Cataluña vive la sequía más dura desde que hay registros. El territorio entrará en emergencia por sequía, y con ello se instaurarán nuevas restricciones en el uso de agua en 202 municipios que obtienen agua de los embalses del sistema Ter-Llobregat (área metropolitana de Barcelona y parte de Girona).

Actualmente estas localidades se encuentran en fase de preemergencia y se cambiará a la nueva fase al alcanzar los cinco embalses de este sistema -Sau, Susqueda, La Baells, Llosa del Cavall y Sant Pons- el 16% de su capacidad.

Te contamos cuáles serán las nuevas medidas que te pueden afectar y que se suman a las limitaciones de las fases anteriores de Alerta y Excepcionalidad.

1. Límite en el consumo de agua por habitante

El consumo de agua se limitará en el primer nivel de emergencia a 200 litros por habitante y día. Se plantea que en un segundo nivel de emergencia, con reservas por debajo del 11%, el límite de consumo diario se reduzca a 180 litros por habitante; y en un tercer nivel, con las reservas cercanas al 5%, se restringiría el consumo máximo a 160 litros por habitante y día.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una ducha estándar de 5 minutos consume cerca de 100 litros de agua.

Sequía Cataluña 2024
ZUMAPRESS.com / Cordon Press

El pantano de Sau, en mínimos históricos.

2. Duchas en las playas y en las instalaciones deportivas

Las duchas de las playas no podrán utilizarse en ninguno de los niveles de emergencia. No obstante, durante el nivel uno y dos de emergencia sí que se permitirá que permanezcan abiertas las duchas de los centros deportivos, que en caso de llegar al nivel tres, también tendrán que cerrar. 

El asunto es algo distinto en aquellas instalaciones deportivas que cuentan con piscina, que pueden verse obligados a cerrar duchas ya en los niveles uno y dos, por motivos de compensación.

3. Piscinas

Se permitirá el llenado parcial de piscinas en el caso de algunas deportivas inscritas en el censo de la Generalitat, siempre y cuando se implementen medidas de ahorro compensatorio (como por ejemplo, reducir el consumo de agua para las duchas). En el nivel dos de emergencia, las duchas deberían cerrarse totalmente si se quiere continuar con el llenado de la piscina y por último, en nivel tres, ya no será posible llenar las piscinas en ningún supuesto.

En el caso de las piscinas terapéuticas de hospitales, residencias y centros de educación especial, se permitirá su rellenado, así como en las piscinas para personas con alteraciones de conducta o diversidades funcionales.

El resto de piscinas no podrán llenarse, a no ser que se haga con agua de mar y sin conexión a las redes de abastecimiento ni saneamiento. Se incluyen aquí los hoteles o las comunidades de vecinos, por ejemplo.

sau 3
Marc Asensio Clupes / ZUMA Press Wire / Cordon Press

El embalse de Sau a mínimos históricos.

4. Limpieza de vehículos

Se prohíbe la limpieza de cualquier vehículo, que solamente podrá realizarse en establecimientos especializados con sistemas de recirculación de agua.

5. Riego del arbolado urbano

Inicialmente, en el Plan especial de actuación en situación de alerta y eventual sequía (PES) se planteó que únicamente se admitiría el riego en árboles urbanos singulares o monumentales. No obstante, el Ejecutivo catalán ha rebajado esta medida y se permitirá regar con agua freática (subterránea) o regenerada en aquellos casos en los que se requiera garantizar la supervivencia del árbol.

El objetivo es garantizar la seguridad de los peatones y los refugios climáticos para el verano. Pero, si se alcanza el nivel tres de emergencia, este tipo de riego se prohibiría y tan sólo se podrían regar los árboles singulares o monumentales (como se planteó originalmente).

6. Riego de campos deportivos

Se permitirá el riego de los campos de deporte federados, con agua freática o regenerada, para garantizar el acceso al deporte de los jóvenes y los niños. No obstante, en el nivel uno de emergencia, las instalaciones deportivas deberán encontrar un modo de compensar el agua que utilicen para el riego. En el nivel dos, tendrán que cerrar totalmente las duchas; y por último, en el nivel tres se prohibiría totalmente el riego.

Otras medidas de ahorro

Entre otras medidas de ahorro planteadas figura la prohibición de actividades lúdicas que impliquen el uso de agua apta para consumo humano, como pistas de hielo temporales o fiestas de la espuma. 

Asimismo, se prohibe el rellenado de fuentes ornamentales, lagos artificiales y otros elementos de uso estético de agua con excepción de aquellas balsas que sirven de refugio a la fauna en peligro de extinción o que están destinadas a la recuperación de las especies autóctonas.

El cambio de fase traerá también reducciones de consumo en otros ámbitos. En la agricultura se rebajará el consumo un 80%, en la ganadería un 50% y en la industria un 25%.