Unidos podremos conseguirlo

Todos los años, el 22 de abril se celebra en muchos países el Día de la Tierra. Es un día de compromiso y cuidado del medioambiente, un día dedicado a nuestro planeta en el que nos tenemos que concienciar de la situación extrema en la que se encuentra. Y es que cada día que pasa parece que nuestro planeta empeora, o más bien, nosotros empeoramos su estado. No nos damos cuenta de que cuanto más producimos en nuestras fábricas, más dióxido de carbono generamos y por lo tanto más destruimos la capa de ozono que nos rodea. Cada día más especies de animales y plantas se extinguen y nuevas se unen a la lista de peligro de extinción. El calentamiento global está derritiendo los polos y, en consecuencia, haciendo subir el nivel del mar. Por no hablar de los bosques sin árboles y de los océanos de plástico que estamos consiguiendo al tirar nuestros residuos y no reciclar.

La Tierra ahora más que nunca nos necesita, necesita nuestras acciones, nuestro empeño. Solo unidos podremos conseguir un cambio. Este problema que concierne tanto a mayores como a pequeños está moviendo masas en todo el mundo, y un ejemplo muy claro es el del fenómeno de Greta Thunberg. Esta adolescente sueca fomenta la huelga estudiantil para atraer la atención del gobierno y de este modo exigir acción. La joven activista fundadora de “Fridays for Future” o “Juventud por el clima”, deja muy claro a los políticos su mensaje: “¿Cómo se atreven a seguir mirando hacia otro lado y afirmar que hacen lo suficiente cuando las políticas y las soluciones necesarias todavía no están y no se las ve por ninguna parte?”.

La humanidad sabe que es necesario un cambio para frenar esta catástrofe. Se habla del cambio a una economía más sostenible, en la que el desarrollo sea compatible con el medioambiente. Porque como dijo Mahatma Gandhi: “La tierra es suficiente para todos, pero no para la voracidad de los consumidores”. Y es que estamos acostumbrados en nuestra sociedad a comprar compulsivamente y necesitamos aprender a reutilizar y reciclar lo que nos rodea. Es una de las maneras en las que ayudamos a frenar el cambio climático, así como comprando productos ecológicos o usando bombillas de bajo consumo. Al fin y al cabo, como dice el refrán, todos los días son el día de la Tierra. Cada día podemos poner nuestro granito de arena realizando acciones cotidianas, no necesariamente grandes para cambiar el estado del planeta. Lo que necesita el mundo es que nos carguemos las pilas y actuemos antes de que sea demasiado tarde. Unidos podremos conseguirlo. Porque si nos paramos a pensar, ¿no somos nosotros los que decidimos que mundo dejaremos a nuestros hijos?

Ione Etxebarría Valdajos. El Pilar. Irún. Guipúzcoa

....

Este es uno de los trabajos ganadores o finalistas del I Concurso de redacción periodística para jóvenes de National Geographic España y RBA Libros, dedicado al Día de la Tierra. Aquí podéis consultar la lista completa de los trabajos premiados y seleccionados por el jurado.

Compártelo