¿Cuánta energía consumen los electrodomésticos?

Saber cuánta energía necesita cada uno los electrodomésticos que salpican el hogar es fundamental para ahorrar en la factura eléctrica y por tanto optimizar más el uso de los recursos del planeta.

El consumo eléctrico puede controlarse siguiendo algunos simples consejos.

El consumo eléctrico puede controlarse siguiendo algunos simples consejos.

Foto: Istock

El kilovatio hora -kWh- es la unidad que expresa una relación entre energía y tiempo, y es precisamente la que utilizamos para medir el gasto de energía en los hogares. En España, la media de consumo anual por cada hogar ronda los 3.487 kWh, de los cuales, un 25% corresponde con el consumo de electricidad, y que en total, puede llegar a costar a cada familia cerca de unos 990 euros anuales. Ahora, además, con la nueva factura eléctrica, es más imprescindible que nunca controlar el consumo de los electrodomésticos para evitar que la factura se incremente notablemente.

Pero, ¿en qué se emplea toda esa energía? Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía -IDAE- del Ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de España, en la cocina se emplea el 9,3% de la energía, el 11,2% se emplea en la iluminación y 2,3% en la refrigeración de alimentos. Un 7,4% es empleando en la calefacción de los hogares, así como un 7,5% en su refrigeración a partir de los aparatos de aire acondicionado. Según la misma fuente, los aparatos en standby pueden llegar a consumir hasta un 6,6% de la energía empleada en el hogar. Pero sin duda alguna, las estrellas del consumo eléctrico son los electrodomésticos, los cuales emplean hasta el 55,2 % de la energía total de nuestras casas.

Electrodomésticos en standby y otras formas de ahorrar energía

Muchos aparatos se mantienen en standby mientras no se utilizan. Es decir, apagados, pero conectados a la red y consumiendo energía lenta pero constantemente. Una solución sencilla para este pequeño derroche de energía es usar regletas con un botón de encendido y apagado que permiten evitar que los aparatos pasen la mayor parte de su vida útil en standby. Además, otras formas de evitar gastar energía en el hogar son: no poner lavadoras y lavavajillas a media carga, ajustar la potencia del aire acondicionado y calefacción para optimizar el aporte de calor y frío y, evidentemente, usar los aparatos en las horas en las que es más barata la electricidad según la nueva factura eléctrica.

  • Conoce aquí cuáles con los electrodomésticos más eficientes para ahorrar energía en casa.