Louis Daguerre, el precursor de la fotografía

Este inventor francés ha pasado a la historia por crear el método fotográfico que lleva su nombre, el daguerrotipo, un sistema perfeccionado a partir de la heliografía, una técnica inventada por Joseph Nicéphore Niépce.

Louis Daguerre

Louis Daguerre

Foto: CordonPress

Louis Daguerre

Nacido el 18 de noviembre de 1789 en la localidad francesa de Cormeilles-en-Parisis, Louis Daguerre ha pasado a la historia por ser uno de los precursores de la fotografía y el inventor del daguerrotipo, un método fotográfico pionero que lleva su nombre.

El Diorama y sus primeros ensayos

Gracias a su facilidad para el dibujo y a haber sido aprendiz en un estudio de arquitectura, donde aprendió a realizar sus primeros dibujos en perspectiva, Louis Daguerre empezó a trabajar como aprendiz del famoso diseñador de escenarios francés Degoti. Tras pasar tres años a sus ordenes, Daguerre se incorporó como ayudante del escenógrafo más importante del París de la época, Pierre Prevost. Junto con otro alumno del artista, Charles Marie Bouton, Daguerre se decidió a montar un espectáculo de ilusionismo: el Diorama. Este invento consistía en un decorado de varios planos recortados, que gracias a la combinación de pinturas opacas y transparentes, y mediante un juego de luces adecuado, producía un efecto tridimensional lo que hacía creer al espectador que se encontraba en medio de una tempestad o de una batalla. Para que el efecto surtiese efecto, las pinturas tenían que ser muy detallistas, y es por este motivo que a Daguerre le interesaba aplicar la técnica de la cámara oscura en sus dioramas. El éxito de su invento fue tal, que éste fue presentado en la Ópera de París y Daguerre, condecorado con la Legión de Honor.

Daguerre seguía con sumo interés los avances que se estaban haciendo en el campo de la fotografía. En 1816 hizo sus primeros ensayos con sustancias fosforescentes, pero las imágenes se desvanecían con rapidez y tan sólo eran visibles en la oscuridad. En 1826, Daguerre se puso en contacto con el óptico francés Charles Chevalier, y gracias a su amistad, Daguerre conoció a Joseph Nicéphore Niépce, un terrateniente francés, químico, litógrafo y científico aficionado. Niépce había conseguido ese mismo año la que aún hoy es considerada como la primera fotografía de la historia. Consistía en unas vistas del patio de su estudio en Gras. La exposición necesaria para lograr esa imagen fue de nada más y nada menos que de ocho horas, y para conseguirla se valió de una plancha de peltre, consistente en una aleación de cinc, plomo y estaño recubierta con betún de judea. Pero a pesar del éxito conseguido, el resultado no era del todo satisfactorio.

Tras inventar el diorama y ser galardonado por su éxito, Daguerre empezó con sus ensayos para conseguir una imagen fija, hasta que conoció a Joseph Nicéphore Niépce y juntos crearon una sociedad

Colaboración interesada

De carácter reservado, Niépce, desconfió en un primer momento de Daguerre y tardó bastante tiempo en responder a las cartas que éste le había enviado. Finalmente, Niépce accedió a enviarle una heliografía (un método inventado por él que empleaba una cámara oscura y diferentes materiales como papel, cristal, estaño, cobre o peltre, entre otros) a Daguerre tras recibir un dibujo con algún tipo de base química que éste le había enviado. Afectado por la muerte de su hermano, Niépce, muy deprimido, estaba dilapidando su fortuna tras largos años de investigación. Pero entonces, el 14 de diciembre de 1829, Daguerre y Niépce decidieron crear una sociedad por la que Daguerre reconocía que Niépce "había encontrado un nuevo procedimiento para fijar, sin necesidad de recurrir al dibujo, las vistas que ofrece la naturaleza". Durante varios años, Daguerre y Niépce colaboraron de manera que cada uno informaba al otro acerca de sus respectivos avances usando placas sensibles de plata, cobre y cristal y empleando vapores para ennegrecer la imagen.

Tras la muerte de Niépce el 5 de de julio de 1833, su hijo Isidore ocupó el puesto de su padre en la sociedad. Pero tras una grave crisis económica, Isidore aceptó algunos cambios en el contrato propuestos por Daguerre. En dichas modificaciones desaparecía la referencia a Niépce como inventor del proceso heliográfico, y Daguerre hizo cambiar el nombre de heliografía por el de daguerréotype (daguerrotipo). Más tarde, en 1841, Isidore publicó un libro en el que ponía las cosas en su sitio y denunciaba los hechos.

Daguerre reconoció que Niépce había encontrado un nuevo metodo para fijar las imagenes, hasta la muerte de éste, momento en que Daguerre aprovechó para modificar las condiciones del contrato que se había establecido entre ambos

Subastan la fotografía más antigua que existe de un presidente de los Estados Unidos

Más información

La fotografía más antigua de un presidente de los Estados Unidos

2

Fotografías

La primera imagen, ¿un montaje ?

Al tratarse de una única imagen positiva –los tiempos de exposición eran muy largos y los efectos del mercurio para la salud eran tóxicos–, el daguerrotipo no permitía obtener copias. En 1835, de un modo accidental, Daguerre hizo un descubrimiento muy importante. Al poner una placa expuesta en su armario químico encontró, unos días mas tarde, que ésta se había convertido en una imagen latente a causa del mercurio que se evaporaba y actuaba como revelador. Otra de las innovaciones de Daguerrre fue sumergir la imagen en agua salada muy caliente o "hipo" (tiosulfato de sodio), con lo que obtuvo unas imágenes mucho mas nítidas. Sus primeras placas consistieron en bodegones y una escultura antigua, que al ser blanca y un objeto inmóvil se reflejaba muy bien con la luz y no había ningún problema con las largas exposiciones.

Una fotografía del Lejano Oeste

Más información

Recuerdos del Lejano Oeste

En 1838, se tomó la que se cree que es la primera fotografía en la que aparecen personas. La imagen muestra una figura humana en el Bulevar del Temple parisino, pero debido al largo tiempo de exposición para llegar a impresionar la imagen –más de diez minutos– no se pueden ver ni el tráfico ni los otros transeúntes ya que se mueven demasiado rápido. Las imágenes que sí quedaron reflejadas en la foto fueron las de un hombre y un chiquillo que limpiaba sus botas, los cuales permanecieron en la misma postura durante todo el tiempo que duró la exposición. Según la investigadora Shelley Rice, debido a la incapacidad técnica del momento, el limpiabotas y su cliente tuvieron que ser dos actores colocados allí por el propio Daguerre para dejar constancia de presencia humana. A unos pocos metros de distancia de estos personajes, a la derecha, se puede distinguir a un hombre con sombrero que, supuestamente, está leyendo un periódico.

Los tiempos de exposición se fueron acortando hasta que, por fin, en 1838 Daguerre logró una imagen que se cree que fue la primera en la que aparecen personas. Pero algunos investigadores actuales creen que la fotografía pudo ser un montaje

Campaña, sobornos y demostraciones

Daguerre se lanzó a un campaña para dar a conocer su invento y encontrar respaldo financiero. Para ello imprimió folletos y vendió acciones, aunque sin mucho éxito. Entonces conoció al físico y diputado del ala izquierdista del gobierno, Dominique François Jean Arago, quien convenció al gobierno para que comprara el invento de Daguerre, y éste pudo por fin presentar su invento ante la Academia de Ciencias. La apuesta de Arago fue tan arriesgada que incluso llegó a sobornar con seiscientos francos a un funcionario llamado Hyppolyte Bayard para que no publicara sus propios descubrimientos en ese campo –a pesar de que Bayard ya había mostrado sus imágenes unos meses antes– para no perjudicar a Daguerre.

Finalmente, el 7 de enero de 1839, la Academia de Ciencias presentó oficialmente el invento de Daguerre y el gobierno francés lo compró a cambio de una pensión vitalicia anual de 6.000 francos para Daguerre y otra de 4.000 francos para el hijo de Niépce

Gracias a la influencia del político Dominique François Jean Arago, el gobierno francés compró el invento de Daguerre, y tanto él como el hijo de Niépce lograron una pensión vitalicia

Junto con su cuñado Alphonse Giroux, Daguerre construyó cámaras de daguerrotipia que se vendieron por unos cuatrocientos francos. Estos aparatos iban numerados y firmados por el propio Daguerre. El acuerdo con el gobierno francés incluía la edición de un manual, cuya edición Louis Daguerre siempre quiso controlar y sacar beneficio de su publicación, a pesar de que su acuerdo con el gobierno le obligaba a desistir de la explotación de su descubrimiento.

Hasta el día de su muerte, el 10 de julio de 1851 a causa de un infarto agudo de miocardio, Louis Daguerre se dedicó a fabricar material fotográfico y a realizar demostraciones públicas de su método.

La primera foto de la Tierra desde el espacio fue tomada hace 70 años

Más información

Esta es la primera foto de la Tierra desde el espacio

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?