6 datos que demuestran por qué es importante el Día Mundial del Retrete

Sí, quizá te parezca extraño, pero la ONU dedica un día al inodoro. La razón: millones de personas no tienen acceso a una letrina limpia, lo que deriva en miles de personas enfermas por contaminación fecal.

Mantener los inodoros limpios evita la propagación de enfermedades

Mantener los inodoros limpios evita la propagación de enfermedades

Foto: UNICEF Sierra Leona/2015 / Kassaye

Mantener los inodoros limpios evita la propagación de enfermedades

Mientras que en otros países el saneamiento de los inodoros y su limpieza parece de ciencia ficción, como en el caso de Japón, en algunas regiones del planeta, millones de personas deben realizar sus necesidades en lugares infames. Como explican desde la ONU los retretes salvan vidas porque evitan que a través de las heces humanas se propaguen enfermedades mortales. Es por eso que se celebra el 19 de noviembre el Día Mundial del Retrete, cuyo objetivo es la concienciación sobre la importancia del saneamiento de cara a evitar enfermedades y miles de muertes anuales.

1.800 millones de habitantes del planeta beben agua no potable que, además, podría estar contaminada por heces

De cara a 2030, la ONU se ha centrado en alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y "hacer llegar el saneamiento a todos los habitantes del planeta, reducir a la mitad las aguas no tratadas y aumentar su reutilización". Sin embargo parece que no se está en camino de conseguirlo.

Datos sobre la crisis de saneamiento

La Organización de las Naciones Unidas ha recopilado algunos datos que muestran que el problema que es la ausencia de sanitarios higienizados correctamente en base a diversos informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF):

  • En torno a 1.800 millones de habitantes del planeta beben agua no potable que, además, podría estar contaminada por heces.
  • Aproximadamente un 60% de la población mundial, unos 4.500 millones de personas, no disponen de retretes en sus viviendas o tienen sistemas de saneamiento deficientes.
  • Alrededor de 892 millones de personas defecan al aire libre y no tienen acceso a ningún retrete. Es decir, las heces humanas, a gran escala, no se recogen o son tratadas.
  • Un tercio de las escuelas en todo el planeta no proporciona servicios sanitarios, un problema que se agrava en el caso de las niñas cuando tienen la menstruación.
  • 900 millones de estudiantes en todo el mundo carecen de instalaciones para lavarse las manos, crítico en la propagación de enfermedades mortales.
  • El 80% de las aguas residuales generadas por la población mundial regresan al medio ambiente sin ser tratadas o reutilizadas.
La vuelta al mundo a través de sus retretes

Más información

La importancia del inodoro

15

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?