Adalatherium, que se traduce de las palabras malgache "adala" y griega "therium" como "bestia loca". El esqueleto, asombrosamente conservado, es el más completo jamás hallado de cualquier mamífero del mesozoico descubierto en el hemisferio sur.

Adalatherium hui

Adalatherium hui

Foto: Denver Museum of Nature & Science/Andrey Atuchin

Krause afirma que "sabiendo lo que sabemos sobre la anatomía esquelética de todos los mamíferos vivos y extintos, es muy difícil imaginar como un mamífero como Adalatherium podría haber evolucionado; el fósil que hemos hallado retuerce e incluso quiebra muchas de las asunciones establecidas sobre la evolución de los mamíferos".

La rareza malgache

De hecho, aunque la reconstrucción artística del animal puede llevar a pensar que Adalatherium no es más un tejón común y corriente, su "normalidad" es, literalmente, sólo superficial. Bajo esta apariencia superficial, su esqueleto es algo más que extravagante. Por ejemplo, esta "bestia loca" presenta características primitivas en su región del hocico -como un hueso septomaxillar- que no se habían visto hasta 100 millones de años antes en el linaje que conduce a los mamíferos modernos. "Su cavidad nasal exhibe un sorprendente mosaico de características, algunas de las cuales son muy estándar para un mamífero, pero otras antes nunca vistas", declara Rossie.

Esqueleto de Adalatherium

Esqueleto de Adalatherium

Foto: Denver Museum of Nature & Science/ Courtesy of Triebold Paleontology

Adalatherium presenta en el hocico más forámenes -agujeros que sirven como vía para los nervios y los vasos sanguíneos- que cualquier mamífero conocido. Habría así de tener un hocico muy sensible y cubierto de bigotes. También presenta un agujero muy grande en la parte superior de su hocico para el que simplemente no existe paralelismo en ningún mamífero conocido, vivo o extinto.

Por otro lado, los dientes de Adalatherium tienen una estructura muy diferente; su columna vertebral tenía más vértebras que cualquier mamífero mesozoico; y uno de sus huesos de sus piernas estaba curiosamente curvados, algo para lo el equipo de Krause aún no tiene explicación.

Esqueleto de Adalatherium

Esqueleto de Adalatherium

Foto: Denver Museum of Nature & Science/ Courtesy of Triebold Paleontology

Aproximadamente del tamaño de una gineta - Genetta genetta- la "bestia loca" era también inusualmente grande para el momento y lugar en el que habitó; la mayoría de los mamíferos que convivieron con los dinosaurios fueron mucho más pequeños, de media del tamaño de un ratón.

Breve introduccíon a los gondwanaterios

Adalatherium pertenece a un grupo extinto de mamíferos llamados gondwanaterios un clado solo hallado en el hemisferio sur, en lo que hace 200 millones de años conformó el supercontinente sur de Gondwana. Los fósiles de los primeros gondwanaterios fueron encontrados en Argentina en la década de 1980. Desde entonces también se han obtenido restos de ellos en África, India, la península Antártica y Madagascar.

Gigantes extintos: megafauna australiana

Más información

Gigantes extintos

13

Fotografías

En un primer momento se pensó que los gondwanaterios estaban relacionados con los perezosos, los osos hormigueros y los armadillos modernos, sin embargo Krause explica que "ahora se sabe que formaron parte de un gran experimento evolutivo; un experimento que no obstante fracasó hace 45 millones de años. Los gondwanaterios, hasta lo que hemos averiguado, se extinguieron durante el Eoceno".

Antes del descubrimiento del esqueleto casi completo de Adalatherium, los gondwanaterios solo se conocían por el hallazgo de dientes aislados y fragmentos de mandíbula, con la excepción de un cráneo descrito en Madagascar también por Krause y su equipo en 2014. Ahora la excelente preservación del esqueleto de la "bestia loca" abre nuevas puertas a los científicos para comprender cómo eran los gondwanaterios y cómo vivían, aunque aún no hallan descifrado la función de algunas de las extrañas particularidades del fósil.

"Los gondwanaterios formaron parte de un gran experimento evolutivo que fracasó hace 45 millones de años"

Tal y como lo expresó la principal colaboradora de Krause, Simone Hoffmann, del Instituto de Tecnología de Nueva York, "Adalatherium es el más extraño entre los animales extraños. Intentar descubrir cómo se movió es casi imposible porque, por ejemplo, su parte anterior nos está contando una historia diferente que su parte posterior". "El equipo aún está buscando pistas que refuercen algunas de sus primeras hipótesis, pero cree que, aunque Adalatherium podría haber sido un poderoso animal excavador, también pudo tener la capacidad de correr e incluso presentar otras formas de locomoción.

Krause por su parte explica que "la historia de la tectónica de placas de Gondwana proporciona una evidencia independiente de por qué Adalatherium es tan extraño". Adalatherium fue encontrado en rocas fechadas cerca del final del Cretáceo, hace 66 millones de años. Madagascar, junto al subcontinente Indio, se separó de África hace más de 100 millones de años. Poco más tarde, hace unos 88 millones de años el territorio se separaría completamente de este, quedado aislado en forma de isla donde la evolución haría de las suyas de una manera independiente dando lugar a un animal tan extraño como la "bestia loca" de Madagascar. Adalatherium permanecería aislado durante otros 20 millones de años hasta su extinción, "tiempo suficiente para desarrollar sus muchas características absurdas" añade Krause.

Así se separan y se juntan los continentes

Más información

Así se separan y se juntan los continentes

"Adalatherium es solo una pieza, pero una pieza muy importante en un gran rompecabezas sobre la evolución temprana de los mamíferos en el hemisferio sur", señala el investigador. "Desafortunadamente, aún nos faltan la mayoría de las piezas" añade, para concluir que " más que nada, este hallazgo subraya a los investigadores cuánto queda por aprender y por descubrir de los primeros mamíferos en Madagascar y otras partes de la antigua Gondwana".

Compártelo