Las mejores fotos juveniles del concurso Wildlife Photography of the Year 2018

Te presentamos las fotografías ganadoras de uno de los concursos de fotografía más famosos del mundo realizadas por talentos de menos de 17 años

1 / 11
Pareja de mochuelos. Mochuelos de tubería

1 / 11

Mochuelos de tubería

Jóven Fotógrafo de Fauna Salvaje del Año: 10 Years and Under

Mientras iba en coche con su padre por la ciudad, Arshdeep vio un ave desaparecer por una vieja tubería de desagüe. Pidió a su padre detuviera el vehículo, preparó la cámara y el teleobjetivo, se arrodilló en el asiento y lo apoyó en la ventana entreabierta al nivel de los ojos. No pasó mucho tiempo antes de que surgiera un mochuelo Brahmán, seguido de un segundo, y que se quedaron mirando al objetivo fijamente. Los mochuelos Brahmán suelen anidar en los huecos de los árboles, donde la hembra pone hasta cinco huevos. Aunque son comunes en el Punjab, estas pequeñas aves rara vez son avistadas durante el día, ya que son nocturnas. Esta pareja reproductora -la hembra, a la izquierda, es más grande que el macho- suelen anidar en territorios urbanos, debido a la deforestación generalizada que azota la región. A Ashdeep le gustaría convertirse en un fotógrafo de naturaleza y ayudar en labores de conservación. Empezó a hacer fotos cuando contaba con seis años de edad y ha publicado su trabajo en diarios y revistas de India y otros países.

Nikon D500, 500 mm, f4; 1/600 segundos a f4 (-0,7 e/v); ISO 450

Foto: Arshdeep Singh / Wildlife Photographer of the Year

Leopardo descansando

2 / 11

Leopardo descansando

Jóven Fotógrafo de Fauna Salvaje del Año- 11–14 Years Old

Los leopardos de la Reserva de Caza de Mashatu son difíciles de fotografiar. Pero esta vez Skye tuvo suerte. Después de rastrear a estos felinos durante unas horas, se encontró con Mathoja, una hembra muy conocida. En un momento fugaz, justo antes de que se echara a dormir, capturó una imagen serena de esta majestuosa criatura.

Nombrado por guías locales, Mathoja significa "el que camina cojeando", un título que se le dio después de una grave lesión en la pata cuando era un cachorro. Aunque sus posibilidades de supervivencia eran escasas, ahora es un adulto sano. Ella es una de las afortunadas: esta especie ha sido clasificada como vulnerable y muchos leopardos son cazados ilegalmente por sus cotizadas pieles.

Canon EOS-1D X + 500mm f4; 1/80 segundos. f4; ISO 1250

Foto: Skye Meaker / Wildlife Photographer of the Year

Pato de los sueños

3 / 11

Pato de los sueños

Jóven Fotógrafo de Fauna Salvaje del Año: 11–14 Years Old

Una mañana temprano, durante sus vacaciones de Semana Santa, Carlos se bajó de un costado del bote y se instaló en una escondite flotante; era el lugar perfecto para observar especies de aves del Ártico. Cuando amanecía, decenas de patos havelda emergieron, y cuando la luz se reflejó en el agua, Carlos capturó este retrato de uno dormitando. El mar de Barents alberga una de las mayores concentraciones de aves marinas del mundo, incluido el pato de cola larga. Este macho aún tiene su plumaje de invierno, una versión menos vibrante de sus colores veraniegos. Se piensa que su apariencia principalmente blanca podría ayudar a reducir la agresión entre los machos, que tienden a vivir juntos en grandes bandadas durante el invierno.

Nikon D7100 + 200–400mm f4 lens at 400mm; 1/320 sec at f4; ISO 1000

Foto: Carlos Perez Naval / Wildlife Photographer of the Year 2018

La captura

4 / 11

La captura

Finalista: 11–14 Years Old

Robert estaba caminando a través de un denso bosque por la noche cuando vio una araña cazadora, colgando en el aire, agarrando una rana muerta. "Fue fascinante verlo manipular a la rana con sus patas delanteras mientras la sujetaba con sus colmillos", dijo.

Las arañas cangrejo gigantes no construyen redes. En su lugar, cazan a sus presas, normalmente acechan insectos grandes y otras arañas, pero en ocasiones también cazan ranas. Este ejemplar probablemente se cayó de una rama mientras luchaba contra el anfibio, y quedó colgado de una línea de seda que había preparado con anterioridad como precaución en caso de tener que afrontar una situación como esta.

Canon EOS-1D X Mark II + 100 mm f2.8 lente; 1/250 seg f13; ISO 160; Flash Speedlight 600EX II RT + transmisor ST-E3-RT + difusor

Foto: Robert Irwin / Wildlife Photographer of the Year

El vencedor

5 / 11

El vencedor

Finalista: 11–14 Years Old

Adam vio una batalla a vida y muerte furiosa entre este lagarto arborícola y un agresivo ciempiés. Hasta que no terminó la pelea,  no recordó recordó que tenía su cámara. Trabajando rápidamente, saltó a la zanja y se arrastró hacia el lagarto para ver la imagen del lagarto victorioso.

Estos reptiles son muy buscados por los cazadores furtivos que buscan venderlos ilegalmente al comercio de mascotas. Esta práctica diezma las poblaciones de los lagartos, afectando gravemente a los ecosistemas locales.

Lumix GH3 + Canon 70–200 mm f2,8 + micro adaptador 4/3; 1/1000 seg; ISO 1600

Foto: Adam Hakim Hogg - Wildlife Photographer of the Year

Puesta de sol reflexiva

6 / 11

Puesta de sol reflexiva

Finalista: 11–14 Years Old

Tras examinar la escena, Akshay decidió utilizar el modo de exposición múltiple en la cámara. Capturó dos fotogramas: el primero del espectacular cielo anochecer y el segundo del impala recortado. La cámara los fusionó a la perfección y el resultado es esta ilusión creativa de una charca de agua, que deja al espectador preguntándose por qué el cielo se refleja en el agua pero el impala no.

Las impalas son uno de los antílopes más comunes en África. Los machos jóvenes como éste a menudo vagan por la sabana, generalmente después de ser expulsados ​​de las manadas por machos dominantes. Ellos pastorearán juntos hasta que sean lo suficientemente fuertes como para establecer un territorio propio, completo con su propio grupo de hembras.

Canon EOS-1D X + 500mm f4 lente; 1/100 seg a f4; ISO 400

Foto: Sri Ram Mohan Akshay Valluru / Wildlife Photographer of the Year

Color, Sonido, Acción

7 / 11

Color, Sonido, Acción

Finalista: 15–17 Years Old

Con un frenesí de color y graznidos, una bandada de catitas aliazules descendió sobre la pequeña charca fangosa en la que se había colocado Liron, el autor de la foto. Usando una velocidad de obturación lenta, enmarcó a las aves en pleno vuelo para capturar la ráfaga de movimiento. Espera que su imagen muestre "cuán asombrosa y valiosa es proteger la naturaleza".

Estas aves pasan la mayor parte del día en la seguridad de los árboles: es poco probable que los depredadores los atrapen. Pero deben bajar para beber, y por eso, conscientes de los riesgos, descienden en grupos y se reúnen cerca de charcos. Son vulnerables a los ataques en tierra, por lo que incluso el menor ruido puede acabar dispersando la bandada

Canon EOS 7D Mark II + 100–400mm f4.5–5.6. 400mm; 1/30 seundos f13; ISO 250; Trípode Milano + enganche.

Foto: Liron Gertsman / Wildlife Photographer of the Year

Ballenas desde una perspectiva única

8 / 11

Ballenas desde una perspectiva única

Finalista: 11–14 Years Old

Cameron construyó su primer avión no tripulado con su padre en 2013, mientras soñaba con fotografiar ballenas desde el aire. Cuatro años después, logró su ambición, capturando esta espectacular foto de una pareja de ballenas jorobadas junto a una cría. Para Cameron, esta imagen es una perspectiva única de los "temas más impresionantes de la naturaleza".

Estas ballenas son parte de un grupo conocido como la "tribu tongana", la cual está clasificada como en peligro. Vive aislado de otros grupos de reproducción, por lo que los números han disminuido drásticamente. Avistamientos como este traen esperanzas de que la población se esté recuperando. La cría tiene apenas unos días, y el macho, esperando aparearse con la madre, los defenderá de los depredadores.


Lente DJI Mavic Pro + 4.73mm; 1/25 segundos.f2.2; ISO 150

Foto: Cameron McGeorge / Wildlife Photograpaher of the Year

El sonido de la pradera

9 / 11

El sonido de la pradera

Finalista: 10 Years and Under

Fred, de ocho años de edad, visitó esta pradera aislada cerca de su casa durante tres días con el fin de fotografiar las aves migratorias que habían llegado a la zona para reproducirse. En la tercera noche, vio esta lavandera bollera cantando a la suave luz del atardecer. Rodeado de ortigas y nubes de mosquitos voladores, necesitó varios intentos antes de capturar el pico “en una posición abierta”.

Encaramado en un delicado tallo, este ejemplar masculino de lavandera boyera está cantando para atraer a las hembras, pero también para disuadir a otros machos que incurren en su territorio. Existen numerosas subespecies, que se distinguen mejor por el color del plumaje de la cabeza del macho, así como por las diferencias en el canto.

Fred empezó a tomar fotos cuando tenía 2 años de edad, y fue galardonado en numerosos certámenes fotográficos celebrados en Estonia, así como el Premio Fotógrafo de Vida Salvaje del Año y el GDT.

Nikon. D500, 300 mm f4 + teleconvertidor 1,4X; 1/640 segundos, f5,6; ISO 1600.

Foto: Fred Začek / Wildlife Photographer of the Year

Exhibición aviar

10 / 11

Exhibición aviar

Finalista: 10 Years and Under

Fred nunca había visto un urogallo salvaje, así que cuando su padre descubrió un ejemplar macho en una reserva cercana a su casa, le rogó que lo llevara a verlo. Cuando se acercaron, el ave saltó sobre un árbol caído, desplegó su cola e impulsó cabeza en el aire, para emitir después un extraordinario sonido que, como Fred recuerda, "sonaba como un arma que se cargaba y luego disparaba".

Los urogallos realizan una agresiva exhibición de cortejo para atraer hembras pero, pero también para defender territorios de otros machos. Por lo general, los grupos de machos se reúnen para mostrarse unos contra los otros, pero este ejemplar puede haber vagado en busca de hembras en otros lugares. Evidentemente, había redirigido su exhibición competitiva hacia Fred y su padre.

Nikon D810 + 105 mm; f2,8; 1/2500 segundos, f2,8; ISO 1600

Foto: Fred Začek / Wildlife Photographer of the Year

A pequeña escala

11 / 11

A pequeña escala

Finalista: 11–14 Years Old

Al crecer en el bajo muro de piedra de una casa, este mineral de pirolusita lucía "como dibujos orientales sobre papel de arroz", dice Carlos. Algunos parecían árboles, otros montañas. Agachándose para capturar la escena, esperó media hora a que esta mariquita se acercara. Para Carlos, la imagen "muestra la belleza de lugares pequeños y comunes cuando te paras a mirar de cerca".

El dióxido de manganeso, también conocido como pirolusita, es un mineral que se forma comúnmente cuando el agua se filtra a través de las grietas de las rocas sedimentarias. Una mirada más cercana revela las diminutas fisuras de las que emana el mineral, extendiéndose en un patrón que se repite múltiples veces. 

Nikon D700 + 105mm f2.8 lens; 1/60 sec at f20; ISO 1600

Foto: Carlos Perez Naval / Wildlife Photographer of the Year

La captura

Las mejores fotos juveniles del concurso Wildlife Photography of the Year 2018

La pericia con la cámara de fotos se aprende con el paso del tiempo. Sin embargo hay gente que nace con un talento natural, con una manera de mirar la naturaleza completamente impresionante. Es el caso de estos jóvenes fotógrafos que han sido galardonados en el último certamen del Wildlife Photography of the Year 2018, uno de los concursos de fotografía más importantes a nivel mundial.

Las mejores fotos de naturaleza del Wildlife Photographer of the Year 2018

Más información

Las fotos ganadoras del WPY

19

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?