Destapado un sorprendente fresco de gladiadores en Pompeya

En una taberna de la ciudad romana de Pompeya, los arqueólogos han descubierto una escena de gladiadores única en su género por el alto grado de realismo con el que está realizada

El fresco ha sido encontrado en una taberna que, probablemente, fuera frecuentada por gladiadores.

El fresco ha sido encontrado en una taberna que, probablemente, fuera frecuentada por gladiadores.

Foto: CordonPress

El fresco ha sido encontrado en una taberna que, probablemente, fuera frecuentada por gladiadores.

Los arqueólogos que trabajan en Pompeya no paran de hacer descubrimientos sorprendentes en la llamada Región V del yacimiento, como el que acaban de realizar en un termopolio o taberna de la ciudad: un magnífico fresco, perfectamente conservado, que muestra, en uno de sus muros, la escena final de un combate de gladiadores.

El fresco, que mide 1,12 x 1,5 metros, muestra el instante final de la lucha entre un murmillo (un gladiador que llevaba un casco acabado en forma de pez, una greba en su pierna izquierda, un brazalete en su brazo derecho e iba armado con el típico gladio romano y que también portaba un escudo rectangular) y un tracio (este tipo de combatiente llevaba un casco con penacho, visor y una cresta, iba armado con un pequeño escudo redondo y una pequeña espada con el filo curvo llamada sica). La escena muestra con un realismo sorprendente el momento en que uno de ellos es vencido e, inclinado sobre una rodilla, alza un dedo pidiendo clemencia (un gesto conocido como ad locutia). Lo que más llama la atención de este fresco es la representación extremadamente realista de las heridas del gladiador derrotado, cuya sangre mana en abundancia y mancha sus ropas y calzado.

El fresco muestra el momento en que el vencido, inclinado sobre una rodilla, alza un dedo pidiendo clemencia. De sus heridas, reproducidas con gran realismo, mana la sangre manchando ropas y calzado

Detalle del fresco encontrado en Pompeya.

Detalle del fresco encontrado en Pompeya.

Foto: CordonPress

Escena de gran realismo

No es la primera vez que se encuentra una escena de lucha entre gladiadores, pero sí es novedoso el realismo con que está ejecutada la pintura. Como dice Massimo Osanna, director del Parque Arqueológico de Pompeya: "Estas imágenes son importantes porque no existe ni en Pompeya ni en el mundo romano un tipo de gladiador así pintado. Incluso percibo cierta comicidad en el gesto del perdedor, que levanta un dedo como para pedir gracia. En cualquier caso es una escena sorprendente, porque nos revela algo más sobre el modo en que los pompeyanos veían el mundo: con un toque de humor".

El termopolio donde se ha descubierto el excepcional fresco está situado cerca del cuartel de gladiadores de la ciudad, lo que indica que probablemente era frecuentado por estos luchadores. En el piso superior del local había una vivienda, tal vez donde vivía el propietario o tal vez estaba destinada a albergar un prostíbulo. Este descubrimiento revela que Pompeya dista mucho de haber revelado todos sus secretos y que es una fuente inagotable de conocimientos sobre la antigua sociedad romana.

Pompeya: un fresco del dios Príapo pesándose el miembro en una balanza

Más información

¿Por qué se pesaba el miembro?

10

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?