Uta von Ballenstedt, el rostro de la madrastra de Blancanieves

Esta desconocida noble alemana del siglo XI fue inmortalizada en una escultura cuya imagen inspiró a Walt Disney para crear a su famosa malvada.

Una belleza atemporal

Una belleza atemporal

La expresión distante y atemporal de Uta von Ballesnstedt, inmortalizada por el anónimo Maestro de Naumburgo en el siglo XIII, ya era considerada una obra maestra del gótico francoalemána antes de servir de inspiración a Walt Disney para su icónica villana.

02 walt disney Uta von Ballenstedt naumburgo

"Esclavo del espejo, sal de la oscuridad, ven a mí del Más Allá. Tan sólo dime una cosa, ¿quién en este reino es la más hermosa?". Con estas palabras se presentaba una de las villanas más famosas del cine, la madrastra de Blancanieves. El rostro de la malvada reina se inspira en la escultura de una noble alemana de la Edad Media, Uta von Ballenstedt, que destaca en la catedral de Naumburgo –una ciudad alemana próxima a la frontera con la República Checa–, considerada una obra maestra del gótico francoalemán.

En el verano de 1935, Walt Disney viajó por Europa en busca de modelos para su largometraje de animación Blancanievesy los siete enanitos (1937) y la austera belleza de esa estatua lo convenció para utilizarla como modelo de la reina Grimhilde, combinándolo con rasgos de las actrices Joan Crawford, Katharine Hepburn y Gale Sondergaard.

La madrastra de Blancanieves.

La madrastra de Blancanieves.

El monumento, que Walt Disney nunca vio en vivo, sino a través de libros de arte que incluían fotografías de la escultura, se encuentra entre las estatuas que adornan el coro occidental de la catedral de San Pedro y San Pablo de Naumburgo. La escultura representa a una dama del siglo XI llamada Uta von Ballenstedt. De su vida se sabe muy poco. Era nieta de Otón I, margrave (equivalente a marqués) de Sajonia, y en 1026, cuando tenía 26 años, se casó con el ya cuarentón Ecardo II, margrave de Meissen. Según la tradición, se libró de la hoguera tras una acusación de brujería, poniendo en apuros a su devoto esposo. Murió sin hijos el 23 de octubre de 1045, a causa de una epidemia que algunos meses después acabó también con su marido.

Situada al lado de su menos agraciado consorte, y separada de él por un escudo, Uta aparece ante el espectador glacial y misteriosa. Luce un vestido adornado con un valioso broche y bajo la garganta sujeta con la mano derecha una pesada capa con un amplio cuello, levantado sobre la nuca, que resalta el óvalo de su cara. Por encima de su rostro, enmarcado por una toca blanca ribeteada de oro, luce una tiara decorada con lirios. La expresión distante y atemporal, los ojos verdes almendrados, aún más vívidos y magnéticos a causa de la policromía general, la nariz recta y los labios de color rojo carmín le aseguraron un lugar definitivo y duradero en el imaginario colectivo popular de la sociedad alemana.

Escultura de Uta von Ballenstedt en la Catedral de Naumburgo

Escultura de Uta von Ballenstedt en la Catedral de Naumburgo

Icono inmortal

De hacerla inmortal se encargó el desconocido Maestro de Naumburgo, un genial escultor que entre 1250 y 1260 talló las esculturas que representan a los ilustres benefactores de la catedral, enterrados allí. Las estatuas se encuentran entre las obras más originales de la escultura europea medieval. A pesar de que no son retratos "del natural", puesto que los personajes representados habían vivido doscientos años atrás, las doce figuras monolíticas, ataviadas al modo de la clase dominante de mediados del siglo XIII, se caracterizan por una fisonomía extremadamente realista.

En el siglo XIX, la escultura se convirtió en icono del arte teutónico y emblema de la germanidad. Posteriormente, el régimen nazi la utilizó sin ningún escrúpulo, erigiéndola en un monumento nacional que simbolizaba los ideales de lo bello y lo sagrado del Tercer Reich. Pero fue el estadounidense Walt Disney quien la hizo traspasar fronteras al convertirla en modelo de la madrastra de Blancanieves.

La verdadera historia de "La bella y la bestia"

Más información

La verdadera "La bella y la bestia"

6

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?