Las otras Mona Lisa, copias de la Gioconda

A lo largo de la historia de este icono universal de la historia del arte se han realizado numerosas copias que aportan todavía más información sobre el original de Da Vinci

1 / 4
01 Mona Lisa Isleworth Leonardo. Mona Lisa de Isleworth

1 / 4

Mona Lisa de Isleworth

Copia de la Gioconda que algunos afirman es una primera versión del cuadro hecha por el propio Da Vinci. 

FOTO: Fine Art Images / Album

02 Monna Vanna desnuda Leonardo. La Monna Vanna

2 / 4

La Monna Vanna

Dibujo de una Gioconda desnuda, salido del taller de Leonardo. Algunos expertos creen que la obra fue pintada por el artista como boceto de lo que terminaría siendo la Mona Lisa, otros opinan que podría ser un retrato pintado por uno de sus discípulos.

FOTO: G. Blot / RMN-Grand Palais

03 Mona Lisa museo Prado. La Mona Lisa del Prado

3 / 4

La Mona Lisa del Prado

También salida del taller de Da Vinci, se trata de la réplica más temprana conservada del cuadro. De hecho, se cree que la realizó un destacado discípulo de Da Vinci, tal vez Francesco Melzi o Salaì, al mismo tiempo que el original y con la misma técnica usada por su maestro. 

FOTO: Joseph Martin / Album

04 La Gioconda busto Rafael. La Gioconda de Rafael

4 / 4

La Gioconda de Rafael

Busto realizado por Rafael en 1504 tras ver La Gioconda. Conservado asimismo en el Louvre, parece que sirvió de base a su retrato de Maddalena Doni, fechado hacia 1506 y que presenta una gran conexión con La Gioconda en cuanto
a pose y composición.

FOTO: M. Bellot / RMN-Grand Palais

02 Monna Vanna desnuda Leonardo

Las otras Mona Lisa, copias de la Gioconda

Parece que Da Vinci ya sabía que La Gioconda iba a convertirse en un icono universal, pues mientras estaba pintando su obra más conocida nunca se desprendió de ella. Ni tampoco cuando la hubo terminado.

La Mona Lisa, una de las obras más célebres de la historia del arte, ha estado siempre rodeada de un aura de misterio. Existen diversas fuentes de la época que hablan sobre la existencia de una obra que Da Vinci estaba creando, sin embargo las referencias que dan no coinciden y dejan abierta la posibilidad de que no solo hubiera una, por lo cual sería posible que no se sepa cuál es la original.

La vida de Leonardo Da Vinci a través de sus viajes

Más información

La vida de Leonardo Da Vinci a través de sus viajes

7

Fotografías

De todos modos, ya en el mismo momento en que Leonardo Da Vinci pintaba su Mona Lisa, la obra se hizo muy popular, especialmente entre los pintores del momento. Alguno de ellos, como Rafael, realizó una de las copias más conocidas, y también hizo lo propio uno de sus discípulos. Pero tras esta fama temprana, su popularidad decayó durante los siglos XVII, XVIII y XIX, hasta que, después de sufrir un sonado robo en 1911 se convirtió en un auténtico icono popular.

Debido al misterio que envuelve a la sonrisa más célebre del arte, las copias que se han encontrado a lo largo de la historia trazan un camino que nos acerca a la verdad del original. Las otras Mona Lisa ofrecen las pistas más fiables para desvelar el misterio de La Gioconda.

Mona Lisa, los enigmas de la obra maestra de Leonardo da Vinci

Más información

Los enigmas de la Mona Lisa

10

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?