Descubierto un enorme cráter de impacto bajo la capa de hielo de Groenlandia

Un violento impacto, causado por un meteorito metálico de un kilómetro de ancho, debió de alterar el clima de forma drástica hace entre 3 millones y 12.000 años; hablamos con Iain McDonald, de la Universidad de Cardiff (Gales)

1 / 6
hiawatha1. Antes del impacto

1 / 6

Antes del impacto

Representación artística de varios fragmentos de un meteorito metálico antes de impactar al noroeste de Groenlandia.

Imagen: Cardiff University

hiawatha2. Impacto violento en el hielo

2 / 6

Impacto violento en el hielo

Representación artística del impacto del meteorito en la capa de hielo de Groenlandia. El meteorito metálico penetró 7 kilómetros en la corteza terrestre, creando un cráter que inicialmente era de 20 kilómetros de ancho y que acabó colapsando hasta convertirse en el cráter de 31 kilómetros de ancho actualmente descubierto.

Imagen: Carl Toft

hiawatha3. Radar de penetración del hielo

3 / 6

Radar de penetración del hielo

Los científicos se toparon con una enorme depresión circular que no había sido detectada anteriormente, situada en el extremo de la capa de hielo del noroeste de Groenlandia. Unas mediciones de radar, realizadas con un avión de investigación, "superaron todas las expectativas al revelar el cráter de impacto con todo detalle", según la Universidad de Cardiff.

Imagen: Cardiff University

hiawatha4. Obtención de muestras

4 / 6

Obtención de muestras

Kurt Kjær, el principal autor del estudio, recoge muestras de arena en la parte frontal del glaciar de Hiawatha. La arena fue transportada por el glaciar desde la parte inferior del cráter de impacto y contiene mucha información sobre el mismo. 

Foto: Svend Funder

hiawatha5. Cráter de impacto

5 / 6

Cráter de impacto

Mapa de la topografía que se esconde bajo la capa de hielo de Groenlandia y en el cual se distingue claramente el cráter de impacto de gran envergadura.

Imagen: Cardiff University

hiawatha6. Más grande que París

6 / 6

Más grande que París

El cráter mide 31 kilómetros de ancho y es más grande que París: se trata de uno los 25 cráteres de impacto más grandes de la Tierra, según la NASA.

Imagen: Cardiff University

hiawatha2

Descubierto un enorme cráter de impacto bajo la capa de hielo de Groenlandia

Un enorme cráter causado por el impacto de un meteorito hace entre 3 millones y 12.000 años ha sido descubierto por un equipo internacional de investigadores debajo del glaciar Hiawatha en el noroeste de Groenlandia, según informaron la semana pasada la Universidad de Cardiff y la NASA en sendos comunicados. El cráter, de 31 kilómetros de ancho, más grande que París, se encuentra sepultado bajo una capa de hielo de hasta un kilómetro de grosor: se trata de uno los 25 cráteres de impacto más grandes de la Tierra, según la NASA. "Actualmente se desconoce la edad del cráter de impacto, pero a partir de nuestras evidencias geológicas y geofísicas concluimos que es improbable que sea anterior a la creación de la capa de hielo de Groenlandia en el Pleistoceno", afirman los autores del estudio, publicado en Science Advances. Kurt Kjær, de la Universidad de Copenhague y el principal autor del estudio, considera que el impacto debió de producirse hacia finales del último periodo glacial, por lo que además se trataría de uno de los cráteres más jóvenes del planeta.

Hallan en Groenlandia los fósiles más antiguos encontrados hasta la fecha

Más información

Hallan en Groenlandia los fósiles más antiguos encontrados hasta la fecha

El cráter fue descubierto por primera vez en julio de 2015, mientras los investigadores estaban inspeccionando un nuevo mapa de la topografía que se esconde bajo la capa de hielo de Groenlandia, mediante el uso de datos procedentes de un radar de penetración del hielo. Los científicos se toparon con una enorme depresión circular que no había sido detectada anteriormente, situada en el extremo de la capa de hielo del noroeste de Groenlandia. Unas mediciones de radar, realizadas con un avión de investigación, "superaron todas las expectativas al revelar el cráter de impacto con todo detalle", destaca el comunicado de la Universidad de Cardiff.

"Analicé las muestras de sedimentos glaciales que recogieron Kurt Kjær y sus colegas: dos muestras no estaban relacionadas con el material arrastrado por el canal subglacial que fluye a través del cráter, mientras que la tercera muestra sí que era del canal glacial. Contenía cuarzo chocado y concentraciones de metales raros como el rodio, el platino y el paladio, que constituyen una pequeña cantidad de meteorito metálico mezclado en el sedimento. La única posibilidad de obtener muestras del mismo cráter consiste en perforar a través del hielo hasta la roca madre y perforarla también para recuperar restos fundidos o brecha del impacto en el suelo del cráter", explica Iain McDonald, responsable del análisis químico de las muestras en la Universidad de Cardiff y coautor del estudio, a National Geographic España. Un impacto semejante, causado por un meteorito metálico de un kilómetro de ancho, debió de alterar el clima de forma drástica, incluyendo graves consecuencias a las formas de vida que había en aquel momento en la Tierra.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?