Importante hallazgo en Palenque: un mascarón que representa a Pakal el Grande

El célebre gobernante maya de Palenque reinó durante casi todo el siglo VII d.C. Esta cabeza modelada en estuco, que le representa en edad avanzada, "es uno de los hallazgos más importantes de los últimos años", según nos explica el arqueólogo Benito Venegas

1 / 3
palenque1. Representación de un hombre anciano

1 / 3

Representación de un hombre anciano

La cabeza estucada, de tamaño y estilo naturalista, formó parte de algún decorado arquitectónico, probablemente a modo de mascarón (una cara deforme o fantástica que se usa como adorno arquitectónico).

Foto: Héctor Montaño, INAH

palenque3. Hallada en un patio de la Casa E, en El Palacio

2 / 3

Hallada en un patio de la Casa E, en El Palacio

"El hallazgo fue realizado en el patio este de la Casa E, la sede del poder político y administrativo de la antigua ciudad de Palenque. El patio funcionó en algún momento como un estanque de agua y posteriormente fue inhabilitado y se continuó la construcción de edificios en esta parte de El Palacio", explica Benito Venegas Durán, uno de los arqueólogos responsables del descubrimiento, a National Geographic España.

Foto: Héctor Montaño, INAH

palenque2. Pakal el Grande

3 / 3

Pakal el Grande

Cabeza en estuco que representa a Pakal el Grande, el rey maya de Palenque, quien fue entronizado durante la adolescencia y que gobernó hasta una edad avanzada.

Foto: Héctor Montaño, INAH

palenque1

Importante hallazgo en Palenque: un mascarón que representa a Pakal el Grande

Una cabeza modelada en estuco que representaría a K’inich Janaab’ Pakal, conocido como Pakal el Grande, el célebre gobernante maya de Palenque, ha sido hallada junto a otros objetos que conformaban una vasta ofrenda durante unas excavaciones realizadas en el patio este de la Casa E del conjunto arquitectónico conocido como El Palacio, en la Zona Arqueológica de Palenque, en Chiapas, en la región suroeste de México, según reveló a finales de agosto el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México.

"La cabeza pudo formar parte de las decoraciones que se encontraban en las pilastras, en los frisos o incluso en la crestería de algún edificio del interior de El Palacio y, de acuerdo con los rasgos fisonómicos que presenta, se trata de un personaje de edad avanzada; la realización de un análisis iconográfico y estilístico para conocer su identidad nos llevó a proponer al gobernante K'inich Janaab' Pakal como la posibilidad más fuerte", explica Benito Venegas Durán, uno de los arqueólogos responsables del descubrimiento, a National Geographic España. "Este mascarón de estuco es uno de los hallazgos más importantes de los últimos años, ya que desde los años 40 y 50 no se había localizado otro similar y en tan perfectas condiciones de conservación y, por supuesto, es aún más importante por la información que nos brinda el contexto tan interesante en el que fue ubicado", añade.

Así se presentó Pakal en el inframundo

Más información

Así se presentó Pakal en el inframundo

El contexto en el que fue descubierta la cabeza de estuco: al norte del patio este de la Casa E, casi en la esquina que forma con la Casa B (El Palacio es un complejo de edificios interconectados). Los arqueólogos Benito Venegas Durán y Wenceslao Urbina Cruz detallaron que la ofrenda estaba integrada por un primer nivel de fragmentos de alabastro y por la cabeza estucada, de tamaño y estilo naturalista, que se sabe que formó parte de algún decorado arquitectónico, aunque se desconoce su procedencia. "Bajo ella encontramos cuatro vasijas semicompletas de la fase Murciélagos, que es del periodo Clásico Tardío y que coincide con los últimos años del reinado de Pakal", comenta Venegas en el comunicado que difundió el INAH. "Cabe destacar que, a diferencia de otros sitios mayas donde las representaciones son genéricas, en Palenque muchos de los rasgos que vemos en la pintura mural o en las tallas de piedra son reflejos fieles de personajes específicos", agrega.

El tercer nivel de la ofrenda reveló un cúmulo de materiales, entre ellos figurillas y tiestos cerámicos, huesos tallados, dos perlas, fragmentos de jadeíta, sílex, concha nácar, obsidiana y cinabrio, una pieza de pirita pulida a modo de espejo, así como numerosos huesos de tortugas, róbalos, mojarras, lagartos, tenazas de cangrejos, aves pequeñas y caracoles. Todos los componentes de la ofrenda aluden a un contexto acuático y de fertilidad.

La misteriosa tumba maya de la Reina Roja de Palenque

Más información

La misteriosa tumba maya de la Reina Roja de Palenque

7

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?