¿Cómo afecta el Cambio Climático a los glaciares del Himalaya?

Gran parte del Himalaya es conocida como el "Tercer Polo", ya que sus campos de hielo a gran altitud contienen la mayor reserva de agua dulce fuera de las regiones polares

1 / 3
Picos de Kusuk Khangkaru y Kyashar, en el Himakaya

1 / 3

Picos de Kusuk Khangkaru y Kyashar, en el Himakaya

Esta fotografía tomada desde el glaciar Mera en Nepal, muestra los Picos de Kusuk Khangkaru y Kyashar. Al proporcionar agua para beber, irrigación y energía, los glaciares en montañas como éstas son un salvavidas para más de mil millones de personas. El área también es parte de lo que se conoce como "el Tercer Polo" porque estos campos de hielo de gran altitud contienen la mayor reserva de agua dulce fuera de las regiones polares.

Foto: Picos de Kusuk Khangkaru y Kyasha

Glaciar Imja, en la coordillera del Himalaya

2 / 3

Glaciar Imja, en la coordillera del Himalaya

Los glaciares son importantes reservorios de agua dulce en nuestro planeta, y su fusión o crecimiento es un indicador del cambio climático. Los satélites pueden ayudar a monitorear los cambios en la masa del glaciar y, posteriormente, su contribución al aumento del nivel del mar. La escorrentía glacial del Himalaya tiene un efecto directo en los ríos cercanos, como el Indo y el Ganges, y es muy importante para las regiones más bajas donde hay una gran población humana.A los pies del glaciar Imja se encuentra el lago Imja, que se muestra en la parte superior izquierda. El agua derretida hace de este uno de los lagos de mayor crecimiento en el Himalaya y una amenaza para las comunidades río abajo.

Foto: KARI / ESA

Declive glacial

3 / 3

Declive glacial

Un artículo publicado recientemente en Nature Geosciences describe cómo una multitud de imágenes de satélite se han utilizado para revelar que en realidad ha habido una desaceleración en la velocidad a la que los glaciares se deslizan por las altas montañas de Asia. Esta animación simplemente muestra cómo los glaciares en Sikkim, en el noreste de la India, han cambiado entre 2000 y 2018. Una de las imágenes es de la misión NASA / USGS Landsat 7 capturada el 26 de diciembre de 2000 y la otra es del satélite europeo Copernicus Sentinel-2A capturada el 6 Diciembre 2018.

Foto: NASA/USGS/University of Edinburgh/ETH Zurich/Copernicus Sentinel

Glaciar Imja, en la coordillera del Himalaya

¿Cómo afecta el Cambio Climático a los glaciares del Himalaya?

Los glaciares situados en las montañas más altas del mundo son fuente de vida para más de mil millones de personas, a las que proporcionan agua para beber, regar y generar electricidad. A medida que el cambio climático avanza y los glaciares van perdiendo masa, podríamos pensar que, lubricado por el agua de fusión, su caudal sería más rápido. Sin embargo, las imágenes por satélite de los últimos 30 años nos muestran que esta relación no es tan sencilla.

La velocidad a la que los glaciares descienden por las cumbres de Asia se ha ralentizado

De este modo, el artículo titulado Twenty-first century glacier slowdown driven by mass loss in High Mountain Asia y publicado recientemente en la revista Nature Geoscience describe cómo un gran número de estas imágenes ha permitido comprobar que, de hecho, la velocidad a la que los glaciares descienden por las cumbres de Asia se ha ralentizado.

La alta montaña asiática se extiende desde los macizos de Tian Shan e Hindú Kush en el noroeste, hasta el extremo suroriental del Himalaya. Este área también forma parte de lo que se conoce como el “Tercer Polo”, ya que sus campos de hielo, situados a gran altitud, contienen la mayor reserva de agua dulce del planeta fuera de las regiones polares.

Una gran reserva de agua dulce

Este Tercer Polo constituye la cabecera de los diez mayores sistemas fluviales de Asia y abastece a más de 1.300 millones de personas, casi el 20 % de la población mundial. Durante más de una década, los datos satelitales han documentado el adelgazamiento de los glaciares de alta montaña y la pérdida de masa debida al derretimiento del hielo.

Tíbet, gran viaje al Himalaya

Más información

Tíbet, el tesoro del Himalaya

11

Fotografías

“No obstante, no estaba totalmente claro lo que esta pérdida de hielo implicaba para el caudal”, reconoce el autor principal del estudio, Amaury Dehecq, del Laboratorio de Propulsión a Reacción -JPL por sus siglas en inglés- de la NASA y la Universidad de Edimburgo.

Los científicos deben comprender qué regula la velocidad de flujo de los glaciares para predecir cómo afectará su deshielo al suministro de agua dulce en el futuro y cómo contribuirá al aumento del nivel del mar.

Comparaciones minuciosas

El estudio, que comenzó en el marco del programa Dragon de la ESA, emplea imágenes de los satélites estadounidenses Landsat, que forman parte de las misiones de colaboración con terceros de la Agencia. Dragon es una iniciativa conjunta de la ESA y el Centro Nacional de Detección Remota de China.

El grosor del hielo es el factor más importante en la regulación del flujo

Así, el doctor Dehecq y sus colaboradores analizaron casi 2 millones de pares de imágenes de los satélites Landsat, recogidas entre 1985 y 2017, y emplearon técnicas de seguimiento automático para medir la distancia recorrida por determinados elementos de los glaciares, como grietas o manchas de tierra. Alex Gardner, también del JPL, afirma: “repetimos el proceso millones de veces para poder ver cambios en la velocidad de hasta un metro al año”.

Cuanto más delgado es el glaciar, más lento es su movimiento

Los investigadores descubrieron que el grosor del hielo es el factor más importante en la regulación del flujo: cuanto más delgado es el glaciar, más lento es su movimiento. Esto contradice la hipótesis más intuitiva de que el flujo glaciar se acelera por el efecto de lubricación del agua de fusión en su base, y uno de los motivos de esta ralentización es la gravedad.

¿Cómo influye la gravedad en el desplazamiento de los glaciares?

La atracción gravitacional se relaciona con la masa, por lo que si un glaciar pierde masa, la atracción se debilitará, lo que hará que fluya a menor velocidad. Asimismo, en los pocos lugares donde los glaciares se han mantenido estables o donde están creciendo en lugar de debilitarse, las velocidades de desplazamiento han aumentado ligeramente.

Noel Gourmelen, de la Universidad de Edimburgo, explica que “lo sorprendente de este estudio es que la relación entre el adelgazamiento y la velocidad de flujo es muy uniforme. Estos resultados deberían ayudarnos a comprender mejor el comportamiento pasado de los glaciares y a proyectar mejor su aporte a la presencia de agua y al nivel del mar a medida que responden al cambio climático”.

El 20% de la población mundial depende de los glaciares del Tercer Polo

“Poder monitorizar estas regiones remotas desde el espacio durante largos periodos de tiempo es muy importante para entender qué está sucediendo, añade. Además, ahora también contamos con las misiones Sentinel de Copernicus, que desempeñan un papel clave en este tipo de vigilancia”.

El porcentaje de la población mundial que depende del agua de estas cumbres es tan elevado que los cambios en el tamaño y el caudal de estos glaciares pueden tener consecuencias graves para la sociedad. La importancia de seguir vigilando esta frágil región está clara, como subrayó recientemente la Organización Meteorológica Mundial -WMO por sus siglas en inglés- en el artículo publicado en la revista National Science Review titulado Scaling the peaks for social benefits”.

Los 14 ochomiles, las montañas más altas del mundo

Más información

Los 14 ochomiles

14

Fotografías

Por último, en este sentido, y reconociendo la necesidad de abordar la facilidad de acceso a información fiable y políticamente pertinente sobre recursos hídricos, mediante la integración de nuevos conocimientos sobre los cambios acelerados en la criosfera de alta montaña, la WMO celebrará una Cumbre sobre las Regiones de Alta Montaña en octubre de 2019.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?