Descubierto un tesoro de monedas de plata de los celtas en Eslovaquia

El tesoro de monedas, formado por unos 40 tetradracmas, fue escondido en una zona muy accidentada "durante los desastrosos años que siguieron a la destrucción de los castros o poblados fortificados celtas en este país, durante los primeros decenios de la era cristiana", explica Karol Pieta a National Geographic España

1 / 3
tesorodemonedas1. Unos 40 tetradracmas de la tribu celta de los cotini

1 / 3

Unos 40 tetradracmas de la tribu celta de los cotini

Foto: Karol Pieta, Slovak Academy of Sciences

tesorodemonedas2. Reverso de la moneda: un caballo corriendo

2 / 3

Reverso de la moneda: un caballo corriendo

Foto: Karol Pieta, Slovak Academy of Sciences

tesorodemonedas3. Lugar del hallazgo, al norte de Eslovaquia

3 / 3

Lugar del hallazgo, al norte de Eslovaquia

Foto: Karol Pieta, Slovak Academy of Sciences

tesorodemonedas1

Descubierto un tesoro de monedas de plata de los celtas en Eslovaquia

Un tesoro de monedas de plata de la tribu celta de los cotini fue descubierto el pasado mes de octubre en una pendiente pronunciada de Mošovce en Gran Fatra, una cordillera de los Cárpatos occidentales, en el norte de Eslovaquia, según revela Karol Pieta, el director adjunto del Instituto de Arqueología de la Academia Eslovaca de Ciencias, a National Geographic España. "Se trata del segundo tesoro de monedas hallado en esta pendiente. Como es habitual en esta zona, el tesoro de monedas estaba depositado inicialmente en una funda orgánica, quizá en un monedero, oculto durante los desastrosos años que siguieron a la destrucción de los castros o poblados fortificados celtas en este país, durante los primeros decenios de la era cristiana. La erosión del suelo acabó dispersando el tesoro en un área de 2 m2 de la pendiente", comenta Pieta.

El tesoro está formado por unos 40 tetradracmas, acuñados con plata de gran calidad, de la tribu celta de los cotini, que habitó en los Cárpatos occidentales desde el siglo I a.C. hasta el siglo II d.C. "Las monedas, de entre 7 y 11 gramos de peso, estaban originalmente inspiradas en las antiguas monedas greco-macedonias, pero de una forma bastante original: significativa es la imagen de un caballo corriendo en el reverso y en el anverso aparece el contorno fuertemente estilizado de una cabeza", asevera el arqueólogo eslovaco.

Cada tetradracma, equivalente a 4 dracmas, probablemente fue acuñado con la plata procedente de un depósito cárpato: el poder económico de los celtas en la zona de Eslovaquia se basaba principalmente en la extracción de recursos naturales como el oro, la plata y el hierro.

Excavan una tumba de carro de época romana en Budapest

Más información

Una tumba muy especial excavada en Budapest

10

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?