d
Foto: Sun&Blue Congress

En un mundo cada vez más consciente de la necesidad de preservar el entorno, el turismo sostenible emerge como un desafío vital, especialmente en las zonas costeras que, durante los meses estivales, se ven abrumadas por multitudes. No obstante, el impacto actual del turismo masivo en estos paraísos acuáticos plantea interrogantes sobre la sostenibilidad a largo plazo.

La huella profunda del turismo masivo

La constante marea de turistas en las zonas costeras ha dejado una huella ambiental profunda. Desde la proliferación de desechos plásticos en las playas hasta la presión sobre los ecosistemas marinos, la impronta del turismo masivo es innegable. La sobreexplotación de recursos pesqueros locales y la alteración de hábitats marinos son consecuencias directas de una industria turística descontrolada, comprometiendo la salud de los océanos y amenazando la subsistencia de las comunidades locales.

iStock
Foto: iStock

Con la contundente afirmación de Theresa Zabell, bicampeona olímpica de vela y presidenta de la Fundación Ecomar, de que "el azul es protagonista en este mundo en el que vivimos", el Sun&Blue Congress abrió sus puertas reivindicando la necesidad de transformar el actual modelo de turismo de sol y playa. Se aboga por un enfoque más consciente y sostenible, que se erige como el principal impulsor de la economía azul, ya demandado tanto por los turistas como por la urgencia climática.

Unos retos que no son nada fáciles

El crecimiento del turismo azul se enfrenta a la encrucijada del desafío del turismo masificado. A medida que más personas buscan experiencias costeras y acuáticas, los destinos turísticos marinos se ven sometidos a una presión intensificada sobre sus ecosistemas. Este incremento conlleva amenazas considerables, como la erosión de la biodiversidad marina, la degradación de los hábitats costeros y la congestión en áreas sensibles. Gestionar este crecimiento de manera sostenible se vuelve imperativo para preservar la salud de los océanos y garantizar experiencias responsables para las generaciones futuras.

A7M07162
Foto: Sun&Blue Congress

Además, el turismo azul se enfrenta al desafío de equilibrar el desarrollo económico con la conservación ambiental. La planificación cuidadosa y la implementación de prácticas turísticas sostenibles, según Arnau Teixidor, coordinador del programa de resiliencia de los ecosistemas y ordenación del territorio de la UICN, son esenciales para mitigar los efectos negativos en los ecosistemas marinos y costeros, asegurando que el turismo azul contribuya positivamente a las comunidades locales y a la preservación a largo plazo de los recursos marinos.

Soluciones ante el impacto del turismo en zonas costeras

Frente a ese impacto creciente del turismo en las zonas costeras, se vuelve necesario implementar soluciones que equilibren el disfrute humano con la preservación ambiental, señalaba Esteban Herrera, del área de proyectos europeos y redes internacionales de Turismo Andaluz. Para ello, es menester destacar la importancia de adoptar prácticas turísticas sostenibles que minimicen el impacto negativo en los ecosistemas costeros. Esto incluye la promoción de la educación ambiental, fomentando un mayor respeto y conciencia sobre la fragilidad de estos entornos. “Es necesario educar bien porque esto es un trabajo de todos y para todos”, ha sentenciado Antonio García, director general de la capitalidad verde europea del Ayuntamiento de Valencia.

d
Foto: Sun&Blue Congress

La creación de áreas marinas protegidas y la regulación efectiva de las actividades turísticas son clave para salvaguardar la biodiversidad y los hábitats costeros, según señala José Javier Ruiz, alcalde de Rota. La colaboración entre gobiernos, comunidades locales e industria turística es esencial para establecer políticas y prácticas que promuevan la sostenibilidad.

A su vez, la tecnología también desempeña un papel crucial en abordar los desafíos ambientales derivados del turismo en zonas costeras. Así lo ha señalado Pedro Barrionuevo, director de desarrollo turístico y empresarial en Turismo Costa del Sol: “La implementación de herramientas tecnológicas innovadoras, como sistemas de monitoreo satelital y drones, puede proporcionar una visión integral de las áreas costeras, permitiendo una gestión más efectiva y una identificación temprana de posibles amenazas ambientales”.

El futuro de los destinos azules depende de decisiones tomadas hoy. Eventos como el Sun&Blue Congress, donde se reúnen expertos, gobiernos y líderes de la industria, se presentan como catalizadores para la implementación de soluciones innovadoras y tecnológicas que impulsen la sostenibilidad en el turismo costero, asegurando la prosperidad de las comunidades locales y la preservación de los valiosos recursos marinos. Por esta razón, el evento ha confirmado en el acto de clausura su segunda edición y Almería volverá a ser el epicentro del debate sobre turismo, sostenibilidad y economía azul a finales de 2024.