Humedales del mundo vistos desde el espacio

Estos ecosistemas son el hábitat perfecto para una gran cantidad de especies en todo el mundo.

Los humedales son áreas anegadas de agua permanentemente o estacional. Por su importancia ecológica se consideran auténticas maravillas de la naturaleza. Fuente de la diversidad biológica, se trata de uno de los ecosistemas más productivos del mundo del que dependen innumerables especies animales y vegetales. Además, cumplen una función fundamental en los procesos de regulación hidrológica; funcionando como barreras de contención en crecidas de agua, facilitando la recarga subterránea de acuíferos y actuando como amortiguador de los efectos del cambio climático.

1971 fue el año en el que tuvo lugar en la ciudad iraní de Ramsar la firma del más antiguo de los acuerdos intergubernamentales para la protección del medio ambiente, el convenio de Ramsar sobre los humedales. En la actualidad, más de 160 estados se han sumado a este acuerdo que persigue la protección de cerca de unos 2.000 humedales en todo el mundo.

A unos 800 kilómetros de altitud, los satélites de observación terrestre toman fotografías proporcionando datos e imágenes sobre su estado de conservación. Estos datos son utilizados para el control y la gestión sostenible de numerosos ecosistemas.

Desde la Agencia Espacial Europea (ESA), ofrecen estos datos para proyectos medioambientales como GlobWetland Africa y la iniciativa TIGER, `Cuidando del Agua en África´. Te mostramos algunas de las imágenes más espectaculares de estos ecosistemas tomadas desde el espacio.

1 / 12

1 / 12

Isla Margarita, Venezuela

Situada al sur del mar Caribe, a unos 20 kilómetros de Venezuela, la isla cuenta con dos penínsulas unidas por un istmo. Entre ellas, colonizado por manglares sembrados de ostras, se encuentra la laguna de La Restinga. Su costa de poca profundidad, reconocida como un humedal de importancia internacional por la convención de Ramsar, es el hogar del pez espada, pargos rojos y sardinas, así como el lugar preferido de garzas y flamencos entre otras especies.

Foto: ESA

2 / 12

Lisboa, Portugal

Esta imagen de radar tomada por el Sentinel-1A muestra el área metropolitana de la capital de Portugal en la desembocadura del rio Tajo, el más largo de la península Ibérica. Conocido como el “mar de la Paja”, -centrado en la imagen- encontramos su estuario, donde extensas marismas y carrizales cobijan numerosas aves.

Foto: ESA

3 / 12

Rio Zambeze, Zambia

Esta fotografía es el resultado de la superposición de 3 imágenes distintas del satélite Envisat. En ella se muestra la llanura de inundación del rio Zambeze, a los pies de la ciudad de Mongu. Se trata del segundo humedal más grande de Zambia, área de desove para más de 80 especies de peces.

Foto: ESA

4 / 12

Córcega

La isla más montañosa del mar Mediterráneo, Córcega, domina esta imagen del satélite Landsat-8. Alrededor del 40% de la superficie de esta isla, pertenece a una gran red de reserva naturales. Cerca de la costa noreste encontramos la laguna costera más grande de la isla, el Étang de Biguglia, hábitat protegido de ciertas especies vulnerables.

Foto: ESA

5 / 12

El estuario del rio Sierra Leona

En esta imagen capturada el 11 de diciembre de 2015 por el satélite Sentinel 2-A, podemos contemplar la desembocadura del río Sierra Leona, que muere en el país del mismo nombre, en el oeste de África. El estuario, de gran valor ecológico, se encuentra protegido por el convenio de Ramsar, un tratado intergubernamental para el uso sostenible de los humedales.

Foto: ESA

6 / 12

Los humedales de Rud-e-Gaz y Rud-e-Hara

Esta imagen sobre un área remota del sur de Irán fue tomada por el satélite japonés ALOS. En el margen izquierdo encontramos las aguas del estrecho de Ormuz, entre el golfo Pérsico y el golfo de Omán. Las zonas oscuras a lo largo de la costa conforman los humedales en los deltas de los ríos Rud-e-Gaz y Rud-e-Hara. Sus sedimentos proceden de las escasas lluvias erráticas del interior, que se producen generalmente durante los meses de invierno. Este amplio complejo de marismas mareales, arroyos, manglares, y bancos de arena, conforman, junto a las islas del litoral, un importante ecosistema para la invernada de muchas aves acuáticas.

Foto: ESA

7 / 12

La maravilla mongola

En esta impresionante imagen en falso color capturada por el Sentinel-A2, se puede apreciar una región del sur de Mongolia, en la frontera con China y Rusia. Este país situado a 1.500 metros sobre el nivel del mar, alejado de cualquier océano, es predominantemente arenoso. En la parte inferior de la fotografía encontramos el monte Baga Bogd, en el que se pueden apreciar los espectaculares patrones de erosión que se producen ladera abajo. Las diferentes tonalidades de rojo delatan los distintos tipos de vegetación así como su densidad. En la esquina superior derecha se encuentra el lago Taatsiin Tsagaan, uno de los cuatro lagos salinos que conforman el Valle de los Lagos. La profundidad del lago y la alta concentración de sal son los culpables del intenso color turquesa que se observa en la fotografía.

Foto: ESA

8 / 12

Los lagos y montañas del oeste de Uganda

En el Albertine Rift, en África oriental, se encuentran los montes Rwenzori. En la parte superior de la imagen podemos ver sus estribaciones, las cuales albergan glaciares, cascadas y lagos. En la esquina superior derecha se encuentra el lago George. Sus aguas desembocan en el canal de Kazinga -conocido por la gran cantidad de hipopótamos y cocodrilos del Nilo que habitan en él- para acabar más tarde en el lago Edward.

Foto: ESA

La confluencia del Golfo de Bengala

9 / 12

La confluencia del Golfo de Bengala

Con la cordillera del Himalaya dominando las alturas de esta zona del continente asiático, el golfo de Bengala se nutre con las desembocaduras de algunos de los ríos más importantes de Asia. Desde el Parque Nacional de los Sundarbans hasta el delta del Ganges, pasando por la desembocadura del río Brahmaputra, observamos la mayor bahía del mundo desde el espacio a bordo del satélite  Copernicus Sentinel-3.

La región de los Sundarbans se extiende desde el sur de Bangladesh, en la parte central de la imagen, hasta abarcar una pequeña porción del estado de Bengala Occidental, en India. Abarca unos 10.000 km2 y está formada por manglares y bosques húmedos de gran importancia ecológica, que constituyen la mayor extensión de manglar halófilo costero del mundo. En general, las plantas que lo conforman necesitan de agua dulce, pero este tipo de bosque puede proliferar indistintamente en ecosistemas de agua salobre. Su paisaje está marcado por la erosión provocada por el mar y el viento a lo largo de la costa, así como por las enormes cantidades de lodo y otros sedimentos depositados.

 

Foto: ESA

El delta del Okavango

10 / 12

El delta del Okavango

Por lo general, el delta de un río conduce a mar abierto, pero el formado por el río Okavango en el corazón del continente africano tiene una característica que lo hace tremendamente especial. Tras su nacimiento en la meseta de Bié, en Angola, y fluir a través de Namibia, el río se adentra en Botsuana donde comienza a serpentear para ramificarse en un gran delta interior y uno de los humedales más importantes del mundo.

Nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2014, en el Delta del Okavango se incluyen una serie de pantanos permanentes que cubren alrededor de 15.000 kilómetros cuadrados de territorio durante la estación seca, pudiendo aumentar hasta tres veces este tamaño.

Foto: ESA

El Río Negro y el Encuentro de las Aguas

11 / 12

El Río Negro y el Encuentro de las Aguas

El Río Negro es el mayor afluente de la cuenca norte del Amazonas y, con más de 1.500 kilómetros de longitud, ocupa una superficie de 120.000 kilómetros cuadrados con sus aguas negras. En sus orillas confluyen gran variedad de humedales llenos de particularidades, donde destacan los bosques de Igapó, su serie de archipiélagos fluviales y las sabanas edáficas.

Llama poderosamente la atención la confluencia de las oscuras aguas del Río Negro con el río Solimões, de color más amarillento como consecuencia de la arena, el barro y el limo presentes en su caudal tras la erosión de la roca en su nacimiento en la cordillera de los Andes. En el Encuentro de las Aguas, cerca de la ciudad de Manaus, ambos ríos unen sus caminos en un espectacular fenómeno natural, pues durante 6 km las aguas de los dos ríos corren lado a lado sin mezclarse. Esto se debe a las diferencias de temperatura, velocidad y densidad del agua de los dos ríos.

Foto: ESA

Los humedales del río Uruguay

12 / 12

Los humedales del río Uruguay

A través de la lente del satélite Copernicus Sentinel-2B se puede observar la parte baja del río Uruguay, donde este río de tonalidad marrón forma la frontera natural entre Uruguay y Argentina, propiciando los humedales de Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay. Este santuario es el hogar de 130 especies de peces, más de una decena de especies de anfibios, 104 especies de aves —un cuarto de todas las aves de Uruguay— y 15 especies de mamíferos. 

Los humedales de esta zona juegan un papel crucial en la regulación del nivel de las inundaciones y de la calidad del agua del río, del mismo modo que salvaguardan las márgenes del río Uruguay de la erosión.

Foto: ESA

La fabulosa diversidad de las aves

Más información

Miles de aves distintas

22

Fotografías