Daniel Boone, el explorador de la última frontera americana

El 2 de noviembre de 1734, nació el hijo de un cuáquero británico (aquellos que pertenecían a la Sociedad Religiosa de Amigos) que con el tiempo se convertiría en el explorador y hombre de frontera más famoso de todo el Oeste americano.

Daniel Boone en un grabado original de la "National Portrait Gallery of Eminent Americans" publicada en 1862.

Daniel Boone en un grabado original de la "National Portrait Gallery of Eminent Americans" publicada en 1862.

foto: iStock

Daniel Boone en un grabado original de la "National Portrait Gallery of Eminent Americans" publicada en 1862.

Nacido en Pensylvania, Estados Unidos, el 2 de noviembre de 1734 en el seno de una familia cuáquera, Daniel Boone fue un pionero y colonizador estadounidense que abrió la ruta conocida como Wilderness Road, que se convirtió en una de las dos vías principales que los colonizadores recorrieron para llegar a Kentucky desde el este del país. Sus viajes por el lejano Oeste precedieron a los de Lewis y Clark y a los que llevaron a cabo los Mountain Men, cazadores, tramperos y exploradores my comunes sobre todo en las montañas Rocosas. El espíritu indomable de Boone, que se enfrentó con coraje a las diversas dificultades que la vida le planteó, fue reflejado por James Fenimore Cooper en su obra El último Mohicano.

El rasgo distintivo del explorador

La familia de Boone pertenecía a la Sociedad Religiosa de Amigos, más conocida como cuáqueros. Tras sufrir persecuciones en Inglaterra, el padre de Daniel emigró a Pensilvania en 1713 para unirse a la colonia de disidentes de William Penn, fundador de la provincia de Pensilvania, una colonia anglo-norteamericana y futura mancomunidad de Pensilvania. De pequeño, Daniel llevaba el ganado a pastar y pasaba muchas horas solo en el bosque, donde observaba a los pájaros y donde aprendió a cazar. A los doce años ya tuvo su primer rifle y a los trece, el joven Boone era el encargado de cazar y proporcionar carne fresca a su familia.

Daniel Boone no asistió a la escuela y fue la esposa de su hermano mayor quien se encargó de su educación. A pesar de que la ortografía y la gramática que aprendió eran muy básicas, Daniel sabía firmar con su nombre, algo que le distiguía del resto de los hombres que vivían en la frontera, los cuales firmaban con una X.

La cuñada de Boone fue la encargada de su educación y a pesar de que fue muy básica al menos sabía firmar con su nombre a diferencia del resto de hombres que vivían en la frontera

Alrededor de 1750, la familia de Daniel se trasladó a Carolina del Norte y se estableció en el valle del río Yadkin, donde vivían los nativos americanos que cazaban en esa zona. Éstos no estaban dispuestos a compartir sus tierras con los colonos recién llegados, por lo que los altercados entre ambos bandos eran muy frecuentes. Boone se unió entonces a la milicia del condado para ayudar a defender los asentamientos de colonos. En 1754 estalló un conflicto conocido como la Guerra de Francia e India, en el que Francia y Gran Bretaña se disputaron los territorios de América del Norte –la guerra se conoce con este nombre puesto que los nativos americanos se aliaron con los franceses–. Además, puesto que las colonias aún no se habían independizado de Gran Bretaña, éstas se unieron a los ingleses.

Un lugar llamado "Kentucke"

Boone ayudó al general británico Edward Braddock a atacar Fort Duquesne, una fortificación francesa ubicada en la actual Pittsburgh. George Washington, que por entonces era un joven líder de la milicia colonial, también se unió a la marcha. Durante el viaje, Boone conoció a John Findley, un comerciante que había recorrido las aldeas nativas americanas de Ohio y que le habló acerca un lugar llamado "Kentucke" por los nativos, un terreno de caza rico en ciervos, búfalos, osos y pavos. Tras la derrota, en la que hubo muchas bajas, Boone robó un caballo y regresó a Carolina del Norte con la mente puesta en la fabulosa Kentucky.

Las primeras noticias que tuvo Boone de Kentucky le llegaron a través de un comerciante llamado John Findley, el cual ya había recorrido esas tierras con anterioridad

El 14 de agosto de 1756, Boone se casó con Rebecca Bryan con quien tuvo diez hijos. Durante los siguientes años, Boone se ganó la vida como cazador, y a menudo desaparecía durante días, y a veces durante meses, en los montes Apalaches.

Primer viaje a Kentucky

En 1758 estalló un conflicto entre las fuerzas británicas y los cherokee, sus antiguos aliados. Después de que los cherokee atacasen el valle del río Yadkin, los Boone y muchas otras familias huyeron al norte hacia el condado de Culpeper, en Virginia. Boone sirvió en la milicia de Carolina del Norte durante el conocido como Levantamiento Cherokee, con la que se adentró aún mas en territorio nativo, más allá de las montañas Blue Ridge, y estuvo separado de su familia durante dos largos años.

La fundación de Nueva York por los holandeses

Más información

La fundación de Nueva York por los holandeses

5

Fotografías

A principios de 1769, John Findley, el comerciante que Boone había conocido durante el trayecto a Fort Duquesne, apareció en la cabaña de Boone. Findley le pidió que lo acompañara en un viaje a Kentucky junto con otros cuatro hombres. Boone no se lo pensó dos veces y ese mismo año partió con Findley y su grupo. Los hombres cruzaron los Apalaches a través de la abertura Cumberland. Habían sido pocos los hombres blancos que se habían atrevido a cruzar las montañas. Tras construir un campamento cerca de lo que ahora es Irvine, en Kentucky, pasaron varios meses cazando y explorando.

Una sucesión de tragedias

En 1775, un amigo contrató a Boone para abrir un camino hacia Kentucky con el objetivo de crear un nuevo asentamiento en tierras compradas a los cherokee. Boone lideró a unos treinta leñadores para despejar el camino que finalmente se convertiría en una ruta hacia la nueva frontera, la conocida como Wilderness Road. Tras construir un fuerte al que llamaron Boonesborough, Boone hizo venir a su familia y con ella llegaron muchos colonos más.

La vida en la frontera era peligrosa. Los nativos atacaban con frecuencia a los colonos con la esperanza de expulsarlos hacia el este. El 9 de octubre de 1773, el hijo mayor de Boone, James, y un pequeño grupo de hombres y niños fueron asaltados por un grupo de indios delawares, shawnees y cherokees. El grupo fue apresado y torturado hasta la muerte. La noticia se expandió como un reguero de pólvora a lo largo de la frontera y obligó al grupo de Boone a abandonar su expedición.

Los diversos encontronazos con diferentes tribus indias acabaron con la vida del hijo de Boone. Poco después el explorador estuvo prisionero durante cuatro meses por la tribu shawnee

El propio Daniel Boone fue capturado junto con un compañero de caza por un grupo de indios shawnee al mando del jefe Blackfish quien, impresionado por su habilidad en la caza y sus dotes para la exploración, adoptó a Boone, que vivió con los nativos durante cuatro meses. Al regresar a Kentucky, Boone había perdido todas sus tierras y propiedades a causa a las numerosas deudas que su familia había contraído en su ausencia.

Españoles y comanches, la guerra en Nuevo México

Más información

Españoles y comanches, la guerra en Nuevo México

5

Fotografías

La imagen icónica de Boone

Tras estos reveses legales y financieros, Boone intentó comenzar de nuevo. En 1799, se trasladó con su extensa familia a lo que hoy es el condado de St. Charles, en Missouri, y que más tarde formaría parte de la Luisiana española. Los españoles, ansiosos por promover el asentamiento en una región que estaba escasamente poblada, no se preocuparon de hacer cumplir el requisito oficial de que todos los inmigrantes debían ser católicos romanos. El gobernador español nombró a Boone "síndico" (juez y jurado) y líder militar del distrito de Femme Osage, donde le entregaron 850 acres de tierra. Pero en 1804, Boone perdió todas sus tierras cuando España transfirió el territorio a Francia y ésta, a su vez, lo vendió a Estados Unidos. En 1809, Boone solicitó al Congreso estadounidense que tuviera en cuenta sus reclamaciones. Por fin, en 1814, su petición fue atendida y sus tierras le fueron devueltas. Boone vendió la mayor parte para pagar sus antiguas deudas.

Tras reiteradas reclamaciones por parte de Boone, finalmente el gobierno americano le devolvió las tierras que le fueron confiscadas y pudo pagar todas sus deudas

En 1813, su esposa Rebecca falleció y Daniel Boone permaneció en Missouri hasta su muerte, el 26 de septiembre de 1820, justo en el año en que el pintor Chester Harding pintó el único retrato conocido del mítico explorador. Fue enterrado junto a su esposa en el cementerio de Marthasville.

A pesar de que Daniel Boone sigue siendo a día de hoy una figura icónica de la historia de Estados Unidos, su condición de héroe popular ha ocultado ciertos aspectos de su vida real. En palabras del propio Daniel Boone: "Muchas acciones heroicas y aventuras caballerescas que están relacionadas conmigo existen sólo en las regiones de la fantasía. Conmigo el mundo se ha tomado grandes libertades y, sin embargo, no he sido más que un hombre común".

George Washington, el héroe de la independencia de Estados Unidos

Más información

George Washington, el héroe de la independencia

12

Fotografías

Para saber más

Daniel Boone, serie

El último Mohicano

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?