El Everest estrena nueva altura: 8.848,86 metros

China y Nepal han realizado un anuncio conjunto en el que han confirmado la nueva altura oficial del techo del planeta, que aumenta en 86 centímetros las mediciones anteriores y zanja años de polémica entre ambos países por la altura oficial del Everest.

Vistas de las Montañas Everest, Lhotse y Nuptse, en la cordillera del Himalaya

Vistas de las Montañas Everest, Lhotse y Nuptse, en la cordillera del Himalaya

Foto: iStock

Tras años de desacuerdos y discrepancias entre los gobiernos de China y Nepal sobre la altura oficial del monte Everest, ambas instituciones anunciaron este martes que el techo del mundo se alza 86 centímetros más de la altura comúnmente aceptada y llega hasta los 8.848,86 metros. Los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países comunicaron conjuntamente los resultados de las últimas mediciones realizadas en el monte entre mayo de 2019 y 2020 que ponen fin a meses de incertidumbre y zanjan la tensión existente entre ambas naciones en lo que se refiere a la altura del Everest.

En los comunicados firmados por Xi Jinping y Devi Bhandari, presidentes de China y Nepal respectivamente, ambos países aceptan los resultados de esta última medición del Chomolungma ("madre del universo", el nombre que otorga el pueblo tibetano al monte Everest). Mientras que el gobierno de Nepal se regía hasta el momento por los 8.848 metros, la altura generalmente aceptada entre la comunidad alpinística y que data de la medición realizada por India en 1955, China miraba al monte desde otra perspectiva: en Pekín daban por válida la medición realizada en 2005 por la Oficina de Topografía y Cartografía china que no tenía en cuenta la capa de hielo permanente que preside la cima del Everest, por lo que databan al monte en 8.844,43 metros.

Mientras que para Nepal el Everest medía 8.848 metros, China aceptaba la medición de 2005 en la que no tenían en cuenta la capa de hielo permanente

La medición tenía como objetivo confirmar la altura del célebre monte y observar la variación tras el terremoto de magnitud 7,5 en la escala de Richter que sacudió esta zona del Himalaya en 2015 y se cobró la vida de 9.000 personas. El movimiento de las placas tectónicas en una zona geológica relativamente joven como la cordillera del Himalaya se estima que provoca un aumento de la altitud del monte que roza el medio centímetro anual, pero los datos confirman que el techo del mundo ha crecido casi un metro atendiendo a la medición Nepal, mientras que incrementa su altura en 4 metros según la versión china.

El cálculo se ha realizado con instrumentos de última tecnología para determinar con la máxima precisión su altura: los dos topógrafos que hicieron cumbre llevaron consigo un marcador de inspección, un gravímetro y una antena GNSS que permitía obtener datos de todos los satélites existentes. Los resultados dan carpetazo a un asunto que se había convertido en tema de interés nacional en Nepal, pues el país asiático depende en gran medida del turismo provocado por la fama del Himalaya y, en concreto, de la montaña más alta del planeta.

En 1850, George Everest midió el monte al que posteriormente daría su nombre a partir de cálculos trigonométricos para estimar la altura del entonces llamado Pico XV y 170 años después, la tecnología más moderna es la encargada de repasar al detalle el techo del mundo. Tras un complicado 2020 con la llegada de la crisis de la COVID-19 y el consiguiente cierre a la entrada de turistas, la maltrecha economía nepalí espera mejores noticias de cara a 2021.

Avances tecnológicos aplicados al alpinismo: el monte Everest a todo detalle

Más información

Avances tecnológicos aplicados al alpinismo: el monte Everest a todo detalle