Nueva Zelanda prohibirá las bolsas de plástico

La prohibición entrará en vigor antes de que acabe el año y sacará gradualmente de circulación las bolsas de plástico de un solo uso

Plástico en exceso

Plástico en exceso

Foto: AgeFotostock

Plástico en exceso

Nueva Zelanda es un de los países con mejor reputación en lo que a la conservación y cuidado de su entorno se refiere. Y hace tan solo unos días, el país daba un paso más hacia la protección de su patrimonio natural. Este tiene que ver con uno de los problemas de contaminación más acuciantes de la actualidad: el uso desmesurado y el protagonismo que tiene el plástico en nuestras vidas.

"Estamos eliminando gradualmente las bolsas de plástico de un solo uso para que podamos cuidar mejor nuestro medio ambiente y salvaguardar la reputación verde y limpia de Nueva Zelanda", son palabras de Jacinda Ardern, la Primera Ministra del país.

Ahogados en un mar de plástico

Más información

Ahogados en un mar de plástico

17

Fotografías

De este modo, la mandataria anunciaba que para finales de 2019 entrará en vigor la prohibición las bolsas de plástico de un solo uso, a la vez que declaraba el compromiso del gobierno neozelandés para con otras cuestiones de carácter medioambiental."Somos un gobierno decidido a hacer frente a los desafíos medioambientales de Nueva Zelanda. Al igual que con el Cambio Climático, estamos tomando medidas significativas para reducir la contaminación de los plásticos, por lo que no pasaremos este problema a las generaciones futuras "

"Cada año en Nueva Zelanda usamos cientos de millones de bolsas de plástico de un solo uso: una montaña de bolsas, muchas de las cuales terminan contaminando nuestros preciosos ambientes costeros y marinos y causan daños graves a todo tipo de vida marina, y todo esto cuando hay alternativas viables para consumidores y negocios", declara Ardern, en la nota de prensa emitida por el gobierno de Nueva Zelanda. "Tenemos que ser mucho más inteligentes en la forma en que gestionamos los residuos y este es un buen comienzo", añade.

La medida llega en respuesta a la petición firmada por más de 65.000 neozelandeses en la que pedían su prohibición. Los habitantes del país, así como los supermercados y los minoristas dispondrán de un periodo de adaptación en el que paulatinamente poder disminuir el uso de las bolsas de plástico e implementar las alternativas necesarias hasta que entre en vigor la norma de su prohibición. Desde el gobierno se insta tanto a ciudadanos como a la industria afectada al diálogo y a la búsqueda de estrategias que lleven a buen puerto la iniciativa, los cuales tendrán hasta el 14 de septiembre para negociar el modo y los tiempos en los que se realizará el proceso.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?