Estonia— En Kurtna, localidad del nordeste del país, un poni llamado Rainbow recibe con complacencia el calor del sol invernal. Este curioso ejemplar de cuatro años de edad es mitad caballo autóctono estonio y mitad poni de las Shetland, dos razas famosas por su resistencia y versatilidad.