7 consejos para una conducción eficiente

Estas son las claves para ahorrar dinero y combustible al volante. Además, el medio ambiente también te lo agradecerá

¿Te consideras un buen conductor? Puede que seas de aquellos que atienden a la señalización y respetan los límites de velocidad; de los que ceden la prioridad a peatones y bicicletas, e incluso de los que solo cojen el coche en las ocasiones estrictamente necesarias, usando el transporte público siempre que sea posible.

¡Cochero, cochero! Moverse en taxi en el siglo XIX

Más información

Moverse en taxi en el siglo XIX

5

Fotografías

No obstante, siempre puedes ir un paso más allá. El coche es uno de los medios de transporte más contaminantes e ineficientes respecto a las emisiones de carbono que generan. Vivimos en ciudades en las que los parques automovilísticos están muy sobredimensionados. Muchas familias estándar -4 personas- disponen de más dos coches en la actualidad, o en muchas ocasiones viajamos solos en un vehículo en el que podrían caber 5 personas. La mejora de la movilidad en las ciudades es uno de las grandes retos que las urbes han de abordar en esta década. Sin embargo, no sería responsable esperar sentados a que alguien venga a solucionarnos todos nuestros problemas. Mientras que ello ocurre hay algunas cosas que podemos hacer para reducir nuestro impacto ambiental al volante. Estos son algunos consejos que pueden resultar muy útiles:

1. Con motores de gasolina es posible iniciar la marcha inmediatamente después de arrancar; no obstante si el motor de tu vehículo es diesel, es mejor esperar unos segundos tras el arranque antes de ponerte en marcha.

2. La primera marcha de tu coche solo debería ser utilizada durante los 2 segundos posteriores a la puesta en marcha del vehículo; es aproximadamente lo que tardas en recorrer unos 6 metros.

3. Un coche siempre consume menos en las marchas más largas, por ello es ideal, siempre que sea posible, circular en la marcha más largo que la situación del tráfico o de la vía en que te encuentras te lo permita.

4. Además, es preferible circular en marchas largas con el acelerador pisado en mayor medida, que en marchas cortas con el acelerador menos pisado.

5. Cuando estés en circulación lo mejor es mantener la velocidad lo más uniformemente posible, evitando los frenazos y los cambios bruscos de velocidad innecesarios: el consumo de carburante aumenta en función de la velocidad elevada al cuadrado, es decir, un aumento de velocidad del 20% significa un aumento del 44% en el consumo.

6. A la hora de detenerte, siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, es mejor detener el coche sin reducir previamente de marcha.

7. Y recuerda, en paradas prolongadas -por encima de 60 segundos- es recomendable apagar el motor.

¿Por qué es importante reciclar papel?

Más información

¿Por qué es importante reciclar papel?

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?