Pectoral del Monte Albán

Esta espléndida pieza de oro fue encontrada en una tumba de la antigua ciudad de Monte Albán, en la actual Oaxaca, México, y sería la representación de un alto dignatario mixteco que realizó una reforma calendárica

1 / 2
01 02 03 04 Pectoral oro tumba Monte Alban. El pectoral de Monte Albán

1 / 2

El pectoral de Monte Albán

Según los investigadores, el pectoral podría representar al Señor 5 Lagarto. Se sabe que este personaje realizó una reforma calendárica con la que guarda relación esta joya, también conocida con el nombre de Pectoral de los Años. En los hombros hay dos cuadrados con símbolos que corresponden a dos calendarios distintos.

FOTO: Oliver Santana / Raíces

05 guerrero pectoral Tehuantepec museo britanico. Guerrero con pectoral

2 / 2

Guerrero con pectoral

Esta figurita de oro mixteca, datada entre los siglos XII y XIV y que se conserva en el Museo Británico, fue descubierta en Tehuantepec, en 1870, durante la excavación de los cimientos de una residencia privada. Representa a un alto personaje ricamente adornado que sujeta un escudo y lleva colgado alrededor del cuello un pectoral antropomorfo, similar al de Monte Albán.

FOTO: RMN-Grand Palais

01 02 03 04 Pectoral oro tumba Monte Alban

Pectoral del Monte Albán

"Quizá la figura mexicana de oro más bella que se conoce". Así calificaba el arqueólogo Alfonso Caso el pectoral que él mismo halló en 1932 en la tumba 7 de la antigua ciudad de Monte Albán, en el actual estado mexicano de Oaxaca. La pieza formaba parte de un rico ajuar con el que hacia 1330 –fecha de la muerte del gobernante Señor 5 Flor– fue enterrado un alto dignatario mixteco, y que incluía anillos, brazaletes, uñas postizas, collares y cascabeles. Por su esmerado trabajo y belleza, esta pieza acredita la fama que obtuvieron los orfebres de esta cultura prehispánica en toda Mesoamérica.

El portentoso tesoro mixteca de la tumba 7 de Monte Albán

Más información

El portentoso tesoro mixteca de la tumba 7 de Monte Albán

3

Fotografías

Según los investigadores, el pectoral podría representar al Señor 5 Lagarto. Se sabe que este personaje realizó una reforma calendárica con la que guarda relación esta joya, también conocida con el nombre de Pectoral de los Años. Además, en los códices mixtecos que conservamos se le representa ataviado con el mismo tipo de máscara.

La pieza consta de tres partes: un casco decorado con plumas, la máscara y las hombreras. El casco tiene forma de cabeza de serpiente. Su boca abierta muestra colmillos de jaguar y de su nariz salen plumas del ave quetzal. Alrededor de la cabeza hay una diadema repujada y orejeras circulares, decoradas con serpientes de fauces abiertas. El conjunto se remata con un doble penacho de plumas, con dos rosetones a los lados de los que cuelgan plumas y espirales. Puede interpretarse que en este casco se unen la esfera terrestre, encarnada por la serpiente, el supramundo, por el quetzal, y el mundo de las tinieblas, por el jaguar.

Máscara del inframundo

En el centro de la pieza vemos el rostro de un personaje, con grandes ojos, pómulos salientes y nariz aguileña, llevando una máscara que parece una mandíbula descarnada, con la que el difunto se transmutaba en uno de los señores de las tinieblas para realizar algún culto a los antepasados. De su cuello pende un collar de tres vueltas, con cuatro cascabeles de oro y un pájaro que desciende en picado, lo que refuerza la idea del inframundo.

El simbolismo está asociado a Cocijo, dios del agua y el calendario, de quien se representan dos ojos con plumas

En los hombros hay dos cuadrados con símbolos que corresponden a dos calendarios distintos. El del hombro derecho se corresponde con el calendario zapoteco, cultura que dominó Monte Albán hasta la conquista mixteca, hacia 1200. En él se indica una fecha precisa: día 2 Pedernal del año 10 Viento; el día se indica con una imagen de pedernal y dos puntos, y el año con diez puntos y la imagen del dios del viento, Ehecatl, una de las advocaciones de Quetzalcóatl. El otro cuadrado usa el calendario mixteco para expresar el año 11 Casa. En este caso, el simbolismo está asociado a Cocijo, dios del agua y el calendario, de quien se representan dos ojos con plumas.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?