La protección de Edimburgo durante las guerras napoleónicas

Un proyecto urbanístico en el frente marítimo de Edimburgo ha sacado a la luz unas estructuras portuarias que desaparecieron a mediados del siglo XIX; las obras de fortificación fueron emprendidas durante las guerras napoleónicas (1803-1815) para proteger la ciudad y se han conservado hasta la actualidad

1 / 8
edimburgo1. Imagen aérea de los hallazgos arqueológicos

1 / 8

Imagen aérea de los hallazgos arqueológicos

Foto: Dennis Swanson

edimburgo2. Excavaciones al norte de Edimburgo

2 / 8

Excavaciones al norte de Edimburgo

Foto: Dennis Swanson

edimburgo3. Antiguas estructuras portuarias frente al centro comercial Ocean Terminal

3 / 8

Antiguas estructuras portuarias frente al centro comercial Ocean Terminal

Foto: AOC Archaeology Group

edimburgo4. Muros defensivos

4 / 8

Muros defensivos

Foto: AOC Archaeology Group

edimburgo5. Bastión para defender la ciudad de Edimburgo

5 / 8

Bastión para defender la ciudad de Edimburgo

Foto: AOC Archaeology Group

edimburgo6. Restos del siglo XIX

6 / 8

Restos del siglo XIX

Foto: AOC Archaeology Group

edimburgo7. Bloques de 80 centímetros de longitud

7 / 8

Bloques de 80 centímetros de longitud

Foto: AOC Archaeology Group

edimburgo8. Hallazgos de "importancia nacional"

8 / 8

Hallazgos de "importancia nacional"

Foto: AOC Archaeology Group

edimburgo7

La protección de Edimburgo durante las guerras napoleónicas

Leith, la zona portuaria al norte de la ciudad de Edimburgo, donde nació Irvine Welsh en 1958 y donde está ambientada su novela Trainspotting, ha sido usada como puerto desde la época medieval y llegó a ser el principal puerto comercial de Escocia, pero no tuvo instalaciones portuarias adecuadas hasta que las diseñó el ingeniero civil John Rennie a comienzos del siglo XIX. Unas excavaciones preventivas en el puerto de Leith, antes del inicio de un proyecto urbanístico por parte de la empresa CALA Homes, que incluye viviendas y tiendas, han sacado a la luz los restos de las antiguas estructuras portuarias de Leith y, sobre todo, las obras de fortificación emprendidas durante las guerras napoleónicas (1803-1815) para proteger Edimburgo, según revelaba The Scotsman el pasado 2 de marzo. "Hemos descubierto una sección importante del bastión o recinto fortificado, construido a comienzos del siglo XIX e identificado por primera vez en un mapa de 1822. Probablemente se trata de un muro del bastión que debió de alojar cañones para defender la zona", comenta Kai Wallace, el director de las excavaciones arqueológicas, de AOC Archaeology Group, a National Geographic España.

"La zona portuaria ha experimentado muchas fases de remodelación en los últimos 200 años, conocidas a través de la cartografía. Los muros y otros restos descubiertos durante la excavación estaban enterrados bajo capas de escombros, en algunos lugares de 2 metros de profundidad", dice Wallace. "La sección de muro del bastión, que ha resistido hasta nuestros días, fue erigida con bloques de whinstone [una roca dura de color oscuro] procedentes de canteras locales, cada uno de 80 centímetros de longitud. El muro tenía unos 3 metros de ancho y, en la parte exterior norte, incluso hemos detectado una marca de cantería en una de las filas superiores del muro, un toque muy personal.

Debido al nivel freático sólo hemos podido sacar a la luz 1,2 metros de profundidad del muro, pero es probable que se conserve a una profundidad mucho mayor", agrega. Los arqueólogos también han descubierto dos diques secos de un periodo posterior del siglo XIX. "En algún momento entre 1849 y 1876, un ferrocarril fue incorporado a la zona portuaria. Las líneas de Caledonia Goods transportaban mercancías a Edimburgo y más allá", concluye. Todas estas estructuras portuarias son de "importancia nacional", según han sido calificadas, y serán protegidas adecuadamente.

Edimburgo fuera de ruta: 7 planes alternativos en la capital de Escocia

Más información

Edimburgo fuera de ruta

7

Fotografías
El misterio de los ataúdes en miniatura

Más información

El misterio de los ataúdes en miniatura

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?