Consiguen grabar una tarántula comiéndose una zarigüeya

En otras ocasiones ya se habían documentado casos de artrópodos comiéndose pequeños vertebrados como ranas, lagartos o serpientes. Ahora, un grupo de científicos de la Universidad de Michigan, ha captado imágenes de una araña devorando una zarigüeya en la selva de Perú, un hecho muy poco documentado en el mundo de la ciencia.

1 / 5
Rana arborícola

1 / 5

Rana arborícola

Una araña del género Ancylometes depreda un ejemplar de rana arborícola de la especie Dendropsophus leali en el suelo de una región de bosque lluvioso tropical amazónico en Perú.

Foto: Emanuele Biggi, in Amphibian & Reptile Conservation

Zarigüella. Zarigüeya

2 / 5

Zarigüeya

Una tarántula depreda una zarigüeya en la primera fotografía que documenta este insólito comportamiento animal. 

Maggie Grundler, Amphibian & Reptile Conservation

Rana

3 / 5

Rana

Una tarántula depreda una rana pasada sobre una hoja en el suelo del bosque tropical.

Foto: Emanuele Biggi, in Amphibian & Reptile Conservation

Lagarto

4 / 5

Lagarto

Una araña de las familia de los cténidos se come un ejemplar subadulto de lagarto de la especie Cercosaura eigenmanni

Foto: Mark Cowan, Amphibian & Reptile Conservation

Renacuajo

5 / 5

Renacuajo

Una araña pescadora del género Thaumasia depreda un renacuajo en el interior de un estanque.

Foto: Emanuele Biggi, in Amphibian & Reptile Conservation

Una tarántula comiéndose una zarigüeya

Consiguen grabar una tarántula comiéndose una zarigüeya

Muchos artrópodos son depredadores de vertebrados, por lo que desarrollan un papel importante en la estructura y el desarrollo de las cadenas alimentarias de ecosistemas ricos y diversos, como, por ejemplo, las selvas tropicales. Las arañas se cuentan entre los más voraces y diversos, pero hasta la fecha la comunidad científica tenía un conocimiento limitado de esas interacciones entre este tipo de depredadores y presas. Precisamente con este fin, documentar mejor este comportamiento animal conocido pero poco documentado, un equipo científico de la Universidad de Michigan se adentró en el espesor de una zona de tierras bajas del sudeste de Perú.

Después de escudriñar la zona, los biólogos registraron hasta 15 casos extraños y espeluznantes interacciones entre depredadores arácnidos y presas vertebradas, que incluían ranas, lagartos, serpientes y hasta mamíferos, entre los que destaca una zarigüeya que encontró en el suelo del bosque.

Descubiertas 3 nuevas especies de ranas en los Andes peruanos

Más información

Descubiertas 3 nuevas especies de ranas en los Andes peruanos

3

Fotografías

Las imágenes, parte de un artículo titulado Ecological interaction between arthropods and small vertebrates in a lowland Amazon rainforest (Interacciones ecológicas entre artrópodos y pequeños vertebrados en un bosque tropical de tierras bajas de la Amazonia”, publicado el pasado 28 de febrero en la revista especializada “Amphibian & Reptile Conservationilustra, en opinión de uno de sus investigadores, el biólogo evolutivo Daniel Rabosky, la poca valoración que le ha dado la comunidad científica a los casos de depredación de vertebrados por parte de artrópodos.

La gran biodiversidad de Perú

Rabosky y su equipo se adentraron en diversas ocasiones en en la Estación Biológica Los Amigos, en la remota región de Madre de Dios, en el sudeste de Perú, para estudiar la biodiversidad de los bosques tropicales amazónicos de tierras bajas cercanos a las laderas de los Andes, uno de los ecosistemas más biodiversos del planeta. En principio su objeto de estudio era la ecología de reptiles y anfibios, pero a lo largo de los años de trabajo de campo lograron documentar diversos ejemplos de estremecedores casos de arañas y otros invertebrados dándose un banquete con todo tipo de pequeñas presas: renacuajos, ranas, lagartos y hasta un ciempiés que se había comido viva a un ejemplar juvenil de serpiente y otro que había decapitado un ofidio y separado la piel del músculo.

En la zona de estudio existen unas 85 especies de anfibios (la mayoría ranas y sapos), y unos 90 de reptiles, con lo que, según apunta Rudolf von May, investigador postdoctoral involucrado en la investigación, el número de interacciones entre depredadores invertebradas y presas vertebradas puede ser más que considerable, y puede que incluyan ejemplos todavía más desagradables que una araña zampándose una zarigüeya.

Estas arañas alimentan a sus crías con "leche"

Más información

Arañas que dan "leche" a sus crías

4

Fotografías

ETIQUETAS

Arañas

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?