Desde la noche del viernes 2 de febrero de 2024, Chile sufre una catástrofe a causa de una ola de incendios sin precedentesViña del Mar y Quilpué se encuentran entre las ciudades más golpeadas, con escenas de comunidades enteras envueltas en llamas, y ciudadanos luchando desesperadamente por salvar sus vidas. Ante la magnitud del acontecimiento, las autoridades han desplegado aproximadamente 1.400 bomberos, que trabajan en la extinción del fuego con el apoyo de personal militar y voluntarios. Y en cuanto a las causas, surgen sospechas sobre la intencionalidad detrás de los incendios.

Más Sobre...
Incendios