Bill Gates presenta un inodoro que funciona sin agua

El prototipo es capaz de transformar los desechos humanos en fertilizantes

Bill Gates presentando sus proyectos para conseguir una solución a los problemas de higiene en el mundo

Bill Gates presentando sus proyectos para conseguir una solución a los problemas de higiene en el mundo

Bill Gates presentando sus proyectos para conseguir una solución a los problemas de higiene en el mundo

Bill Gates presentó el pasado 6 de noviembre la manera de “reinventar el inodoro”. Se trata de un retrete que no necesita agua, no está conectado a ningún sistema de alcantarillado y es capaz de transformar los desechos humanos en fertilizantes. Una alternativa ecológica que podría utilizarse en aquellos países del mundo cuyos sistemas de saneamiento son deficientes.

El multimillonario creador de Microsoft anunció este proyecto en una feria sobre tecnología innovadora destinada a la fabricación de retretes celebrada en Beijing. Allí mismo, para escenificar el problema que pueden generar los excrementos, mostró un tarro de cristal con heces humanas que, según advirtió, “puede contener hasta 200 trillones de células del rotavirus, 20 billones de bacterias Shingella y 100.000 huevos de lombrices parásitas”.

“El inodoro no ha cambiado en más de un siglo, pero una nueva tecnología aplicada a su fabricación podría ayudar a salvar millones de vidas” advertía Gates en una presentación en la que hizo hincapié en las cerca de 500.000 muertes de niños menores de cinco años que provocan cada año las enfermedades derivadas de la falta de higiene, o los más de 200.000 millones de dólares que se pierden debido a los costes sanitarios derivados de la inexistencia de un saneamiento adecuado.

200 millones de dólares para reinventar el retrete

La fundación Bill y Melinda Gates lleva invertidos más de 200 millones de dólares desde 2011 para reinventar los inodoros con nuevos prototipos que promuevan el tratamiento ecológico de los desechos. Algunos de estos retretes están siendo probados en la ciudad sudafricana de Durban: los hay que funcionan energía solar, mientras que otros son capaces de generar energía a partir de los desechos, e incluso hay prototipos capaces de generar agua limpia que puede usarse de forma segura para lavarse las manos.

La vuelta al mundo a través de sus retretes

Más información

La importancia del inodoro

15

Fotografías

El problema del saneamiento no es una cuestión menor, según se desprende de los datos datos publicados en informes de la OMS y UNICEF. Por ejemplo aproximadamente un 60% de la población mundial, unos 4.500 millones de personas no cuentan en sus hogares con un sistema de elimine los excrementos de forma segura, mientras que se estima que 892 millones de personas siguen haciendo sus necesidades al aire libre.

"El inodoro no ha cambiado en más de un siglo, pero una nueva tecnología aplicada a su fabricación podría ayudar a salvar millones de vidas", explicaba Bill Gates

Además, en torno a 1.800 millones de personas beben agua no potable que podría estar contaminada, entre otras cosas, por heces, mientras que el 80% de las aguas residuales generadas en el mundo regresan al medio ambiente sin ser tratadas o reutilizadas.

Facilitar la llegada de sistemas de saneamiento a todos los habitantes del planeta es uno de los objetivos de Desarrollo del Milenio que deberían implementarse antes de 2030, por lo que soluciones como las presentadas por Bill Gates se enmarcan entre las medidas propuestas por Naciones Unidas para conseguir este objetivo: tratar los desechos humanos antes de que regresen al medio ambiente.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?