Indonesia— En la bahía de Cenderawasih, en el noroeste de la isla de Nueva Guinea, un tiburón ballena abre las fauces para comer. Los pescadores de la zona creen que esta especie –el pez más grande del mundo– trae buena suerte, así que dejan sus redes repletas de pequeños peces, un cebo que mantiene a los tiburones cerca de la bahía todo el año.

Publicado en mayo de 2015

Más Sobre...
Tiburones