La penúltima jornada de la COP26 sorprende con un acuerdo entre Estados Unidos y China

En un comunicado conjunto, las dos potencias han anunciado un pacto según el cual se comprometen a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a trabajar de forma conjunta y transparente en la lucha contra el cambio climático.

Foto: Istock

11 de noviembre de 2021, 13:30 | Actualizado a

La cumbre del clima de Glasgow inaugurada a principios de noviembre fue testigo ayer de una de las noticias más sorprendentes de los últimos días. Las negociaciones de estas semanas entre las grandes potencias mundiales persiguen el objetivo consensuado, aunque todavía no alcanzado, de mantener el aumento de las temperaturas globales por debajo de los 1,5 ºC. Durante los encuentros y negociaciones, los líderes de los países participantes tratan de aunar esfuerzos en esta dirección, y en este sentido, durante la última jornada de la cumbre, se hizo público el que podría ser uno de los acuerdos más importantes.

Pacto de cooperación

El anuncio es paradójico, pues se trata de una de las noticias más deseadas y a la vez una de las menos esperadas. Estados Unidos y China hicieron público un acuerdo de cooperación según el cual trabajarán conjuntamente para reducir las emisiones de gas invernadero dentro de la próxima década. Así, las dos economías más contaminantes del planeta han dado un paso al frente en la lucha contra el cambio climático concretando una serie de medidas entre las que se encuentra la de reducir las emisiones de metano o el compromiso de trabajar conjuntamente e intercambiar información de forma transparente entre ambas potencias.

Las dos economías más contaminantes del planeta han dado un paso al frente en la lucha contra el cambio climático concretando una serie de medidas

John Kerry, el enviado especial de Estados Unidos para el clima, declaró ayer en una rueda de prensa que "dos de las grandes potencias económicas del planeta han llegado a un acuerdo de buena fe" y han encontrado "terreno común" para "elevar la ambición climática durante esta década decisiva".

Este anuncio fue el resultado de una larga serie de conversaciones que, si bien se han anunciado en una rueda de prensa de la cumbre y pueden tener un gran impacto en ella, se han mantenido fuera de las negociaciones oficiales de Glasgow. El embajador chino sobre políticas climáticas Xie Zhenhua afirmó que "ambos países hemos visto que el cambio climático supone un desafío existencial. Por eso […] debemos asumir toda nuestra debida responsabilidad”.

El enviado especial chino por el cambio climático, Xie Zhenhua, en su intervención de ayer en la cumbre de Glasgow.

El enviado especial chino por el cambio climático, Xie Zhenhua, en su intervención de ayer en la cumbre de Glasgow.

Foto: AP images

La inesperada noticia ha aparecido a dos jornadas del final de una de las cumbres del clima más decisivas de la historia, el mismo día que también se hizo público el borrador de los acuerdos definitivos. Este no ha hecho más que constatar que no se han alcanzado los mínimos, pues los pactos son insuficientes respecto a los objetivos, y ha sido duramente criticado por expertos y organizaciones ecologistas.

COP26, las claves de una cumbre decisiva

Más información

COP26, las claves de una cumbre decisiva