2035: último año de los coches diésel y gasolina en la UE

Con el objetivo de frenar las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes del transporte, la Comisión de Medio Ambiente de la Unión Europea prohibirá la venta de coches diésel y de gasolina a partir del 1 de enero de 2035.

De la gasolina al vehículo eléctrico

De la gasolina al vehículo eléctrico

La prohibición de la comercialización de vehículos de combustión interna para 2035 se enmarca en un plan más ambicioso: la reducción de un 55% de las emisiones para ese mismo año. 

Foto: Istock

El fin de los vehículos de combustión interna está cada vez más cerca, al menos en la Unión Europea, la cual pretende alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2050. Para tal cometido, la institución comunitaria planteó el año pasado que los vehículos de gasolina y diésel dejarían de comercializarse en 2040.

Ahora, las instituciones comunitarias han revisado este objetivo, acelerando la transición energética con una reducción de los plazos: a partir de 2035 no se venderán turismos ni furgonetas de combustión interna. Además, se restringirán las medidas de reducción de emisiones: 55% para los coches y el 50% para las furgonetas en el año 2030.

Según se detalla en el texto recién aprobado en comisión, las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del transporte por carretera han aumentado más de un 25% desde 1990 hasta representar hasta una quinta parte de todas las emisiones de la Unión. Este incremento, según las autoridades de la Unión, ha obligado a reducir todavía más las emisiones procedentes del tráfico rodado.

Ventajas e inconvenientes del hidrógeno como combustible alternativo

Más información

Hidrógeno, la energía del futuro

Camino de las cero emisiones en la UE

Los datos avalan el esfuerzo de las autoridades comunitarias pues, según datos facilitados por la Agencia Europea de Medio Ambiente, en 2020 el promedio de emisiones de turismos nuevos matriculados en la Unión Europea, Islandia, Noruega y Reino Unido eran de 107,8 gramos de CO2 por kilómetros (g CO2/Km), lo que supone unos 14,5 g (un 12%) menos que en 2019. En este mismo período, la matriculación de nuevos coches eléctricos aumentó un 11%, hasta alcanzar por primera vez el millón de vehículos censados.

Además de la nueva fecha límite para los vehículos de combustión, el Parlamento ha aprobado un paquete de medidas adicionales destinadas a reducir las emisiones de los vehículos existentes. Por ejemplo, no se podrán comercializar vehículos que excedan los 123 gr CO2/Km, una medida que afectará especialmente a marcas que comercialicen vehículos con más caballos de potencia.

Entidades sociales, ONG's y ciudadanos particulares llevan años pidiendo a las autoridades la toma de medidas contra el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero. Ahora, tras años de peticiones, protestas y la confirmación del peligro que supone el aumento global de la temperatura, parece que la Unión Europea ha decidido tomar cartas en el asunto. Como dirían los entendidos :"nunca es tarde si la dicha es buena".

7 consejos para una conducción eficiente

Más información

7 consejos para conducir de manera más eficiente