Visiones de la Tierra

Un macaco japonés se protege del frío en un manantial de aguas termales de Nagano.

VOEdiciembre2013

VOEdiciembre2013

VOEdiciembre2013

Japón— El Parque de los Monos de Jigokudani (o «Valle del Infierno»), en la prefectura de Nagano, es famoso por sus fuentes termales. El agua caliente es una bendición para los macacos japoneses, que suelen congregarse en estos manantiales cuando la temperatura desciende por debajo de 0 ºC.

Publicado en diciembre de 2013.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?