5 científicas españolas consiguen el premio L’Oréal-UNESCO "For Women In Science"

Cada una de las científicas menores de 40 años premiadas recibirá una dotación de 15.000 euros para que continúen sus investigaciones en distintos campos científicos.

"El mundo necesita ciencia y la ciencia necesita mujeres más que nunca". Así es el eslogan del programa L’Oréal-UNESCO “For Women In Science” que coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia el 11 de febrero, ha dado a conocer los 5 proyectos españoles desarrollados por investigadoras menores de 40 años que han obtenido este año el galardón.

Sus trabajos versan sobre temas muy diversos: desde el desarrollo de nuevos métodos de obtención y acumulación de energías renovables como el hidrógeno verde o la energía fotovoltaica, hasta la detección temprana de enfermedades oculares, pasando por el estudio de las propiedades de los neutrinos, que permitirían ampliar el conocimiento del universo y el desarrollo de nuevas tecnologías, y la aplicación de las matemáticas en geofísica para comprender mejor el funcionamiento del planeta.

La iniciativa “For Women In Science” lleva presente en España 21 años, desde que se otorgó el primer premio internacional a Margarita Salas. Desde entonces ha reconocido en nuestro país a 72 investigadoras y ha concedido ayudas por un valor total de 1,2 millones de euros. Una iniciativa que este año se antoja más necesaria que nunca, pues la ciencia es una parte importantísima ya no solo para conseguir una normalidad social gracias a la vacuna, sino también para reconstruir el entramado económico de España. Por eso, además, desde la organización han lanzado la campaña #QueremosCiencia para visibilizar la necesidad de las conocidas como disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). De manera más general, el Premio Internacional L'Oréal-UNESCO “For Women in Science”, creado en 1998, reconoce cada año a cinco eminentes científicas de cinco regiones del mundo. 

Os presentamos a las cinco ganadoras de este año. 

1 / 5
María Retuerto Millán

1 / 5

María Retuerto Millán

Adscrita al Instituto de Catálisis y Petroleoquímica-CSIC, María estudia crear una tecnología para acumular energías renovables en forma de hidrógeno verde (H₂), contribuyendo así a combatir el cambio climático. Dos tercios de las emisiones de gases contaminantes se originan en el sector energético, por lo que para reducirlas se debe transitar a un uso masivo de energías renovables. Para ello, son necesarios métodos eficientes para acumular esta energía limpia y que puedan convertirse en fuentes globales. "La manera más eficiente de producir hidrógeno a partir de renovables es la electrólisis, y en particular la electrólisis de membrana polimérica. El problema de esta tecnología es la necesidad de utilizar entre sus componentes metales nobles, que son caros y, en muchos casos, poco duraderos. Mi proyecto se centra en el desarrollo de electrolizadores de membrana polimérica con materiales baratos y duraderos sin damnificar la e ciencia del sistema”, explica la investigadora.

Foto: L’Oréal-UNESCO "For Women In Science"

Jezabel Curbelo

2 / 5

Jezabel Curbelo

Perteneciente al departamento de Matemáticas de la Universitat Politècnica de Catalunya, analiza la evolución de los fluidos en la naturaleza a través de las ecuaciones que los modelan para comprender mejor la dinámica del interior de la Tierra y otros planetas. Su objetivo es desarrollar herramientas matemáticas de aplicación en geofísica con grandes aplicaciones en un futuro próximo. “Quiero pensar que en ciencia el sistema es igualitario y justo”, señala Jezabel que al ser preguntaba por estas cuestiones asegura que siempre recuerda la frase de Judit Polgár referida al ajedrez: “Siempre digo que las mujeres deben tener la confianza en sí mismas de que son tan buenas como los jugadores masculinos, pero sólo si están dispuestas a trabajar y a tomarlo en serio tanto como ellos”.

Foto: L’Oréal-UNESCO "For Women In Science"

Clara Cuesta

3 / 5

Clara Cuesta

Perteneciente al Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), su trabajo estudia las propiedades de los neutrinos, partículas clave del universo, para comprender mejor su funcionamiento, el origen de la materia y la desaparición de la antimateria. Un conocimiento que permitirá el desarrollo de aplicaciones tecnológicas punteras en el ámbito de la industria. “La investigación fundamental aporta conocimiento al ser humano y eso nos permite avanzar como sociedad. Además, este conocimiento permitirá el desarrollo de aplicaciones tecnológicas punteras en el ámbito de la industria” explica la propia Cuesta.

Foto: L’Oréal-UNESCO "For Women In Science"

Judith S. Birkenfeld

4 / 5

Judith S. Birkenfeld

Esta científica del Instituto de Óptica del CSIC investiga para el desarrollo de una herramienta para la detención temprana del queratocono, una enfermedad ocular de la córnea que afecta a 1 de cada 2.000 personas en España y que suele aparecer entre los 16 y los 25 años. La detección temprana es clave para frenar su desarrollo, disminuyendo la necesidad de trasplantar la córnea, y mejorando la calidad de vida de miles de personas. “Para lograr estos objetivos, trabajaremos con tecnologías de no contacto que permitan observar las estructuras oculares internas y desarrollaremos nuevos métodos para investigar la microestructura del colágeno en la córnea. Además, vamos a desarrollar nuevos modelos personalizados (en este proyecto) de inteligencia artificial, enseñando a las maquinas a diferenciar entre las córneas normales y las anómalas”, explica.

Foto: L’Oréal-UNESCO "For Women In Science"

Sonia Ruiz Raga

5 / 5

Sonia Ruiz Raga

Perteneciente al Institut Català de Nanociència i Nanotecnología (ICN2) investiga para crear dispositivos de conversión de luz solar a energía limpia de forma efectiva, barata, duradera y sostenible. En concreto, Sonia investiga en el desarrollo de tecnología fotovoltaica con materiales híbridos que facilite el uso de energías renovables de manera global. Es decir, tal y como ella misma explica, “en unos años incluso podríamos imprimir celdas solares en casa para poder llevarlas en todo tipo de dispositivos”.

Foto: L’Oréal-UNESCO "For Women In Science"