Producción en verde, el cine sostenible es posible

El mundo será más sostenible o no será. Todas las industrias están buscando mejoras para ser más sostenibles y reducir la huella que dejan en el planeta. Desde la energética hasta la automovilística pasando por la industria alimentaria, la tecnológica, la textil… Absolutamente todas. Incluso la industria del cine se ha subido al carro de la sostenibilidad.

El sector audiovisual cada vez está más concienciado con el medio ambiente, conscientes del impacto que generan las producciones.

El sector audiovisual cada vez está más concienciado con el medio ambiente, conscientes del impacto que generan las producciones.

foto: iStock

El sector audiovisual cada vez está más concienciado con el medio ambiente.

Existe un consenso científico al respecto: es necesario cambiar sustancialmente los sistemas de producción y evolucionar hacia un sistema más sostenible. O en palabras del informe Brundtland elaborado por la ONU en 1987, “Aquel desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las próximas generaciones de satisfacer sus necesidades”.

Hoy, el desarrollo sostenible es una importante preocupación social y se empiezan a observar esfuerzos por cambiar los modelos productivos. Hay sectores como el eléctrico, la alimentación o el transporte donde los cambios necesarios resultan más evidentes, pero no son las únicas industrias que están tomando partido en este cambio.

El desarrollo sostenible es aquel que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las próximas generaciones de satisfacer sus necesidades.

La producción audiovisual es un sector en constante crecimiento. La demanda de proyectos para televisión y plataformas de contenidos no para de crecer. Según un informe los datos del estudio “La oportunidad de los contenidos de ficción en España” realizado por de PwC realizado en Octubre de 2018, únicamente la contribución al PIB de las series de ficción, ha sido en 2018 de 655 millones de euros. Y de hecho se estima que podría aumentar hasta los 812 millones en 2019. O lo que es lo mismo, no se trata de una industria menor.

Sin embargo, hasta hace poco tiempo apenas existía una preocupación real por el medio ambiente y la sostenibilidad. Esta industria trabaja por proyectos, generalmente de forma efímera, creando “escenarios” para rodajes con una cortísima vida útil, consumiendo una gran cantidad de recursos y generando impactos negativos para el medio ambiente y la sociedad. Además, cada vez se consumen más series y películas, lo que las convierte en un vehículo fabuloso para transmitir mensajes interesantes sobre conductas sostenibles, para concienciar a la gente sobre ello. Incluso en la publicidad, las marcas, cada día se exigen más rodajes que cumplan ciertoscriterios de responsabilidad con el medio ambiente.

¿De dónde proviene el plástico de los océanos?

Más información

El origen del plástico que llena los océanos

Películas más sostenibles

La clave para ser más sostenibles es común a todos, sectores y personas: reducir los impactos negativos y aumentar los positivos. Acciones como reducir el consumo eléctrico, reciclar decorados o construirlos con materiales no dañinas para el ambiente, optimizar los transportes en los rodajes, eliminar los plásticos de uno solo uso, generar condiciones beneficiosas para los integrantes de los equipos… son algunas de las más evidentes de cara a que esta industria sea más sostenible. En ciertos países incluso existen técnicos en sostenibilidad que asesoran a los productores para conseguir que los rodajes cumplan unos standards ecológicos.

Reducir el impacto negativo de las producciones y maximizar el impacto positivo es factible y permite conseguir un objetivo doble: convertir al sector en un aliado del Desarrollo Sostenible y mejorar la atención a las demandas de productoras extranjeras y marcas comprometidas con el medio ambiente para las que la reducción de los impactos sobre nuestro planeta es ya un objetivo definido.

En ciertos países incluso existen técnicos en sostenibilidad cuya labor es asesorar a los productores para conseguir que los rodajes sean más ecológicos.

Este cambio “verde” es palpable cada vez en más aspectos sociales y un ejemplo de ello, es el festival sobre progreso sostenible de Madrid, Another Way Film Festival. Incluso dentro de su planificación ha organizado un ciclo formativo para productores audiovisuales junto a la productora especializada en Desarrollo Sostenible Fiction Changing the World y Ciudad de Madrid Film Office. En ella se pretende que los productores aprenderán conceptos básicos de sostenibilidad, acuerdos mundiales como La Agenda 2030, herramientas de medición y gestión de impacto, estándares y certificaciones para la producción sostenible…

Este es solo un de cómo están cambiando las cosas en España y en el mundo. Y que, aunque quede mucho camino por recorrer, el tren de la sostenibilidad ya se ha puesto en marcha en todos los sectores.

12 ideas para reducir el uso de plástico en casa

Más información

12 ideas para usar menos plástico en casa

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?