Guiada por Míkel Chillida

El escultor más íntimo: visita exclusiva a Chillida Leku

Conoce este espacio imprescindible para comprender la esencia de Eduardo Chillida y la intensa comunión de su obra con la naturaleza

Museo Chillida Leku

Museo Chillida Leku

21 de octubre de 2021, 09:31 | Actualizado a

Chillida Leku, uno de los museos vivos más sorprendentes de nuestra geografía, concebido por Eduardo Chillida en Hernani como obra de arte en sí misma, abrirá solo para los suscriptores de National Geographic el próximo 3 de noviembre. La visita contará con un guía de excepción: Míkel Chillida, nieto del escultor. Él recibirá a este grupo reducido de 20 suscriptores para que vivan una experiencia exclusiva única. Porque no solo será conocer un espacio que ha recibido el halago de toda la comunidad artística internacional, sino también tener el lujo nada habitual de que sea Míkel Chillida quien cuente con todo detalle la obra artística de su abuelo y los distintos episodios de su vida, así como los procesos de creación que lo hacen único, partiendo de los elementos naturales, y su deseo de tener este museo como santuario.

Un sueño, un museo

“Un día soñé con una utopía: encontrar un espacio donde pudieran descansar mis esculturas y la gente caminara por ellas como por un bosque”. Lo dijo el escultor, y esto, que solo existía en su imaginación, se hizo realidad, como su propia obra, como tantas esculturas y abstracciones que pasaban por su prodigiosa mente. El Museo Chillida Leku se erigió en la última etapa de la vida de Eduardo Chillida en el caserío de Zabalaga (Hernani) y por supuesto, en su espectacular espacio exterior, que se extiende en una superfície de 11 hectáreas. “Va más allá de lo que la propia palabra museo significa. Es un proyecto muy personal que Eduardo Chillida realizó de una manera coherente a su forma de trabajar sus propias obras”, asegura su nieto Míkel.

Hayas, robles, y magnolios conviven en el jardín del museo con las magníficas esculturas del artista. La magia ocurre al comprobar in situ el diálogo entre arte y naturaleza, seña de identidad de Chillida, para continuar después dentro de la construcción tradicional vasca, donde se traza un recorrido sobre sus objetos, fetiches e inspiraciones. No hay nadie que haya visitado Chillida Leku y no haya quedado fascinado, porque quien acude se siente también parte del espacio. “Es un lugar donde la obra y la naturaleza se fusionan, donde una no funciona sin la otra y donde hay un elemento que es fundamental, que es el ser humano. Cuando quitas al ser humano de la ecuación de Chillida Leku, esto desaparece. Hace falta para comprender su escala”, ha explicado Míkel Chillida en este artículo de Viajes NG donde podrás comprobar la inmensidad de este lugar.

No te pierdas el vídeo resumen de esta experiencia única:

::::::::

Fecha: 3 de noviembre
Hora: 13 horas
Duración de la visita: 1 h 30 minutos aproximadamente.
Dirección: Barrio Jáuregui 66 / 20120 Hernani