4 muertes sospechosas en Versalles

Varias muertes sin explicación aparente durante el reinado de Luis XIV, sobre todo de mujeres jóvenes, desataron los rumores sobre envenenamientos en la corte

1 / 4
01 Duquesa Fontanges. Duquesa Fontanges

1 / 4

Duquesa Fontanges

La muerte, a los 21 años, de Marie Angélique de Scorailles, antigua amante de Luis XIV, también suscitó habladurías. Se dijo que madame de Montespan, presa de los celos, habría suministrado un brebaje envenenado que le provocó la muerte en 1681. En realidad, la duquesa de Fontanges había ya roto con el rey y murió retirada en el monasterio de Port-Royal en París. Se encontraba mal desde que dos años antes había dado a luz un niño muerto.

FOTO: AKG / Album

02 Henriette-Anne de Inglaterra. Henriette-Anne de Inglaterra

2 / 4

Henriette-Anne de Inglaterra

Esposa del hermano pequeño de Luis XIV, murió en 1670 a los 26 años. Tras notar una tarde un fuerte dolor en el costado, en cuestión de horas su estado se agravó y falleció de madrugada. Enseguida se dispararon los rumores. Durante la agonía ella misma gritó que la habían envenenado, y se señaló que antes de notar el dolor había bebido un vaso de achicoria. Hoy se cree que fue víctima de una apendicitis que degeneró en peritonitis.

FOTO: RMN-Grand Palais

04 duquesa Borgoña. Duquesa Borgoña

3 / 4

Duquesa Borgoña

En febrero de 1712, con apenas seis días de diferencia uno de otro, murieron la duquesa y el duque de Borgoña, este último nieto y heredero de Luis XIV. Tenían respectivamente 27 y 30 años. En ambos casos estaba clara la causa de la muerte: la viruela, un flagelo de la época. Pero el cronista Saint-Simon aseguró que muchos la atribuyeron de nuevo a un envenenamiento. Lo mismo se dijo cuando Luis XIV murió en 1715.

FOTO: RMN-Grand Palais

03 oleo Madame Montespan. Óleo Madame Montespan

4 / 4

Óleo Madame Montespan

Detalle de un óleo realizado por Henri Gascard en el siglo XVII.

FOTO: Bridgeman / ACI

01 Duquesa Fontanges

4 muertes sospechosas en Versalles

Durante el reinado de Luis XIV se produjeron varias muertes sospechosas en la corte real: mujeres jóvenes que fallecían repentinamente por causas no siempre claras. La atmósfera viciada de una corte repleta de intrigas y maledicencias llevó a que muchos hablaran de envenenamiento. Los historiadores actuales creen, sin embargo, que en todos los casos la muerte se debió a causas naturales, a enfermedades que la medicina de la época no siempre estaba en condiciones de determinar. Tres de ellas eran personajes muy próximos al Rey Sol.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?