El volcán Fagradalsfjall

Volcán Fagradalsfjall, Islandia

Volcán Fagradalsfjall, Islandia

Foto: Erez Marom / Cordon Press

Erez Marom, fotógrafo profesional de la naturaleza, guía fotográfico y viajero con sede en Israel, pasó dos semanas presenciando y documentando la evolución de la erupción del volcán Fagradalsfjall. Sus imágenes capturadas con un dron muestran la lava caliente burbujeante que fluye del volcán. En un momento durante su visita, Erez afirma que había entre 15 y 20 drones sobre la erupción al mismo tiempo. “El día de mi primera visita solo había una fisura que, por hermosa que fuera, presentaba opciones limitadas de disparo”. Erez explica que pronto, en tan solo unos días, otra fisura entró en erupción, luego otra, y que cuando se fue había no menos de 7 fisuras que erupcionaban violentamente. "Una vista absolutamente asombrosa"

El volcán entró en erupción por primera vez el 19 de marzo y desde entonces atrajo a numerosos espectadores asombrados. Esta fisura en el volcán, la cuarta en aparecer durante esta serie de erupciones, comenzó a rezumar lava en las primeras horas del 9 de abril, lo que resultó en un manto abrasador de roca fundida. "Los ríos de lava fluían hacia abajo desde las fisuras, dividiéndose, reuniéndose, fluyendo alrededor de otras fisuras, llenando el valle de Geldingadalir y derramándose hacia los valles cercanos. Esto, junto con el hecho de que se producía muy poco gas y humo, facilitó el acercamiento a la lava. De hecho, la fisura número 4 estalló exactamente donde estuve parado un día antes" cuenta Marom. "¡Pero eso no se lo cuentes a mi madre!" concluye con humor.