Importantes hallazgos en Perú: 3 tumbas de la élite mochica

Los entierros, ubicados en cámaras funerarias, pertenecerían a la nobleza mochica, según sugieren las valiosas ofrendas halladas en el interior de las mismas: coronas, diademas, pectorales de cobre, armas y botellas escultóricas de gran calidad

1 / 10
tumbasucupe1. Cámaras funerarias repletas de objetos valiosos

1 / 10

Cámaras funerarias repletas de objetos valiosos

Foto: Museo Tumbas Reales de Sipán

tumbasucupe2. Huaca El Pueblo

2 / 10

Huaca El Pueblo

Foto: Museo Tumbas Reales de Sipán

tumbasucupe3. Cámaras funerarias con muros de adobe

3 / 10

Cámaras funerarias con muros de adobe

Foto: Museo Tumbas Reales de Sipán

tumbasucupe4. Vasijas de gran calidad

4 / 10

Vasijas de gran calidad

Foto: Museo Tumbas Reales de Sipán

tumbasucupe5. Walter Alva examina las tumbas

5 / 10

Walter Alva examina las tumbas

Foto: Museo Tumbas Reales de Sipán

tumbasucupe6. Representación de un rostro en bronce

6 / 10

Representación de un rostro en bronce

Foto: Museo Tumbas Reales de Sipán

tumbasucupe7. Tumba de la élite mochica

7 / 10

Tumba de la élite mochica

Foto: Museo Tumbas Reales de Sipán

tumbasucupe8. Representación de un dignatario mochica

8 / 10

Representación de un dignatario mochica

Foto: Museo Tumbas Reales de Sipán

tumbasucupe9. Botella escultórica con asa de estribo

9 / 10

Botella escultórica con asa de estribo

Foto: Museo Tumbas Reales de Sipán

tumbasucupe10. Representación erótica

10 / 10

Representación erótica

Botella escultórica con asa de estribo que representa una escena erótica: una mujer con su niño recostados en una tarima y un varón en el lado opuesto del niño y manteniendo relaciones sexuales con la mujer.

Foto: Museo Tumbas Reales de Sipán

tumbasucupe6

Importantes hallazgos en Perú: 3 tumbas de la élite mochica

Tres tumbas excepcionales de la élite mochica, fechadas entre el 250 y el 300 d.C., a comienzos de la fase Mochica Medio, han sido excavadas a no más de 10 metros al norte del lugar donde se descubrió la magnífica tumba del Señor de Úcupe hace ya unos 10 años, en la huaca El Pueblo, en Úcupe, en el departamento de Lambayeque en la costa norte de Perú. "Los trabajos que estamos realizando indican la presencia de varias tumbas en un espacio que se configura como una plataforma, donde se reutilizó la arquitectura de la fase Mochica Temprano. Esta plataforma debió de tener funciones exclusivamente funerarias", explica Edgar Bracamonte Lévano, arqueólogo del Museo Tumbas Reales de Sipán, a National Geographic España. Los entierros, ubicados en cámaras funerarias, pertenecerían a la nobleza mochica, según sugieren las valiosas ofrendas halladas en el interior de las mismas: coronas, diademas, pectorales de cobre, armas y botellas escultóricas de gran calidad, entre otros objetos.

Extrañas figurillas en una ofrenda ceremonial de la cultura wari (Perú)

Más información

Ofrenda ceremonial de la cultura wari

10

Fotografías

La primera tumba contenía los restos esqueléticos de una mujer y un niño; junto a la mujer había una pequeña escultura que representa a un dignatario mochica sentado en un trono y junto al niño había una botella escultórica con asa de estribo que representa una escena erótica: una mujer con su niño recostados en una tarima y un varón en el lado opuesto del niño y manteniendo relaciones sexuales con la mujer. "El personaje masculino sentado en un trono tiene un tocado sencillo, formado por telas a modo de turbante, y un pectoral decorado con escalones simétricos y peces gato", describe el arqueólogo. "Los artistas mochica reflejaron de manera muy explícita los órganos sexuales de ambas personas, aunque en esta escena erótica cubren partes de sus cuerpos con una manta", añade. "Esta representación en la tumba de un niño significaría el acto conmemorativo de la muerte y la promesa de vida que encarna el acto sexual", comenta.

La escena erótica representada en la botella escultórica estaría relacionada con la fertilidad

La segunda tumba, que aún está en fase de excavación, corresponde a un individuo de la élite mochica e incluye coronas, diademas y una gran cantidad de botellas escultóricas de gran calidad. Y la tercera tumba es una de las más importantes descubiertas en la zona, según ha destacado el célebre arqueólogo Walter Alva, el director del Museo Tumbas Reales de Sipán. "La tercera tumba es la más elaborada y su contenido es más sorprendente que el de las anteriores. En el fardo funerario no se halló la parte superior del cráneo, sólo la mandíbula, mientras que bajo el techo de la cámara funeraria y sobre la cámara misma se descubrió un cráneo al que le faltaba la mandíbula. De tratarse del cráneo del mismo personaje podríamos hablar entonces de un ritual bastante interesante, consistente en el proceso por el que pasaba un individuo para convertirse en un ancestro. El proceso de ancestralización del individuo se iniciaba con el uso de partes del mismo a modo de reliquias, convirtiéndolas en protectoras e intermediarias entre los entes divinos y de la naturaleza y los seres de este mundo", concluye.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?