Un terremoto de magnitud cercana a 6,2 sacudió el noroeste de China dejando inicialmente más de cien fallecidos y medio centenar de heridos. Según informan las autoridades estatales, el sismo afectó principalmente la localidad de Gansu y las provincias vecinas de Qinghai. Los graves daños materiales en casas, carreteras, líneas de energía y comunicación, sumado al estado del tiempo, dificultan actualmente las tareas de rescate.

Más Sobre...
Terremotos