Humor verde en una letrina del Imperio romano en Turquía

Narciso y Ganimedes aparecen representados en el mosaico que decoraba el suelo de la letrina: el primero contemplando con admiración el reflejo de su gran pene y el segundo raptado por una garza que le limpia el pene con el pico

1 / 5
letrinaromana1. Antigua letrina romana

1 / 5

Antigua letrina romana

Restos de un mosaico romano que decoraba el suelo de una letrina del siglo II d.C. en Antiochia ad Cragum, en el sur de Turquía.

Foto: Michael Hoff, University of Nebraska-Lincoln

letrinaromana2. Raptado por una garza

2 / 5

Raptado por una garza

A diferencia del mito original, Ganimedes es raptado por una garza de pico alargado que sujeta una esponja o toallita con la que le limpia el pene.

Foto: Michael Hoff, University of Nebraska-Lincoln

letrinaromana3. ¡Siniestro!

3 / 5

¡Siniestro!

Ganimedes, dotado de una extraordinaria belleza en la mitología griega, aparece aquí con un aspecto siniestro.

Foto: Michael Hoff, University of Nebraska-Lincoln

letrinaromana4. Narciso adora su pene

4 / 5

Narciso adora su pene

Narciso aparece representado con un aspecto grotesco: la nariz puntiaguda y contemplando con admiración el reflejo de su gran pene, aunque la parte del reflejo no se conserva en el mosaico.

Foto: Michael Hoff, University of Nebraska-Lincoln

letrinaromana5. Excavación del mosaico

5 / 5

Excavación del mosaico

La letrina pública de Antiochia ad Cragum aparentemente fue construida para los clientes del adyacente complejo de baños romanos.

Foto: Michael Hoff, University of Nebraska-Lincoln

letrinaromana2

Humor verde en una letrina del Imperio romano en Turquía

Hace unos 1.800 años esto era una letrina, un retrete colectivo con asientos de mármol o madera para orinar y defecar (y con una canalización de agua limpia) de los que ya no queda rastro, pero sí que se ha conservado una buena parte del mosaico que decoraba el suelo de la letrina, en el que aparecen Narciso y Ganimedes, dos figuras de la mitología grecorromana, en versión humorística. El humor de retrete ya existía en el siglo II d.C. y, aunque la temática de los chistes verdes era otra, el contenido sigue siendo el mismo: picante, erótico y sexual. Solemos percibir la historia como algo serio y respetable, pero esa gente que vivió siglos atrás también se partía de risa.

"A veces, cuando excavamos ciudades como esta, olvidamos el factor humano: que fue una ciudad hecha de gente y no sólo de cosas", dice Michael Hoff, de la Universidad de Nebraska-Lincoln, en referencia a la antigua ciudad en la que ha sido realizado el hallazgo, Antiochia ad Cragum, en el sur de Turquía, cuyas excavaciones dirige desde 2005. "Lo que descubrimos son cosas, pero son un recordatorio de que había personas y que tenían sentido del humor. Es un factor humanizante que hace que nuestro hallazgo sea aún más emocionante", expresa en un comunicado de dicha universidad.

Pompeya: un fresco del dios Príapo pesándose el miembro en una balanza

Más información

¿Por qué se pesaba el miembro?

10

Fotografías

Los romanos amaban la risa, el cachondeo y la exageración, prueba de ello es el fresco recientemente descubierto en Pompeya, en el que aparece representado el dios Príapo pesándose el miembro en una balanza. El joven Narciso, hermoso y orgulloso, enamoraba a muchachos y muchachas, según la mitología clásica, pero él rechazaba a todos sus pretendientes, incluida la ninfa Eco, por ello Némesis, la personificación de la venganza, le castigó con un insaciable amor a sí mismo: al inclinarse para beber en una fuente se enamoró de su propia imagen, quedó atrapado por ella y se consumió hasta convertirse en la flor del narciso.

En el mosaico de Antiochia ad Cragum, Narciso aparece representado con un aspecto grotesco: la nariz puntiaguda y contemplando con admiración el reflejo de su gran pene, aunque la parte del reflejo no se ha conservado en el mosaico. Ganimedes, dotado de una extraordinaria belleza, fue raptado por Zeus por medio de un águila y se convirtió en su amante y en el escanciador en la mesa de los dioses olímpicos. En la letrina pública de Antiochia ad Cragum, aparentemente construida para los clientes del adyacente complejo de baños romanos, Ganimedes muestra un aspecto siniestro y, a diferencia del mito original, es raptado por una garza de pico alargado que sujeta una esponja o toallita con la que le limpia el pene a Ganimedes, quien lleva un palo en la mano derecha con el que hacía rodar un aro, un juguete muy antiguo.

El humor en Roma: ¿de qué se reían los romanos?

Más información

El sentido del humor de los romanos

6

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?