Estados Unidos— Los gajos de una naranja generan suficiente corriente eléctrica (3,5 voltios) para encender un LED. El ácido cítrico de la fruta favorece el flujo de electrones desde los clavos galvanizados hasta el cable de cobre en esta exposición fotográfica de 14 horas.

Publicado en septiembre de 2013.